miércoles, 30 septiembre, 2020
Banner Top

Morgan Weaver (1997) nació en Renton, en la orilla sureste del lago Washington. Para una niña que deseaba ser futbolista existía la opción de jugar como universitaria. Al igual que ocurre en el baloncesto, en la NWSL (National Women’s Soccer League) los equipos saben que en las ligas universitarias pueden descubrir grandes talentos en el Draft. Los – y especialmente las – jóvenes optan por tener una formación mientras compiten en estas ligas. Weaver no sólo acaba de graduarse en junio, sino que el pasado día 17 marcó su primer gol como profesional con las Portland Thorns

Son unos pocos los que pueden vivir del deporte que les apasiona. Es un sueño que puede esfumarse al igual que lo hace bajo los rayos de sol la nieve que cae sobre su ciudad. Aún más siendo mujer; las jugadoras que cuelgan las botas tienen más difícil tener una salida vinculada al deporte. 

Solo hay una primera entrenadora entre los equipos de la máxima competición estadounidense y, aunque poco a poco son más las que se unen, aún queda mucho. Por esto Morgan eligió jugar al fútbol mientras estudiaba. Llamaron a su casa desde Washington State, hablaron con su madre y le comentaron que querían que fuera una Cougar (puma). La habían visto en categoría Juvenil en el club de su zona. 

Weaver ansiaba ser una Husky de la Universidad de Washington en Seattle, a unos 45 minutos de casa. Era el equipo más grande de la zona -donde jugó Hope Solo- pero las felinas terminaron ganando a las caninas en este caso. Morgan visitó el campus y cambió de opinión al ver todas las instalaciones, y la decisión estaba tomada: sería una Coug

En el equipo de la Washington State, en la región de Palouse del noroeste del Pacífico, mostró su humildad desde su llegada. Recogía balones y llevaba agua a sus compañeras; desde primera hora de entrenamiento hasta el último minuto, su esfuerzo siempre estaba al máximo nivel. No era Stanford ni la UCLA, las grandes universidades, pero esto no iba a impedir que Morgan ayudara a que tuvieran la mejor temporada de su historia. 

 

También puedes leer:   Julie Ertz: de la exigencia, a la excelencia

 

Llegaron a entrenar incluso bajo la nieve para preparar la Apple Cup. Su participación fue considerada una proeza; las tildaron de Cenicientas al ganar a equipos más grandes. Incluso Abby Wambach, referente de la selección en su día, les envío un vídeo motivador. Para Morgan lo más importante fue ver como muchas niñas las admiraban y les enviaban cartas de todo Washington, pues ella considera que lo más importante es inspirar a las generaciones futuras.  

Fue elegida con el número 2 del Draft en enero de este año. No podía creerlo, pero no es de extrañar si tenemos en cuenta que se había convertido en la máxima goleadora histórica de las Cougars. Poder jugar con Christine Sinclair, Lindsey Horan o Tobin Heath era una realidad. Sinclair, icono en Canadá, se ha convertido en su hermana mayor en el equipo. Desde que la joven llegó, la delantera le dio su apoyo como veterana. 

Portland (Oregón) solo está a dos horas y media de su familia. Una distancia más que buena cuando uno piensa en la vasta extensión del país. Era su momento, hasta que llegó la pandemia. Pero en la Challenge Cup ha tenido la oportunidad; de nuevo con un equipo convertido en protagonista inesperado. Esas espinas de la rosa han servido de escudo literal y figuradamente. Han derrotado en cuartos de final a las favoritas, quienes parecían imbatibles: las North Carolina Courage,  campeonas dos años consecutivos y finalistas el anterior. 

Su gol en el minuto 68, el de la Rookie, daba la victoria a las Thorns tras una gran asistencia de Raquel Rocky Rodriguez. Weaver, habiendo buscado la posición dentro del área, batió a Katelyn Rowland consiguiendo un tanto justo y necesario para estar entre las cuatro mejores. Fue su primer gol como profesional. Y por su fuera poco, por cada una de las victorias de su equipo, está donando a Our House -una organización de Portland que ayuda a personas que padecen el VIH- una cantidad económica, invitando a los aficionados a hacer lo mismo. 

Todavía, como es lógico, le falta progresar, pero ya es una jugadora que va muy bien por banda derecha, y que puede ser interior o mediapunta. En este torneo ha aportado un 62 % en pases y 50% de recuperaciones. Opera mejor en su campo, aunque también se mueve hacia atrás, porque le es fácil recuperar con su carrera. 

Mark Parsons sabía que tenía enfrente a un rival muy duro y, a pesar de tener el balón todo el tiempo en su área, conseguía detenerlas y aprovechar la oportunidad que les dieron, siendo Weaver la estrella junto a Eckerstrom, que salvó ocho tiros. No es de extrañar teniendo a la gran Nadine Angerer como entrenadora de porteras. 

Según comentó Morgan, lo más importante del cambio de universidad a la élite es la exigencia física, llegar al igual que sus compañeras y no cometer errores. Ha jugado siempre por el colectivo, pero ahora también su entrenador le ha comunicado que si ve la oportunidad tiene que ser un poco más egoísta y hacer sus propios goles. Ya la hemos visto escaparse y driblar a rivales en los tiempos universitarios, y seguro que volverá a hacerlo. Este puede ser el punto de partida. 

Son las underdogs, término tan característico y que tanto llama la atención por esas tierras. No son favoritas, al igual que no lo fueron contra Washington State, pero está acostumbrada a los desafíos. Mientras pasan las horas jugando al baloncesto, ping pong, y haciendo puzzles tras los entrenamientos en la concentración en Utah, esperan que llegue la semifinal del miércoles. Quizá el cuento continúe para Morgan Weaver, y un equipo suyo vuelva a dar la sorpresa frente a las Houston Dash de Rachel Daly.

 

También puedes leer:   Amandine Henry: la fórmula del éxito 

 

Tags: , , , , , , , , ,
Maria Valentina Vega
Traductora, redactora y entrenadora de fútbol Nivel 1

Related Article

1 Comment

Avatar
arsenal news 07/09/2020 at 08:18

champions league final

Leave a Comment

The BreakerLetter

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Wing, el espíritu del fútbol

Mis Marcadores

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Archivo