miércoles, 30 septiembre, 2020
Banner Top

El América de Cali es uno de los equipos más laureados del fútbol colombiano, además de ser el vigente campeón de la Primera A. Un equipo con mucha tradición que ahora cambia de cuerpo técnico para disputar la vuelta de la liga. Al frente estará Juan Cruz, pero el protagonista de hoy es el español Sergi Escobar Cabus (Almazora, 1975), recién presentado como segundo entrenador del América de Cali. “La exigencia de este año va a ser muy alta y creo que me va a enriquecer”, afirma sin rodeos un técnico que viajará a Colombia para formar parte de una de las estructuras más potentes de Latinoamérica.

Sergi se define como “un entrenador práctico y adaptable a las diferentes situaciones del juego”. Entrenó en múltiples categorías del fútbol base castellonense, hasta que logró en la temporada 17/18 el ascenso a 2º División B con el CD Castellón. Tras cuatro partidos en la tercera categoría del fútbol español, fue cesado. Durante la temporada 19/20 estuvo dirigiendo al CD Soneja de la Preferente valenciana, el quinto escalafón de las ligas españolas. Sin embargo, “gracias a Alvaro Rius, el director deportivo del América de Cali que ya conocía, surgió esta oportunidad”. Sergi tuvo contacto hace un año con Juan Cruz, el primer entrenador de este proyecto y con experiencia en la categoría. “La verdad es que es un proyecto que se ha gestado a fuego lento; el año pasado pudo ser pero no se cerró”. Sergi añade: “Mi labor será la de segundo entrenador, realizaremos un juego muy ofensivo, con presión alta y un fútbol muy vistoso. Yo trabajaré la parte defensiva y me centraré en el bloque defensivo, además del juego a balón parado”, explica Sergi. La especialización es el futuro del fútbol, y cada vez más, los cuerpos técnicos se están centrando en las diferentes parcelas del juego. “Por otro lado, realizaremos informes conjuntos del rival y propios; entre los tres técnicos haremos el total del trabajo”.

Además, el técnico español se ha dedicado a estudiar y desgranar el fútbol colombiano para implicarse en esta aventura. “La liga colombiana tiene un nivel competitivo más alto del que creemos. Hay tres o cuatro equipos que juegan la Copa Libertadores y compiten a muy buen nivel. Me he llevado una grata sorpresa”. A nivel táctico, “los equipos se alargan mucho, se parten y no son tan compactos, pero a nivel individual hay jugadores con mucha calidad”. Por otro lado, “hay un perfil de extremo físico que ya no se encuentra en Europa”, explica nuestro protagonista. También hay que tener en cuenta la altitud de algunas zonas del país o el calor, otros de los factores de suma importancia a la hora de entender el fútbol en Colombia; con todas estas pistas, el público puede hacerse una idea del estilo de juego de la liga.

También puedes leer:   Albeiro Usuriaga: el azar de una vida no correspondida

“Tiene que haber una hecatombe para que se vuelva a anular todo esto”

El COVID es un gran problema para todo el mundo, y en el deporte no es menos, pero Sergi piensa que es difícil que las ligas se paralicen de nuevo. “El fútbol sabemos lo que genera, y por eso se harán todos los esfuerzos posibles en todos los lugares para que se disputen las ligas. Ya se dijo que el fútbol es el opio del pueblo, y en una situación tan desagradable, el deporte permite evadirte un poquito”. La búsqueda de soluciones para reanudar el fútbol colombiano no cesa, y las propuestas van desde seguir con el Apertura de 2020, iniciar una liga Apertura nueva o realizar cuatro grupos en una sede fija y acabar el torneo con una fase final. Por otra parte, en la Copa Libertadores el América de Cali disputará un partido contra el Internacional de Porto Alegre el 16 de septiembre, por lo que los torneos internacionales ya tienen fechas establecidas en el calendario. “Tiene que haber una hecatombe para que se vuelva a anular todo esto”, sentencia el entrenador.

A nivel histórico, “el América de Cali, es uno de los tres equipos ‘top’ en Colombia. Ganaron la liga después de varios años sin lograrlo”, afirma el entrenador castellonense. “Además, América ha sido cinco veces subcampeón de Copa Libertadores, aunque hay que recordar que descendió hace unos años por culpa de la Lista Clinton (lista creada por el gobierno de Bill Clinton para bloquear de manera comercial a empresas cuya financiación era opaca o se relacionaba con el narcotráfico) y le costó volver”. En el año 2016 subió de nuevo a Primera A, y se ha ido reconstruyendo poco a poco. “Ahora que la cosa volvía a ir bien, el problema del COVID ha penalizado mucho. Aún siendo campeón, hay varios jugadores que se van del primer equipo porque no se puede mantener el presupuesto”. Una de las bases en la economía del club es la hinchada, ya que los derechos televisivos son menores, hecho que merma las capacidades adquisitivas de “La Mechita”. “Dos de las partes más importantes de un presupuesto que se ha visto reducido son la venta de entradas en el Pascual Guerrero, que llega a las 40.000 por partido, además de los diferentes patrocinios”, explica Sergi.

También puedes leer:   Albeiro Usuriaga: el azar de una vida no correspondida

Para finalizar, Sergi define esta experiencia como “la primera vez en la que voy a ser segundo entrenador, y de esta manera podré ver el fútbol desde una óptica más tranquila. Esto me ayudará a crecer; veremos si se nos abren ventanas más exigentes en América o Europa”, y es que Sergi entiende que esta temporada va a ser una experiencia al máximo nivel.

Tags: , ,
Agustín Alabau
1996. Periodista, nací con un balón en los pies y una idea en la cabeza. Escribo sobre muchas cosas, pero sólo pienso en el deporte. Me importa el fútbol y todo lo que le rodea: estoy aquí para contarlo.

Related Article

1 Comment

Avatar
Keyword 06/09/2020 at 23:34

antonio conte

Leave a Comment

The BreakerLetter

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Wing, el espíritu del fútbol

Mis Marcadores

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Archivo