miércoles, 23 septiembre, 2020
Banner Top

Acarigua, tierra llanera protagonista en la Independencia de Venezuela que este 2020 cumple su cuarto centenario de fundación, es ahora también un referente en el mapa sudamericano del fútbol: hace 23 años vio nacer a Yeferson Soteldo, el futbolista que tiene rendido a sus pies a la torcida del Santos de Brasil.

De origen humilde, Soteldo soñaba con driblar rivales como lo hacía Oliver Atom en el anime Supercampeones, cuando fue captado a los 13 años por un ojeador del club más ganador en Venezuela, Caracas FCEra la ocasión ideal de mostrar sus capacidades y acceder a las inferiores de un equipo que ha producido talentos como Oswaldo Vizcarrondo, Ronald Vargas y Roberto Rosales, por nombrar algunos.

Cuando se instaló en la pensión del Caracas FC, Soteldo sintió la presión de jugar en las inferiores de un equipo grande. La ausencia de guía parental causó que tomara malas actitudes como llegar tarde a entrenamientos y no seguir instrucciones de los entrenadores. Detonantes que derivaron en el jugador siendo apartado del equipo al término de la temporada.

Soteldo, con 14 años, regresó a casa junto a su madre, Franchi Martínez. De vuelta en Acarigua, específicamente en la población de El Muertico, estuvo en búsqueda de esa madurez faltante en Caracas, hasta pensó en dejar de jugar al fútbol. Durante tres meses alejado del deporte, ayudaba a diario a su padre a repartir frutas en el mercado municipal, también a vender tostones en el transporte público. Todo ese sacrificio se convirtió en el impulso necesario para recobrar ánimos y volver a patear balones con mayor enfoque.

 

“El fútbol me salvó la vida, lo digo en serio”, dijo en una entrevista al diario El Mercurio de Chile en febrero de 2018. “Viví en un entorno marcado por la violencia del barrio en el que viví. Por eso soy agradecido”.

 

La oportunidad, Zamora FC

 

De niño, soñaba con portar la elástica de los Diablos Rojos del Manchester United, tal como reconoció recientemente en una entrevista para el podcast El Drink Team, cuando le llegó una chance casi por azar. Noel Sanvicente, ex seleccionador mayor de Venezuela y en aquellos días DT del Zamora FC, le vio sobresalir entre una camada de adolescentes en unos juegos distritales. 

“Fui por casualidad a ver un partido entre juveniles de los estados Barinas (donde está Zamora) y Portuguesa (de donde es Soteldo). Y quedé impactado cuando vi a ese chiquitito sacándose de encima a todos con el balón. Ahí tuve que convencerlo a él y a su mamá”, mencionó el entrenador al periodista Javier Ramírez-Musella en 2018.

La maduración de Soteldo fue rápida, debutó en la temporada 13-14 con tan solo 16 años. El estadio Agustín Tovar, una de las sedes de la Copa América 2007, fue testigo privilegiado de su incipiente talento. Por azares del destino en La Carolina, como también es conocido la sede del Zamora FC, fue dónde debutó con la Vinotinto de mayores en el año 2016. Jugó los 90 minutos en victoria local 1-0 sobre la selección de Costa Rica. ¿Quién fue el seleccionador que lo hizo debutar?, Noel Sanvicente.

También puedes leer:   Brasil 9-0 Colombia: una hazaña que terminó en humillación

 

Soteldo en su primer paso como profesional. (Prensa Zamora F.C.)

 

Con la camiseta 30 enfundada, Soteldo ayudó al Zamora FC coronarse campeón de Primera División a finales de 2016, logrando su tercera estrella en la Liga local. Después de tres temporadas y media, con destacadas participaciones en Liga y Copa Libertadores, Soteldo tenía condiciones para dar el salto hacia nuevos desafíos.

 

Salto al exterior y hazaña con la Sub-20

 

El Huachipato de Chile se hizo con sus servicios por 2.1 millones de dólares. Fue el traspaso más costoso en la historia del elenco que hace de local en Talcahuano, al sur del país Austral. Esta evolución en su carrera trajo un cambio de dorsal, ahora jugaría con la 10 en su espalda.

La carrera de Soteldo siguió en ascenso. Contra todo pronóstico, fue parte fundamental en el subcampeonato del mundo sub-20 que la selección de Venezuela consiguió en el Mundial de Corea del Sur en 2017, perdiendo la final contra Inglaterra.

Reconocimientos como “Jugador Extranjero” de la temporada 2017, además de ser incluido en el 11 Ideal, hizo llamar la atención de un grande de Chile. La Universidad de Chile fue su siguiente paso, y con él, comenzó a lucir la 10 en un grande de Sudamérica. Llegó en calidad de cedido a la U por una temporada. Entre altos y bajos tuvo una aceptable campaña durante el 2018, aunque fue blanco de ciertas críticas proveniente de la demandante hinchada azul, ansiosa de títulos.

Para inicios del 2019, se presentó una encrucijada en el futuro de Soteldo. Volver al Huachipato, dueño de su ficha o buscar un destino donde encontrar mejores sensaciones que las tenidas en la U. Fue cuando un histórico del continente suramericano tocó la puerta y por ende, una oportunidad de oro para el despegue en su trayectoria.

 

En la cima de Sudamérica

 

También puedes leer:   El Aztecazo japonés

El estadio Urbano Caldeira -más conocido como Vila Belmiro- en la ciudad brasileña de Santos, ha visto marcar época a un futbolista considerado para muchos como el mejor de la historia: Pelé. El delantero portó durante 14 años la camiseta 10 del Santos, la misma que el venezolano Soteldo luce desde inicios de 2019. Una gran responsabilidad.

Contó Soteldo recientemente en una entrevista cómo consiguió hacerse con el legendario dorsal 10 del Santos. A solo minutos de haber aterrizado en Brasil camino a hacerse las pruebas médicas, le preguntó al presidente del Santos, José Carlos Peres, si podía escoger la 10 que había usado desde niño. Toda una muestra de actitud encaradora, como buen extremo izquierdo retando a la defensa. El dirigente solo respondió con una sonrisa dubitativa.

Nuevamente durante la cena previa a la presentación, en una demostración de perseverancia, hizo la misma solicitud que pocas horas antes había hecho: “quiero la 10 Presi”, demandó Soteldo al máximo dirigente del Peixe. Peres respondió con frases evasivas, emulando con palabras los movimientos del venezolano en el campo de juego. A las pocas horas, durante la rueda de prensa ante los medios, Soteldo vio estampado el dorsal 10 que había solicitado con insistencia. Primer objetivo desbloqueado en Santos, esta vez fuera de la cancha.

Por el contrario, su camino en las mayores de la selección todavía no ha visto el desempeño que sí tuvo a nivel de clubes. Una gran decepción tuvo Soteldo con La Vinotinto en la Copa América 2019, cuando fue convocado a última hora por el seleccionador Rafael Dudamel, debido a la lesión de Adalberto Peñaranda. Posteriormente, su selección fue eliminada por Argentina en cuartos de final liderada por Lionel Messi, uno de sus ídolos.

Actualmente, en la imprenta que Josualdo Ferreira ha venido diseñando desde el pasado año en Santos, Soteldo se ha visto como un futbolista más maduro, capaz de adaptarse a flexibles variantes tácticas, abarcando zonas poco exploradas previamente como segunda punta, a la vez que sigue demostrando su habitual fantasía como extremo izquierdo.

También puedes leer:   Gracias por volver, Alain

 

Soteldo, en su presentación con el Santos, con la 10 a la espalda. (Santos F.C.).

Impacto de Soteldo en Venezuela

 

Venezuela, único país de Sudamérica que aún no ha clasificado a un Mundial, no se había caracterizado por exportar futbolistas a ligas tan exigentes como la brasileña, menos aún como el caso de Soteldo, de forma tan mediática. Hay que recordar que, antes de su llegada, solo una decena de venezolanos habían tenido oportunidad de hacer carrera en la Liga de Brasil. Rómulo Otero en Atlético Mineiro y Alejandro Guerra en Palmeiras han tenido cierta relevancia en época reciente.

La Liga venezolana actualmente afronta una profunda crisis institucional y económica. Equipos que incumplen con pagos a su plantilla durante meses, instituciones históricas que desaparecen por falta de apoyo económico o efímeros patrocinios de gobiernos regionales, carencia de canchas aptas para entrenamiento y práctica del fútbol de alta competencia son sólo algunos de los problemas.

Entre tantos límites para exportar talento al exterior, historias como la de Soteldo y el subcampeonato alcanzado por La Vinotinto Sub-20 en el Mundial de Corea del Sur en 2017 brindan rayos de esperanza. La selección de Venezuela apenas participaba por segunda vez en un campeonato mundial de la categoría, toda una hazaña.

Soteldo pertenece a una generación de figuras jóvenes que incluyen a Wuilker Fariñez en el arco de Millonarios de Colombia, Yangel Herrera mediocentro en Granada de España o Jan Hurtado delantero del Boca Juniors argentino. La Vinotinto tiene con estos exponentes, posibilidades reales de clasificar por primera vez a un Mundial en el próximo Catar 2022. Toda la experiencia acumulada en procesos en inferiores desde hace aproximadamente cinco años son la principal carta de presentación.

Jugadores consagrados como Roberto Rosales, Tomás Rincón, Salomón Rondón y en especial Juan Arango, que lograron destacarse en ligas de alto nivel como la italiana, inglesa, alemana o española, inspiraron a Soteldo y otros tantos niños venezolanos a jugar fútbol. Ahora el propio Soteldo inspira a muchos pequeños soñar algún día jugar con el dorsal 10 del Santos, el 10 Vinotinto.

 

Fuentes: Luis Cotté, Economía y Negocios.

Tags: , , , , , ,
Francisco Mayz
Venezolano en Madrid. Ingeniero. Veo con mirada analítica cualquier partido o evento deportivo. Me gusta hablar con cualquiera que mire el deporte más allá de los resultados, de ahí salen buenas historias para contar.

Related Article

1 Comment

Avatar
Manuel Rodríguez 01/07/2020 at 11:45

Excelente nota, muy bien explicada y docunentada. Felicitaciones Francisco. Saludos.

Leave a Comment

The BreakerLetter

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Wing, el espíritu del fútbol

Mis Marcadores

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Archivo