miércoles, 27 noviembre, 2019
Banner Top

Decir que la carrera de Rodrigo De Paul en la élite comenzó cuando se puso la camiseta de la Selección Argentina sería una falta de respeto, aunque no me parece descabellado resaltar que la Copa América 2019 marcó un antes y un después en la carrera del actual jugador del Udinese.

El conjunto dirigido por Lionel Scaloni iniciaba la construcción de una idea, y el panorama no era muy alentador, teniendo en cuenta la escasa experiencia con la que contaban varios de los miembros del seleccionado, sumada además a los incipientes pasos que el entrenador daba al frente de la dirección técnica del equipo.

De Paul llegaba como una posible variante que podía introducir Scaloni en el ataque argentino.

Durante su paso por Racing, Valencia y Udinese, se destacó por ser un trequartista ubicado en banda, capaz de alterar el desarrollo de un partido por sus virtudes para influir en el último tercio de la cancha.

Pero en la Copa América de Brasil, por distintas circunstancias, su función sería otra. Pasó a jugar en el mediocampo y a tener que retroceder mucho más de lo habitual. A Rodrigo no se le hizo difícil ceder en su juego y adaptarse a un rol que implicaba mucho más sacrificio, como realizar relevos al mediocentro, apoyar al lateral para evitar un potencial 2 vs 1, y tapar líneas de pase tanto por dentro como por fuera.

Pero no toda su performance estuvo ligada a tareas defensivas, si no que también colaboró en la construcción de los ataques del conjunto argentino. Si bien en este sentido tiene mucho más para mejorar, por una cuestión de que jugar en el mediocampo implica tener una sensibilidad especial para controlar y pasar la pelota, el actual jugador de Udinese siempre supo ofrecerse como una opción, ya sea para darle continuidad al juego o para finalizar la jugada.

Lo más importante es que De Paul respondió bien con o sin pelota y se volvió una pieza fundamental en el equipo de Scaloni. Su adaptación a la exigencia de un seleccionado es para aplaudir, teniendo en cuenta que tuvo que renunciar a su posición habitual y acomodarse a un puesto que no frecuentaba.

Cada día sorprende más el carácter y la personalidad con la que juega cada vez que se pone la camiseta de la Selección Argentina, a tal punto que hoy en día es uno de los jugadores mas importantes e indiscutidos del equipo.

Sé que no está bueno hablar de supuestos, pero de algo estoy muy seguro, y es que si De Paul no hubiese cedido y aceptado la transformación de su rol en esa Copa América, hoy su protagonismo en el seleccionado no sería el mismo.

También puedes leer:   El voley como protesta
Tags: , , , , , ,
Agustin Commisso
Nací en Argentina pero de argentino tengo muy poco. 20 años y escribiendo mi historia. Que el fútbol sea bien jugado o que no sea nada, aunque siempre me vas a ver en donde esté rodando una pelota. No comprendo la vida y el deporte sin disfrute, porque de alegrarse y divertirse se trata. Contemporáneo de Messi y del Barcelona de Guardiola, ¿qué más se puede pedir? ¿Periodismo? Esto que hacemos nosotros, no lo que ves en la tele.

Related Article

0 Comments

¿Qué te pareció la nota?

A %d blogueros les gusta esto: