jueves, 23 septiembre, 2021
Banner Top

La vida te depara retos que no te esperas. Situaciones que te sacan de tu camino soñado y te llevan a otros horizontes, dónde lo imprevisible hace acto de presencia. Morteza Mehrzad ha sufrido varios de estos giros inesperados, por lo que hoy nos dedicamos a contar su historia.

En 2011 comenzaron los contactos entre Morteza y el cuerpo técnico del seleccionado de vóleibol adaptado de Irán, que lo descubrieron en un programa de televisión que mostraba a personas con características físicas fuera de lo común. Resulta que padecía de acromegalia, enfermedad que produce un exceso de hormona de crecimiento en el organismo, la que hacía que, siendo un adolescente, ya tuviera 1,90 m de altura.

En su momento captó el interés de personas involucradas en el mundo del baloncesto, aunque en esa época sufrió un accidente que le afectó la pelvis y, tras varias operaciones, la pierna derecha dejó de crecer y ahora es 15 centímetros más corta que la izquierda, condición que le hace estar en silla de ruedas debido a su dificultad para caminar. De ahí saltó a la televisión y al episodio que ya comentamos.

Detrás de esa idea estaba Hadid Rezaei, entrenador nacional. Contextualicemos esto: hablamos del considerado mejor equipo en esta disciplina, status soportado por los resultados en ocho participaciones en Juegos Paralímpicos (seis oros y dos platas) y nueve en Campeonatos del Mundo, dónde siempre ha terminado entre los tres primeros lugares. Rezaei ha sido parte fundamental en este reconocimiento, obteniendo esas ocho medallas: cinco como entrenador y tres como capitán del Dream Team, como también se le conoce.

Vinculado desde sus inicios al club Samen Al Hojjab, en 2016 fue convocado por primera vez a la selección, obteniendo el triunfo en la Copa Intercontinental. Allí se ganó su pase a los Juegos de Río, dónde fue la figura en aquella recordada final (3-1) ante Bosnia y Herzegovina con 28 puntos. Volvían a ganar el oro tras finalizar segundos en Londres 2012. Hablamos de la persona de mayor estatura de su país y el deportista paralímpico de mayor talla de la historia (2,46 m). Ese triunfo tuvo una dedicatoria especial para Bahman Golbarnezhad.

También puedes leer:   Novak Djokovic: El rey de las mil caras

Bahman era un veterano de la guerra que sostuvieron Irak e Irán y que terminó siendo ciclista en competencias C4/C5, acumulando doce preseas en eventos internacionales y participando en Londres 2012 y Río 2016, donde falleció tras un sufrir un accidente. En 2018, en La Haya (Países Bajos), volvieron a derrotar a los bosnios, esta vez 3-0, siendo campeones tras ocho años. Las aguas retornaban a su cauce. Está final les aseguraba el cupo a ambos equipos para la edición de Tokio 2020.

Así se va la vida, aprovechando las posibilidades para crear realidades. Este año tendrán una nueva oportunidad de triunfar. En el Makuhari Messe de Chiba debutarán el 28 de agosto ante Alemania. Veremos si la hegemonía continúa.

 

 

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.

 

(Visited 87 times, 87 visits today)
Tags: , , , , , ,
Venezolano del 96. Literatura, geopolítica y deportes. Contando aquellas historias que tanto nos apasionan desde otro punto de vista.

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores