viernes, 26 febrero, 2021
Banner Top

Para 1986 el mundo del fútbol estaba prácticamente plagado de estrellas, sobretodo en el famoso calcio italiano. Napoli lo tenía a Maradona, Udinese a Zico, Fiorentina a Passarella, Roma a Falcao, Milan a los tres holandeses, Cagliari a Francescoli, Verona a Elkjær Larsen, Inter a Matthäus y Brehme y, por si fuera poco, la Juve tenía a Platini y Boniek. Una gala de la que muchos disfrutaron.

Nantes, de las ciudades más acomodadas del noroeste de Francia, recibe a Jorge Burruchaga, el protagonista de esta historia que supo darle la alegría más grande a Argentina hasta ahora. No es casualidad que ‘Burru’ haya comandado grandes equipos, como aquel Independiente de 1984 sin grandes compañeros de gesta.

El 29 de junio de 1986 no había sonado el teléfono en el vestuario de la ‘albiceleste’. Faltaban 5 minutos para que los equipos salieran a la cancha, el delegado de campo asomaba para dar la orden y ahí, en el camerino local del estadio Azteca, la incertidumbre era total. 

Jorge Luis Brown contaba que, como cábala, esa selección de Bilardo tenía una que no fallaba. Recuerda que había un teléfono colgado en la pared del vestuario de Argentina que siempre sonaba antes de los partidos y siempre era el propio ‘Tata’ el que contestaba, pero el interlocutor nunca hablaba. La llamada siempre se quedaba muda y Brown procedía a colgar. Sonó contra Corea y ganaron, sonó contra Bulgaria y ganaron, contra Uruguay también, además de Inglaterra y Bélgica, que igual sucumbieron en la cancha. 

El teléfono nunca tardaba y esa cábala se hizo gigante en el vestuario. Pero en aquel mediodía mexicano de junio, el teléfono se demoró más que de costumbre.

La impaciencia los desbordaba a todos, incluido al gran cabalero Carlos Bilardo. De repente, ya cuando el grupo se dirigía a salir por el corredor para saltar a la cancha, ese teléfono pegó un timbrazo. Brown corrió para contestarlo y decir “casi que no llamas hijo de…” y colgó.

La tarea estaba hecha y la cábala, también. Había una corazonada, desde Maradona hasta Burruchaga, en la que se sentía que ese partido contra los alemanes estaba guiado por el destino. Los goles del mismo ‘Tata’ y Valdano hacían creer que nada podía salir mejor. Hasta que llega el empate de Völler a los 80 minutos.

180 segundos después Maradona recibe perfilado, los alemanes achicaban en zona propia el envío desde la mitad de Diego y la salida con ‘El Negro’ Enrique. Cortaban cualquier avance peligroso porque ya habían empatado el partido y un esfuerzo más los dejaría con su tercera Copa del Mundo. Si la fórmula fallaba irían a penales, pero todo cambió en un par de segundos.

Diego se voltea, mete una pelota profunda a espaldas de Matthäus y Brehme, ‘Burru’ arranca por izquierda envalentonado y Briegel lo sigue sin poderlo alcanzar. Jorge ve la ropa amarilla de Schumacher al ingresar al área con el susto de que le corte el avance. Pero el portero alemán se había demorado una centésima de segundo en salir a achicar. El delantero la puntea suave, con la fortuna que se le va entre las piernas al arquero y Valdano abre los brazos en señal de victoria.

Jorge Burruchaga celebra y al levantarse ve a Jesús, pero mira de cerca y es la gran estampa de Sergio Batista que se parece al Mesías. Se abraza con los demás y con Maradona. ‘Burru’ acaba de hacer “la carrera más larga de su vida” y, de paso, le entrega la Copa a un país escéptico que ya puede decir: “Somos campeones del mundo”. 

 

También puedes leer:   Rodrigo De Paul, un jugador de Selección

 

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 34 times, 5 visits today)
Tags: , , , , ,
Avatar
Comunicador Social y Periodista colombiano. Fanático del deporte en general y apasionado por el fútbol. Amante de las buenas historias que pueden cambiar la vida de las personas.

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores