sábado, 19 junio, 2021
Banner Top

Dani Jarque siempre con nosotros”. Ese era el mensaje que tenía en una camiseta blanca don Andrés Iniesta en la celebración del gol que le marcó a Holanda en la final del Mundial de Sudáfrica. Una historia de amistad y fútbol que se terminó de sellar aquel 11 de julio de 2010.

El exjugador del Espanyol de Barcelona era el mejor amigo de Iniesta, y su muerte el 8 de agosto de 2009 en Italia durante una pretemporada del club “periquito” le significó a Andrés una depresión terrible que, ad portas del Mundial de 2010, le hacía mella en su salud mental y física también.

El 13 de abril de 2010, durante un entrenamiento con el Barcelona a puerta cerrada, Iniesta se desgarra el muslo derecho que lo aleja momentáneamente del club catalán: era la cuarta lesión del jugador en un año. A dos meses del Mundial y con la cabeza puesta en otro lado, el número 8 del Barcelona solo encuentra consuelo en el fisioterapeuta de la Real Federación Española de Fútbol, Raúl Martínez, quien le brinda los mejores ánimos para seguir con la cabeza en alto.

Andrés, luego de sentir el dolor en el isquiotibial, se va a una esquina a llorar desconsolado por lo sucedido, con la cabeza baja y la incertidumbre de si va a poder jugar el Mundial. La selección sigue su evolución de cerca, incluso se especula que no estaría para ser convocado, pero finalmente Vicente Del Bosque decide incluirlo dentro de los 23 jugadores que llegarán al país africano a disputar el certamen, y claro, a escribir su propia historia.

España llega a la final dando un tumbo en el primer partido ante Suiza. Un 1-0 en contra que ayuda a sembrar más dudas en el seleccionado ibérico, y que por ende, genera expectativa en su segunda salida ante Honduras en la fase de grupos. El último campeón de la Eurocopa llega como favorito, pero se da cuenta que no será nada fácil.

Con un gran nivel de juego que logra levantar y un deseo imparable, España supera a Honduras y empata con Chile en el grupo H y espera en octavos a Portugal, a quien vence por la mínima diferencia. Parece que a la ‘Roja’ le alcanza con lo justo para seguir avanzando y en cuartos de final vence, también por 1-0, a la siempre difícil Paraguay. En semifinales enfrenta a Alemania en donde con un certero cabezazo de Carles Puyol le basta para llegar a la primera final de su historia contra Holanda.

Minuto 61:22. El momento en el que se contiene la respiración. La jugada que pudo haber cambiado la historia. La simple razón por la cual, al final, uno es el que ríe y el otro es el que llora. Una pelota que viene de arriba, Xabi Alonso que no logra captar el rebote y le queda a Wesley Sneijder, quien filtra de frente una pelota entre los defensores españoles y que tiene como receptor a Arjen Robben.

El jugador del Bayern Múnich arranca una carrera que le puede significar un gran logro a ‘La Naranja Mecánica’, pero tiene enfrente a su excompañero del Real Madrid. Iker Casillas lo enfrenta, le achica el ángulo, lo aguanta y con el borde externo de su pie derecho envía al córner ese remate del holandés que hubiese cambiado la historia. Un segundo en el que la respiración de ambas naciones se contuvo, un segundo que pudo ser distinto, un segundo que no se volverá a repetir jamás.

Bueno, en realidad esa jugada en similitud se repitió al minuto 82. Salvo que en esta ocasión cuando, el mismo Robben emprendía su huida para encarar de nuevo a Casillas, su marcha fue entorpecida por Carles Puyol y Gerard Piqué y en la que el holandés no pudo estar mano a mano con el portero. Otra oportunidad que se pierde Países Bajos y que no tendrá vuelta atrás.

El reloj del Soccer City de Johannesburgo marcaba el minuto 115 con 34 segundos. Segundo tiempo extra del partido tras el 0-0 en los 90 reglamentarios. Jesús Navas arranca por la derecha una carrera de 35 metros que es interceptada por tres holandeses en la mitad del campo.

Navas cede la pelota a Iniesta, quien de tacón entrega a Cesc Fábregas y este de nuevo juega con Jesús. Hasta ahí la jugada en ofensiva de España no tenía tinte de peligro para el rival, pero Jesús Navas corre hacia la izquierda pasando a Fernando Torres y, en ese momento, libera el espacio en la mitad para que Iniesta ocupe esa posición como nueve de área.

‘El Niño’ ve ingresar a Andrés por el centro del área y le envía el pase, pero con la mala fortuna de que lo intercepte Van Der Vaart. Tal vez el fútbol, el cosmos, el destino así lo quiso. La pelota le queda nuevamente a Fábregas y, sin mediar pensamiento, toca de primera con Iniesta quien queda habilitado y solo frente a Stekelenburg.

El sonido de las vuvuzelas se suspende, el ambiente se enrarece y aparece en escena ese silencio ensordecedor que muestra la antesala a las grandes gestas de la humanidad. Eran solo Iniesta y el balón. Iniesta y el destino.

Al minuto 115 con 55 segundos, 19 segundos después que Navas tomara la pelota en campo propio, sucedió que Andrés Iniesta, ese muchacho nacido en Fuentealbilla, Albacete, abrió esa puerta que se cerró décadas antes y en la que ningún español había soñado con estar ahí.

La estampida humana en la celebración del gol de Andrés terminaría con todas esas especulaciones en las cuales España era el blanco de burlas y críticas por no tener logros importantes en sus vitrinas. Iniesta decía presente en el Mundial gracias a la perseverancia de un sueño que comenzó a forjarse dos años antes. Al final España e Iniesta le rindieron el mejor homenaje a su gente y, sobre todo, a su amigo Dani Jarque cuando gritaron “somos campeones del mundo”.

 

También puedes leer:   Gerard Nus: "Me gustan los equipos que atacan, que son valientes"

 

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 78 times, 10 visits today)
Tags: , , , , , ,
Comunicador Social y Periodista colombiano. Fanático del deporte en general y apasionado por el fútbol. Amante de las buenas historias que pueden cambiar la vida de las personas.

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores