domingo, 17 octubre, 2021
Banner Top

En abril del 2020 el futuro no podía ser peor para la A-League. Con la temporada interrumpida por la pandemia del Covid-19, la cadena Fox Sports amenazaba con terminar unilateralmente el contrato televisivo que lo unía a la liga desde sus inicios, la automotriz surcoreana Hyundai confirmaba que dejaba de ser main sponsor al final del vigente campeonato y la situación mundial hacía crujir la ya frágil economía de varios clubes aussies. Aunque el fútbol australiano tiene un largo historial de crisis terminales en su espalda, ésta parecía ser la definitiva. La necesidad de mantenerse a flote y no perder el apoyo de Fox –algo que finalmente terminó sucediendo- incluso hizo que la competición fuera una de las ultimas en suspenderse para evitar cualquier incumplimiento contractual que le diera a la empresa de Rupert Murdoch la excusa para romper el vínculo.

Durante varias semanas, la incertidumbre se respiraba en el ambiente y nadie sabía a ciencia cierta si la competición podría reiniciarse. Pero el tiempo pasó. Fox Sports se fue y llegó Channel 10, uno de los cinco canales de aire y de alcance nacional de Australia. Parte de la empresa norteamericana Viacom, Channel 10 le garantiza a la competición llegada a todos los televisores australianos y también de aquellos que estén suscritos al servicio de streaming, Paramount +. Hyundai también se marchó, pero su lugar fue ocupado por la subsidiaria australiana de la automotriz japonesa, Isuzu, la cual aportará a partir de este año entre tres y cuatro millones de dólares por el naming de la competición, un millón menos de lo que pagaba la automotriz surcoreana, pero una buena cifra a fin de cuentas.

Y también llegó Daniel Sturridge. El arribo del ex – jugador del Liverpool y la selección inglesa al Perth Glory tomó a todos por sorpresa. Apenas unas horas antes de que se conozca la noticia de manera oficial, los rumores comenzaron tibiamente, aunque como suele suceder en la A-League, nadie se ilusionaba demasiado. No sería la primera vez que un nombre rutilante sonaba para el campeonato australiano, pero su llegada no se concretaba. En esta ocasión, sin embargo, el fichaje llegó a buen puerto. Ahora bien ¿Qué le puede aportar Sturridge al fútbol australiano? A fin de cuentas se trata de un futbolista de treinta y dos años que lleva dieciocho meses inactivo (la EFL lo suspendió por un escándalo de apuestas). Pues bien, pese a todo, el ex – delantero del combinado inglés todavía era pretendido por varios clubes europeos (no cualquiera marca más de cien goles en la Premier League) y, aunque su imagen quedó desgastada después de su sanción, para la liga australiana es un jugador de primera línea. Con una buena pretemporada, Sturridge tranquilamente puede relanzar su carrera en tierras australianas y consolidarse como una estrella del mercado asiático o bien intentar volver a los primeros planos del fútbol europeo. En igual condición esta también Jack Grealish, de quien se dice que podría desembarcar en la A-League para esta temporada. Con apenas veintinueve años, el antiguo mediocampista del Arsenal se encuentra libre y ha declarado recientemente que desea volver a sentirse importante. Lejos de ser un “cementerio de elefantes” donde las antiguas estrellas van a conseguir un último contrato, la liga aussie puede aspirar a ser el trampolín desde el cual los cracks rejuvenecen.

También puedes leer:   Ange Postecoglou: solo contra el enemigo

Muchos también se ilusionan con el posible arribo del mexicano Carlos Vela, quien aseguró que, cuando deje de jugar en LAFC de la Major League Soccer, su intención es radicarse en suelo australiano. En esta decisión de vida quizás haya influido otro compatriota suyo, Ulises Dávila. El ex – jugador de Chivas y Santos Laguna está en la A-League desde el año 2019 y su impacto ha sido altamente positivo, no solo dentro sino también fuera del campo de juego.

Durante el último campeonato su equipo, el Wellington Phoenix, debió relocalizarse en suelo australiano a fin de cumplir con las regulaciones vigentes por el Covid-19. De esta manera, y casi sin proponérselo, el Nix consiguió para sí una gran cantidad de nuevos fanáticos entre la comunidad latina –sobre todo mexicanos- los cuales le aportaron un color particular a las tribunas. Seguramente algo de esto tuvo en cuenta el Macarthur FC, equipo de Nueva Gales del Sur, el cual ha hecho de Dávila su nuevo jugador franquicia.

Como vemos, pese a que el fin de la A-League ha sido pronosticado muchas veces, la competencia sigue reinventándose.

 

 

(Visited 80 times, 80 visits today)
Tags: , , , ,
Changarín de la palabra, termo de la A-League. Una vez me insultó toda la comunidad croata de Melbourne.

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores