viernes, 18 junio, 2021
Banner Top

Pernille Harder comentó hace unos días en una entrevista con BBC Radio 5 que ella nunca eligió al fútbol: 

El fútbol me eligió a mí, y me enamoré del juego desde ese momento”. 

Al igual que la protagonista de Los zapatos rojos de Andersen, la futbolista del mismo país desafió a las concepciones generalistas de la sociedad poniéndose unas botas de fútbol para danzar sobre los campos al son que le dicta la pasión que siente por la pelota. No lo tuvo tan difícil como otras niñas, gracias a que tanto en Dinamarca, presente en la historia del fútbol femenino desde que ganaron los primeros Mundiales – no reconocidos por FIFA, aunque con cien mil personas en el estadio viendo a las futbolistas en México –, como en su familia veían que ella fuera futbolista como algo corriente. 

Su madre y su padre lo fueron, este último continuaba jugando como amateur los fines de semana cuando ella era pequeña y le acompañaba a los partidos junto a su hermana, quien también jugó un tiempo pero acabó abandonando aquel hobby. Pero para Pernille era algo más. Cuando tenía cuatro años comenzó a dar patadas al balón con un equipo de chicos. Su cuento sí tiene un final feliz, y la moraleja de que cualquier niña con su dedicación – y talento – puede convertirse en un referente para el resto, como lo ha hecho ella. Su primer gran ejemplo del femenino fue Marta, cuyos vídeos solía ver en YouTube como inspiración. 

El camino hacia ser profesional comenzó gracias a la relación que tenía con uno de los chicos que jugaba en la cantera del Midtjylland, el club que seguía su familia, quienes aceptaron que jugara en su academia. Entrenaba dos días a la semana hasta que consiguió fichar por el Viborg, con quienes debutó en 2007 con quince años. A los dieciséis lo hacía con la selección nacional, llegando a participar en el Mundial Sub-17, y en 2009 con la absoluta. Llegaron a la final de la última Eurocopa (2017) que perdieron ante las anfitrionas 4-2 – a pesar de su gran gol –, y de la que es capitana, con quienes se han clasificado para la Euro 2022. 

En clubes, pasó en 2010 al Skovbakken pero buscaba nuevos retos, y consiguió una oferta que no podía rechazar por el mayor nivel de la liga: la del Linköpings de Suecia, donde conoció a alguien con quien comparte su vida desde entonces, Magdalena Eriksson. Sus destinos se separaron cuando ella se fue al Wolfsburg en Alemania, su destino soñado, y la sueca más tarde al Chelsea, de donde es ahora capitana. Para la temporada 20/21 sus destinos profesionales han vuelto a encontrarse: Pernille Harder se ha convertido en jugadora del conjunto azul de Londres. El destino Blue, por cuestiones de inversión y del equipo que tienen formado – aparte de las personales – era el mejor para ella. 

 

También puedes leer:   Los traspasos en números

 

En la primera votación para el Balón de Oro femenino quedó por detrás de Ada Hegerberg sólo por seis puntos. Ganadora del premio de UEFA a Mejor Jugadora del año en la 17/18 y la 19/20, en la que ha ganado su cuarto título de Bundesliga con el Wolfsburg así como el de DFB-Pokal, recibió de nuevo el Torjägerinnen-Kanone como máxima goleadora (27 goles en 21 partidos), y fue elegida la Mejor Jugadora de la liga alemana, además de llegar a la final de la UWCL. Fue la autora del primer gol de la vuelta del fútbol femenino a las grandes ligas: la competición alemana fue la única de estas que acabó la temporada completa, gracias a la situación en el país ante la pandemia y la inversión de los clubes del masculino. 

Sus grandes cifras goleadoras – que fueron aumentando en sus temporadas desde su llegada al Wolfsburg en 2016 – no son la virtud que únicamente llama la atención cuando se la ve jugar: su enorme calidad de movimientos y su conducción elegante, así como su visión de juego, la hacen destacar. Tanto en su selección – con el dorsal 10 –, como con Stephan Lerch ha sido segunda delantera o media punta. Desde su llegada a las órdenes de Emma Hayes, la entrenadora inglesa ha estado tratando de adaptar al colectivo para sacar el máximo provecho de Harder y del equipo que tiene ahora mismo.

En las últimas semanas la hemos visto en segunda línea, en ese rol de media punta, con England y Kerr en punta, o ella junto a una de estas como segunda delantera. Su visión de los espacios por donde filtrar los pases es una de sus características, que además acompaña con esa facilidad para marcar desde media y larga distancia, sus vistosos regates, y su gran contribución a la creación en las transiciones defensa-ataque. 

Se espera mucho de Harder en el Chelsea, en el que poco a poco irá teniendo su lugar y, como está haciendo, contribuyendo al colectivo ayudando a una gran goleadora como es Kerr, o a la mejor jugadora de la pasada temporada en Inglaterra, England. Elegida por el fútbol, y qué afortunados los que podemos verla sobre el césped. 

 

También puedes leer:   90 de los 90: De Balón de Oro a Presidente

 

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 86 times, 12 visits today)
Tags: , , , ,
Traductora, redactora y entrenadora de fútbol UEFA-A

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores