domingo, 1 agosto, 2021
Banner Top

Antes de Río 2016, la última aparición del rugby en unos Juegos Olímpicos fue en 1924, en París, Francia. Fue en su versión a 15 jugadores, un torneo que tuvo muchas peculiaridades dignas de la época, además de un inusual campeón que llegaba como víctima.

Durante los años 20 el rugby no era muy popular en Estados Unidos, a pesar de que habían ganado el oro olímpico en Amberes en 1920. El único Estado donde el rugby gozaba de algo de popularidad era California, por eso la Federación de Rugby de California fue la que se encargó de presionar al Comité Olímpico estadounidense para que enviara un equipo a defender la medalla.

El Comité aceptó, pero no pagaría los gastos, mientras en Francia, el equipo local, era el favorito para ganar el torneo y para cobrar revancha de Amberes, en donde perdieron ante los americanos. Los jugadores “yanquis” como se les conocía en esos años, tuvieron que buscar la manera de costear el viaje. Había tan poco entusiasmo en el medio local, que a los jugadores les dijeron “vayan y tomen las derrotas como caballeros”.

La primera travesía fue un viaje de California a Nueva York, en tren, el cual duró 6 días, para después tomar un crucero de 9 días hacia Europa, en donde la mayoría de jugadores enfermó debido a las condiciones del viaje. Al llegar a Francia, inició la hostilidad, y las autoridades los tuvieron retenidos 12 horas antes de dejarlos entrar al país.

Una vez instalados, sufrieron el robo de sus pertenencias durante el primer día de entrenamiento, que dicho sea de paso realizaban en un parque por que no se les proporcionó un campo para entrenar. 

El torneo cambiaría de última hora con la inclusión de Rumania, que se había añadido al torneo, pero aun así los locales eran los favoritos. El torneo se jugó en mayo de 1924 en Colombes, a pesar de que la justa olímpica inició hasta Julio. En el primer partido Francia fácilmente dio cuenta de Rumania con un 59-3, producto de 13 trys. En el otro partido, a pesar del hostil ambiente creado por la prensa francesa, los estadounidenses lograron superar a los rumanos con un contundente 37-0.

La final entre Francia y Estados Unidos sería una batalla; mientras las Águilas pasaban encima de los franceses, el público local arrojaba piedras y objetos a los jugadores visitantes, resultando un jugador de reserva lesionado, Gideon Nelson, quien sufrió una contusión al ser golpeado con un bastón.

Al sonar el pitido final, los fans ingresaron a la cancha en busca de los jugadores, por lo que estos tuvieron que ser protegidos por la policía. El enojo había sido provocado por la sorpresiva victoria de Estados Unidos por 17-3, motivo por el cual los ganadores del oro fueron abucheados durante la ceremonia de medallas, para finalmente ser escoltados hacia fuera del estadio por la policía, solo que ahora lo hacían siendo bicampeones olímpicos.

Estados Unidos fue campeón olímpico durante 92 años debido a que el rugby salió del programa hasta regresar en el 2016, continuando con la lista de campeones, pero dejando intacta la historia de los estadounidenses, que contra todos y contra todo, ganaron una medalla de oro que duró casi un siglo.

 

También puedes leer:   Una tarde de París

 

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 30 times, 30 visits today)
Tags: , , , , , ,

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores