viernes, 18 junio, 2021
Banner Top

A mediados del año pasado se informó que la empresa EA Sports registró ganancias de 1,500 millones de dólares anuales. Aunque el estudio posee “tanques” como el NBA 2K o el Madden, la mayor parte del botín fue gracias al inoxidable FIFA. Con su nuevo modo Ultimate Team, el FIFA 21 hizo las delicias de los adolescentes (y no tanto) en los días más aciagos de la pandemia y todo parece indicar que este año la historia volverá a ser la misma.

Mucho ha cambiado desde que en 1993 la subsidiaria canadiense de EA lanzó al mercado el FIFA International Soccer, el primer juego de la serie. En su primera versión, solo contaba con la posibilidad de elegir 78 selecciones nacionales, las cuales estaban integradas por futbolistas ficticios (se utilizaron los nombres de los programadores y sus amigos). Ni más, ni menos que eso. Hoy, en cambio, aparte de poder jugar con los principales equipos nacionales, el usuario dispone de 30 ligas licenciadas, con más de 700 clubes y 17,000 jugadores reales. El FIFA se ha transformado en un gigante que, pese al acecho constante del Pro Evolution Soccer de Konami, sigue siendo el simulador de fútbol más popular de todos. No en vano ha vendido 325 millones de copias en toda su historia (eso sin contar las ediciones piratas).

Pero a medida que el juego se va haciendo cada vez más realista desde el punto de vista gráfico (a veces uno no distingue si se trata de un partido de verdad o uno simulado), se corre el riesgo de tomar a este juego como algo que no es: la realidad. Hoy no son pocos los chicos que están convencidos de que David Silva es mejor jugador que Maradona, solo porque el primero tiene valores muy altos en su Tarjeta FIFA. Para alguien entrado en años como quien escribe, esta afirmación puede sonar una locura -sobre todo si tenemos en cuenta que Diego enfrentó a verdaderos carniceros en su época-, pero las nuevas generaciones, embelesados por los anuncios de película y las gráficas rimbombantes, abonan cada vez más a este tipo de teorías insólitas. Si el VAR está matando al fútbol, los videojuegos como el FIFA serán los clavos del ataúd.

¿Esto quiere decir que todos los videojuegos son nocivos para el entendimiento del juego? Claramente no. Los simuladores de mánager permiten que el usuario adquiera una batería de conocimientos sobre táctica, estrategia y entrenamientos que en el FIFA no se consigue. Algunos son más rudimentarios como en el extinto PC Fútbol, aquella joya creada por la empresa española Dinamix a mediados de los 90, pero los más nuevos como el Football Manager (FM) poseen un nivel de realismo y de detalle que asusta. Y lo que es mejor, tienen utilidad en la vida real. Repasemos algunos casos.

Durante más de una década, los hermanos Phil y James Younghusband fueron las principales figuras de la selección nacional de Filipinas. Surgidos en las canteras del Chelsea, estos jóvenes ingleses de ascendencia filipina tuvieron una larga y prolífica carrera internacional gracias a que, en 2005, un usuario del Football Manager alertó a la federación asiática de que estos jóvenes eran elegibles. En ese momento, la asociación de Filipinas no tenía desarrollada una buena red de ojeadores y la perspectiva de buscar talento en otros países no se les cruzaba siquiera por la cabeza. Pero gracias al buen ojo de este gamer, finalmente el equipo del sudeste asiático pudo conseguir dos futbolistas que serían claves en el futuro (a poco más de dos años de su retiro, Phil Younhusband sigue siendo el máximo goleador de la selección y el jugador con más presencias).

Otro que se sirvió del Football Manager fue el futbolista australiano Scott Jamieson. Cuando el actual capitán del Melbourne City FC fue vendido en 2016 al IFK Goteborg de Suecia, utilizó la base de datos del juego para conocer a sus nuevos compañeros y entender cómo funcionaba la táctica del club. De hecho, varios cuadros del ascenso profundo de Inglaterra utilizan al FM como una herramienta más a la hora de buscar talento por poco dinero.

Ahora bien ¿se puede hacer carrera en el mundo del fútbol siendo un as en el Football Manager? Claro que sí.  Hace unos años, el serbio Andrej Pavlović fue contratado como analista por el FK Bežanija, un cuadro de la segunda categoría de su país. Casi a modo de broma, Andrej había enviado su CV al club y, entre los puntos más destacables, anotó que había llevado al Bezanija a jugar las semifinales de la Champions League frente a la Juventus. Para su sorpresa, el cuadro de sus amores decidió sumarlo como analista freelance.

Pero el caso más resonante de todos fue el de Vugar Huseynzade. En 2012, y con tan solo 21 años, este oriundo de Azerbaiyán se transformó en el General Manager del FC Baku, equipo de la Premier League de ese país. Aunque ya venía desempeñando esa posición en cuadros semiprofesionales, su primera oportunidad llegó después de acumular años de experiencia como usuario del Football Manager. Vugar estuvo solo dos temporadas en el cargo, pero en esos años el club terminó en quinto y sexto lugar respectivamente y alcanzó los puestos de Europa League, algo muy importante para una institución creada en 1997. Durante su estancia en el club, el mayor logro de Huseynzade fue reclutar a Namiq Ələsgərov, un mediocampista ofensivo de buen pie que más tarde jugaría en el Qarabag (uno de los equipos más grandes del país) y que incluso llegaría al equipo nacional. 

Muchos podrán argumentar que para los chicos hoy resulta mucho más atractivo ver en Twitch al Kun Agüero jugando una partida de FIFA en contra de Kevin De Bruyne y tal vez tengan razón. A fin de cuentas, el número de streamers de este tipo de juegos está en aumento y un jugador “profesional” puede llegar a embolsar 250,000 dólares en premios en la FIFA eWorld Cup.  Pero como ya ha quedado harto demostrado, el FIFA o el PES no son más que una mera imitación de la realidad en donde los verdaderos matices del deporte se pierden de vista. Eso no es fútbol, eso es apenas un juego de niños.

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 207 times, 207 visits today)
También puedes leer:   Jaka Ihbeisheh: el poder de Facebook
Tags: , , ,
Changarín de la palabra, termo de la A-League. Una vez me insultó toda la comunidad croata de Melbourne.

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores