martes, 30 noviembre, 2021
Banner Top

El fútbol en Estados Unidos se ve obligado a desarrollarse a la sombra de los tres deportes mayoritarios, el baloncesto, el fútbol americano y el béisbol. Tal es su subordinación que es denominado soccer en lugar de football, palabra reservada para el fútbol americano. Sin entrar en el debate de cómo llamar al deporte en el que brillaron estrellas como Clint Dempsey o Landon Donovan, la realidad es que el fútbol o soccer está evolucionando a pasos agigantados. La llegada de David Beckham sirvió para poner en el mapa a una liga que tradicionalmente servía para dar cobijo a leyendas al borde del retiro para un último baile. Pero esta dinámica está llegando a su fin, pues Estados Unidos se ha convertido en los últimos años en un país formador y exportador de talento. En el día de hoy no analizaremos el entramado formativo que permite a los clubes europeos fijar sus miradas en la MLS para captar talentos; hablaremos de un caso particular, el de un jugador que se resignó a jugar al fútbol americano, en favor de dedicarse al fútbol. El caso de Tanner Tessmann es uno de los más llamativos, pues declinó su oportunidad de jugar a fútbol americano para firmar por el FC Dallas. Esta es la historia del jugador recién fichado por el Venezia FC.

La decisión de Tessmann llama la atención gracias a que su viraje se produjo en favor de un deporte minoritario como es el soccer. Son muchos los casos de deportistas con capacidades físicas aptas para brillar en numerosos deportes. En la época de instituto de LeBron James se hablaba de él como uno de los nombres más interesantes de cara al futuro de la NFL, además de para la NBA. En este caso el jugador de Akron se decantó por el baloncesto. El nombre de Tessmann ha saltado a la palestra debido a que el Venezia FC ha hecho oficial su llegada procedente de la MLS. El centrocampista, de apenas 19 años y 1.88m, se ha convertido en la tercera venta más cara del FC Dallas. El equipo recién ascendido a la Serie A ha pagado 3,5 millones de euros por el jugador nacido en Alabama. Tessmann, nacido en 2001, firmó en febrero de 2020 con el conjunto texano en calidad de homegrown player. Esta categoría permite a los clubes de la MLS fichar jugadores que hayan vivido o pasado por la academia del equipo sin necesidad de pasar por el draft. Tessmann destaca por su físico imponente, además de su gran desplazamiento de balón. El golpeo de pelota es uno de sus puntos fuertes, ya que puede hacerlo con ambas piernas.

También puedes leer:   La rebeldía del sur

Pero antes de poder jugar con el primer equipo de Dallas, la carrera de Tessmann pudo haber tomado un curso bien distinto. Su familia se mudó a Clemson, en Carolina del Sur, hogar de los Clemson Tigers, uno de los equipos universitarios más prestigiosos del panorama. En Clemson jugó el número uno del pasado draft de la NFL, el quarterback de los Jacksonville Jaguars, Trevor Lawrence. El vínculo que unía a Tanner con Clemson era su padre, P.J. Tessmann, quien trabajaba con el prestigioso Dabo Swinney, head coach de los Tigers de Clemson. El padre permitía que su hijo estuviese en contacto con el equipo y ocasionalmente formaba parte de las prácticas de Field Goals. El potente golpeo de Tessmann destacaba debido a que era capaz de anotar patadas de más de 50 yardas de distancia, además de hacerlo con ambas piernas. Tal fue su nivel demostrado en los entrenamientos que fue recomendado para un campus de patadas destinado a desarrollarse como kicker. La carrera como jugador de football universitario tomaba buen rumbo, hasta Clemson le ofreció una beca para formar parte del equipo. Pero en febrero de 2019 tomó la decisión de firmar con Dallas FC. De esta manera confirmó que su verdadera pasión era el balompié. Tessmann llegó al primer equipo de Dallas con la etiqueta de estrella, pues en 2019 fue elegido como mejor jugador U-18/U-19 tras llevar a su equipo a conquistar la Academy Championship. Después de cierto bagaje en la academia de Dallas y un breve paso formativo en North Texas, hizo su debut oficial con Dallas el 1 de marzo contra Philadelphia Union, partido en el que repartió una asistencia. A Tessmann apenas le han servido 28 partidos en MLS (26 en temporada regular y 2 en playoffs) para dar el salto a Europa.

El fútbol de Dallas se está convirtiendo en uno de los pilares de la MLS. En Europa son conscientes del trabajo que hacen en el fútbol formativo y clubes como el Bayern Munich trabajan mano a mano con el equipo estadounidense. De esta relación ha surgido el fichaje de Chris Richards por el cuadro bávaro. Así mismo, debemos sumar los nombres de Weston Mackennie, actual jugador de la Juventus que dio el salto al Schalke 04, Bryan Reynolds de la Roma o Reggie Cannon del Boavista portugués. El nombre de Tanner Tessmann se suma a esta lista tras aterrizar en Venecia, uniéndose al interesante proyecto del conjunto veneciano que no jugaba en la Serie A desde la temporada 2001/2002. Con el objetivo de mantener la categoría, contará con el joven Tessmann como una de las apuestas más prometedoras para la medular, el tiempo confirmará si el hincha del Arsenal, tal y como comentó en el podcast Keep it Simple, acabará o no labrándose un nombre en el fútbol europeo.

También puedes leer:   Lautaro Martínez. Autonomía y contundencia

 

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 181 times, 28 visits today)
Tags: , , , , ,
Estudiante de periodismo. Tuve la suerte de crecer viendo la mejor generación de futbolistas de la selección española. Me gusta el deporte, así como todo lo que rodea al mismo, sus causas y consecuencias. Por ello es importante contar las historias de los protagonistas. Del 2001.

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores