lunes, 18 octubre, 2021
Banner Top

Rinson López (Cali, 1987) es un jugador de fútbol colombiano que ha militado en diferentes equipos de Primera División, donde destacó por jugar en un equipo del país vecino, Ecuador, aunque un escándalo federativo le apartó de la Primera División, por lo que busca una segunda oportunidad.

López ocupó el lateral derecho del CD El Nacional durante un par de temporadas. Este equipo de la Primera División ecuatoriana tiene una particularidad, y es que solo pueden formar parte de la plantilla de “Los Puros Criollos” personas con la nacionalidad ecuatoriana. Sin embargo, el protagonista pudo jugar en dicho equipo desde el 2016 hasta el 2018 gracias a un pasaporte falso, pero tras ser descubierto, una sanción deportiva le apartó durante seis meses de las ligas profesionales.

Tras cumplir la sanción, los equipos de ligas profesionales contra los que había competido le dieron la espalda, y a pesar de conseguir un contrato en el América de Quito a finales del 2018 para competir en Segunda División, “una llamada” le privó de siquiera empezar a entrenar. Tras ello, el jugador acabó en España por una casualidad.

En España, López estuvo viviendo unos ocho meses: primero a prueba en el Bupolsa, equipo burgalés que se encuentra en Tercera División y con el que no llegó a un acuerdo económico. Tras ello, Rinson viajó hasta Ibiza gracias a unos conocidos que vivían allí, por lo que acabó jugando en el Inter Ibiza, de la Preferente balear y a los que recuerda con mucho cariño.

A pesar de esto, tras conocer a un representante, Rinson abandonó España y comenzó la pretemporada en el Deportivo Pasto de Colombia, ya que el entrenador de ese equipo lo había tenido en El Nacional, aunque la pretemporada con el Pasto “no fue buena”. Para López, la relación con el técnico se enfrió, no le hizo ficha en el equipo y al final, acabó quedándose en Colombia a causa de lo que califica como “una propuesta mal hecha”.

No he tenido suerte… al no tener agente, eso hace mucho. No estoy jugando por circunstancias de la vida” lamenta López, que dedicaba de manera profesional, como antaño su vida, al deporte. Afincado en Cali y entrenando de manera individual, compagina estos entrenamientos con su trabajo en una empresa de la construcción, aunque en estos momentos a causa de la COVID-19, ha perdido su trabajo.

También puedes leer:   Rudi Gutendorf, el entusiasta trotamundos

 

 

El error que lo cambió todo

López se califica como un lateral derecho “rápido y con capacidad para jugar en las dos bandas”, hábil en el 1vs1 y con mucho “dribling”. “Me demoro un poquito en bajar cuando ataco, pero uno se da cuenta en lo que mejora cuando el entrenador te ayuda; me considero un jugador experimentado y con cosas por mejorar”.

En su infancia, fue integrante de las categorías inferiores de Millonarios gracias a una prueba con 5.000 aspirantes de la que solo quedaron dos, y a pesar de ello, tuvo que salir de la cantera para llegar a triunfar.

En el año 2009, el lateral empezó su carrera deportiva a nivel profesional en el Aucas, equipo que competía en la tercera categoría ecuatoriana, aunque para López, el estadio era uno de los más concurridos, por lo que la sensación era totalmente distinta cuando jugaba de visitante. Después, ascendió de categoría para jugar en el JIT (Juventud Independiente de Tabacundo), mientras que, para llegar a Primera División, tuvo cuatro pruebas con El Nacional hasta ser aceptado.

López tenía muchas ganas de jugar en dicho club “fuera como fuera”, y esa experiencia la recuerda con cariño. El primer año fue “suave”, mientras que en el segundo consiguió disputar minutos y adquirir una experiencia mayor para seguir en el once titular. Además, jugó Copa Libertadores, la que califica como “una locura; yo escucho ‘Libertadores’ y se me eriza la piel”. El Nacional jugó contra Argentinos Juniors con el lateral en el campo, aunque no consiguió superar la eliminatoria.

Su final en el equipo ecuatoriano, según López, fue debido a “la ignorancia: hicimos los documentos sin saber que iba a llegar allí”. Durante la investigación, la Federación Ecuatoriana pedía colaboración, ya que en un principio le amenazaron con una sanción de cinco años.

También puedes leer:   La lección más amistosa

Yo tenía dos años de contrato y con mi rendimiento iba a renovar por tres años, jugaba de titular y no ganaba tanto como otros compañeros”. Tras la investigación, lamenta la falta de respaldo que tuvo por parte de las diferentes partes involucradas que le acabaron apartando de la profesionalidad, así como de un agente con el que firmó justo antes de que el escándalo saliera a la luz. López decide olvidarlo para “terminar mi carrera de la mejor manera”.

 

 

Jugar bien, vivir mejor

En estos momentos, López se arrepiente de la dificultad de ser un jugador de fútbol profesional sin agente, por lo que realiza un repaso de los salarios en las categorías superiores de Ecuador. “Depende de lo que arregle el jugador, aunque en Segunda, los sueldos van de los 1.500 hasta los 3.000 dólares al mes”.

A pesar de estas cifras, el jugador sorprende afirmando que en Primera División ganaba 2.000 dólares mensuales, mientras que tenía compañeros que cobraban “8.000, 10.000, 20.000, 24.000 y hasta 30.000 dólares al mes”. El colombiano recuerda los momentos previos a su salida del club, donde se encontraba entrenando y jugando a un gran nivel, “esperando para renovar y cobrar bien, ya que estos sueldos nos permiten vivir tranquilos”.

Sin embargo, López achaca la diferencia salarial de los jugadores de una misma plantilla al hecho de tener agente o no. “La diferencia es enorme, el jugador tiene desventajas si negocia solo; el jugador quiere jugar, a mi me sale una negociación y prefiero que lo arregle otro”, puntualiza.

 

 

 

Volver a empezar

Tras su salida del club y cumplimiento de una sanción impuesta por la Federación Ecuatoriana de Fútbol, López empezó a llamar a compañeros, entrenadores y rivales de todos los clubes para ofrecerle sus servicios, aunque el no tener agente le mermó. “Con el agente es diferente”, comenta.

A nivel internacional, López estuvo en Panamá probando en el Chorrillo FC, ya que su madre vivía en el país y aprovechó durante un viaje familiar para probar con ellos. A pesar de verse en el equipo, “las condiciones” no le motivaron a seguir en el club. El nivel de los técnicos era más bajo que en Colombia y Ecuador, aunque la calidad de los jugadores era “excelente”, recuerda el colombiano.

También puedes leer:   Levanta la copa, Morita

Ante la falta de oportunidades, López reflexiona y explica que si el jugador “es viejo, es malo, y si es joven, es malo”, por lo que defiende la necesidad de volver a “entrar en la rosca” del fútbol profesional.

Al llegar a Colombia tras el episodio con El Nacional, Polilla da Silva (ex jugador que estuvo en el Valladolid y el Atlético de Madrid) dirigía al América de Cali y le brindó una oportunidad para entrenar con ellos. A pesar de esto, un directivo le negó el acceso al campo de entrenamiento, por lo que su aventura en el fútbol de élite no ha podido continuar.

En la actualidad entrena con Estrella del Oriente, un equipo de barrio que jugará en Tercera División la próxima temporada, con el que espera competir para no perder la forma.

No supero estar como estoy… Si hay alguien que me dé la oportunidad de probarme, mi compromiso es al 100%. No es por el dinero, es algo que me gusta desde pequeño y que en cualquier parte del mundo la aceptaría; tengo mucha fe de que algo pueda suceder pronto”, concluye López, el lateral que aspira a volver a recorrer el lateral derecho del campo y que busca otra oportunidad.

 

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 48 times, 15 visits today)
Tags: , , ,
1996. Periodista, nací con un balón en los pies y una idea en la cabeza. Escribo sobre muchas cosas, pero sólo pienso en el deporte. Me importa el fútbol y todo lo que le rodea: estoy aquí para contarlo. También en Agencia EFE.

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores