viernes, 23 agosto, 2019
Banner Top

Wendie Thérèse Renard (Schoelcher, Martinica; 20 de julio de 1990) tenía muy claro desde pequeña que quería jugar al fútbol. Veía los partidos en familia, con su tía – que era árbitro, en partidos entre clubes de su región – y su madre. Para Renard, al igual que nos ocurrió a muchas otras niñas nacidas en los 90′, el Mundial del 98′ fue el primero que disfrutó siendo consciente de la magnitud de lo que veía. Un torneo en el que se impuso su país como campeón.

En Martinica era extraño que las mujeres fueran aficionadas al fútbol, pero no era el caso de la familia de Wendie, lo que contribuyó enormemente para que la jugadora viera como una posibilidad el hacer carrera en este deporte. Y, a pesar de que hasta el 2003 la selección francesa femenina no se clasificó para un Mundial, televisaban partidos del conjunto de les Bleues donde la joven encontró a su gran referente: Marinette Pichon, la máxima goleadora histórica del fútbol francés femenino con 82 tantos y que hiciera su debut con el conjunto nacional en 1994. Como contó a The Players Tribune, cuando Wendie la veía en televisión, sentada en el sofá junto a su madre, se giraba hacia ella y le decía: “un día, yo también llevaré esa camiseta”.

La influencia que ha tenido la promoción del Mundial de Francia celebrado este verano es clara cuando vemos noticias de que ahora las niñas ya eligen la profesión de jugadora de fútbol como una de las posibles en su futuro. Cuando a Renard se lo preguntaban, a finales de los 90′, su profesora le dijo que aquella profesión no existía. Como a Malcolm X cuando le dijeron que un niño de su raza no podía ser abogado, sólo dedicarse a oficios manuales. La futbolista del l’Olympique Lyonnais quería dedicarse a ello, y nada iba a detenerla. Si tenía que emigrar, lo haría, como en su día tuvo que hacerlo Rose Reilly para ser la estrella del fútbol italiano que estaba destinada a ser.

Su entrenador en Martinica le aconsejó, por contactos que tenía en el continente europeo, que viajase a Clairefontaine para realizar allí una prueba para cadetes. No la pasó.

¿Qué podía hacer, coger un avión de vuelta hasta su tierra? Llamó a su entrenador y le pidió consejo: volar a Lyon y tratar de ver si allí tenían sitio para ella. Wendie llegó en el momento idóneo: l’OL masculino acababa de absorber, dos años antes, el FC Lyon y buscaba formar una fuerte cantera y un equipo que, a base de inversión y talento, se ha convertido en el mejor club femenino de Europa.

A los 16 años había encontrado su destino. Con este club ha ganado seis Champions y es la líder espiritual de este equipo y la capitana. Gracias a su gran progresión se ha consolidado como una de las mejores centrales, sino la mejor – un muro, muy difícil de regatear, con gran juego aéreo e increíble habilidad con los pies, no le han faltado las comparaciones con Virgil, quizá por su imponente figura y su elegancia sobre el césped – que hay ahora mismo, al menos en Europa.

La única espina de esta Vie en rose son las citas mundialistas. La caída como anfitrionas este verano fue dura, y aunque en los anteriores encuentros no vimos a la Renard tan centrada como la que se ve con l’OL – marcó un gol en propia –, hizo doblete ante Corea del Sur en el partido inaugural que hacía soñar a Francia con la victoria final, y ante Nigeria un tanto de penalti. En el encuentro de cuartos de final ante Estados Unidos, cuando todo parecía perdido, se erigió como abanderada de nuevo, como Marianne guiando al pueblo hacia la libertad, marcando el gol del honor en el minuto 81 de partido que todavía daba un halo de esperanza durante los minutos finales.

En la próxima cita tendrá 33 años. Conociendo a las grandes figuras femeninas que hemos visto jugando hasta cuatro mundiales – con Formiga como icono por encima de todas, con siete –, quizá aún tenemos la oportunidad de ver a Wendie Renard alzando la copa mundialista, como la hemos visto tantas veces alzar el hermoso trofeo de la Champions femenina.

Tags: , , , , ,
Maria Valentina Vega
Traductora, redactora y entrenadora de fútbol Nivel 1

Related Article

0 Comments

¿Qué te pareció la nota?

A %d blogueros les gusta esto: