miércoles, 30 septiembre, 2020
Banner Top

En 1975, la selección de Perú se consagró campeona por segunda y, por ahora, última vez de la Copa América tras derrotar 1-0 a Colombia en Caracas. Aquel combinado tuvo grandes figuras como Teófilo Cubillas, para muchos el mejor jugador de la historia del fútbol peruano, Juan Carlos Oblitas y Hugo Sotil.

En ese año, el torneo más importante de selecciones en Sudamérica se volvería a disputar luego de ocho años, y tendría varios cambios. Dejó de llamarse Campeonato Sudamericano para pasar a la denominación actual, la Copa América. Aquella edición, además, fue la primera vez en la que participaron las diez selecciones de la CONMEBOL.

La competición también tuvo un cambio de formato. El sistema de todos contra todos en un país específico, que fue utilizada desde la primera edición del torneo en 1916, fue reemplazado por tres fases de grupos, en las que los ganadores de las zonas más el último campeón se enfrentarían en semifinales sin sede fija, al igual que en la final.

En 1975, el seleccionado rojiblanco volvía a disputar la Copa América después de 12 años, cuando finalizaron con un quinto puesto en el Sudamericano que se organizó en Bolivia, debido a que Perú decidió no participar en el Campeonato Sudamericano de Uruguay 1967, sumado esto al contexto de la fallida clasificación al Mundial de Alemania 1974, luego de perder ante Chile en las eliminatorias.

El conjunto dirigido por Marcos Calderón llevó al torneo un plantel con futbolistas que en su mayoría jugaban en el torneo local. Los únicos que estaban en el extranjero eran Teófilo Cubillas (FC Porto) y Hugo Sotil (FC Barcelona). Universitario de Deportes y Sporting Cristal fueron los clubes que más representantes tuvieron en la selección en este torneo, con seis y cinco jugadores respectivamente.

 

AS

 

A los Incas les tocó compartir el Grupo B con Chile y Bolivia. Empató 1-1 con La Roja en Santiago y luego la venció 3-1 como local, con los goles de Percy Rojas, Juan Carlos Oblitas de chilena y Teofilo Cubillas. Mientras que derrotó en ambas oportunidades a La Verde. Con estos resultados, terminó ganando su grupo y accedió a las semifinales del torneo.

En aquella ronda, la gran Brasil esperaba. El partido de ida se disputó en Belo Horizonte y allí la Blanquirroja jugó un sensacional partido y ganó 3-1 con los goles de Enrique Casaretto (x2) y Teófilo Cubillas, de tiro libre. Pero en la vuelta, disputada en Lima, la Canarinha se recuperó e igualó la serie, luego de derrotar 2-0 a Perú gracias a las anotaciones de Julio Meléndez en contra y de Campos. Como ambos equipos ganaron un partido cada uno y tenían la misma diferencia de gol, se tuvo que realizar un sorteo para definir quién avanzaba a la final.

 

También puedes leer:   Fidel Voglino, un coleccionista rojinegro

 

Ese 4 de octubre de 1975, unas horas después del partido de vuelta, Augusto Moral y Coronel Guillermo Ferreyra, representantes de Perú y Brasil respectivamente, escribieron el nombre de su país en un papel y lo depositaron en una copa. La peruana Verónica Salinas, la hija del Presidente de la CONMEBOL, Teófilo Salinas, fue la encargada de realizar el sorteo. El papel, que la joven de 14 años le entregó a su padre, decía: Perú.

Mientras tanto, en la otra semifinal, Colombia goleaba por 3-0 a Uruguay en El Campín de Bogotá y, a pesar de la derrota 1-0 ante los Charrúas en Montevideo, avanzaba a la final de la Copa América. El primer partido se disputó en Bogotá el 16 de octubre, en donde el conjunto Cafetero derrotó 1- 0 a Perú gracias al gol de Ponciano Castro. Una semana después, en Lima, los locales dieron vuelta la serie con dos goles y forzó un partido extra para definir al ganador de la renombrada Copa. Aquel desempate se realizaría en Caracas, Venezuela. 

El 28 de octubre de 1975 se jugaría en el Estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela el partido que definiría la Copa América. En aquella fecha, Perú venció por 1-0 a Colombia, con gol del delantero del Barcelona, Hugo Sotil, y se consagró campeón por segunda vez en su historia del torneo de selecciones más importante de Sudamérica. 44 años tardaría el seleccionado peruano en volver a disputar el último partido de una Copa América. Con el argentino Ricardo Gareca como entrenador y Paolo Guerrero como gran figura, los incas llegaron a la final del torneo en Brasil en 2019 perdiendo su oportunidad de levantar por tercera vez el tan ansiado trofeo continental al caer por 3-1 ante la selección local.

Dos años después de la hazaña del 75´, la selección se clasificó al Mundial de Argentina 1978 con un plantel muy parecido al que salió campeón de América, luego de terminar en el segundo puesto en una fase final en el que enfrentó a Brasil y a Bolivia. En la cita mundialista, el equipo terminó accediendo a la segunda ronda luego de vencer su grupo por delante de los Países Bajos, Escocia e Irán. El conjunto Inca quedó eliminado en aquella instancia, después de no ganar ningún partido en una zona que compartió con los anfitriones, la Verdeamarelha y Polonia, no obstante dando más alegrías a un pueblo tan apasionado por el fútbol.

También puedes leer:   1959, el año de los dos Sudamericanos: del debut de una Perla a la fiesta fallida de Guayaquil

 

Cronica Viva

 

Tags: , , , ,
Avatar

Related Article

1 Comment

Avatar
eden hazard 06/09/2020 at 23:57

ben foster

Leave a Comment

The BreakerLetter

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Wing, el espíritu del fútbol

Mis Marcadores

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Archivo