sábado, 1 mayo, 2021
Banner Top

No hay dudas en que la mayor cantera de defensas se encuentra en Francia en la actualidad. Siempre se ha comentado que los mejores porteros se suelen encontrar en Alemania, que el talento y el “desparpajo” puede hallarse en España, o lo portentosos que son los extremos que se forman en Inglaterra. Y hoy en día, aunque es una tendencia que se lleva confirmando el último lustro, es evidente ya que los mejores zagueros tienen la nacionalidad francesa en su pasaporte. La mejor prueba de ello es que Jules Koundé, Ibrahima Konaté o Wesley Fofana todavía no han debutado con la absoluta, cuando en otras selecciones serían titulares indiscutibles sin un ápice de duda. 

Además, se ha regularizado el trasvase de jugadores franceses a la Bundesliga con los últimos mercados de fichajes. El Borussia Mönchengladbach, entre otros, es una de las mejores pruebas de cómo fijarse en las jóvenes promesas que destacan en la Ligue 1 para reforzar el equipo es un camino asequible pero brillante a seguir. O el Wolfsburg, en el que hasta este verano ya se encontraban Josuha Guilavogui o Jérôme Roussillon, franceses con pasado en la competición nacional gala. Este último, precisamente, procedente del Montpellier previo paso por el Sochaux, de donde llega y a quien consulta Maxence Lacroix

El central de origen guadalupeño, nacido en el área metropolitana de París, Villeneuve-Saint-Georges, contactó con Roussillon antes de tomar una decisión definitiva sobre el VfL Wolfsburg. A pesar de tener apenas 20 años, su inteligencia es palpable tanto dentro como fuera del terreno de juego, al igual que su madurez. Por ello no sorprendió que fuera capaz de calcular su decisión de subir a jugar al primer nivel, ni que dejara el puesto de capitán vacante en el primer equipo del FC Sochaux-Montbéliard para mudarse a otro país en medio de una pandemia. La madurez lleva acompañándole toda su vida. Es, al igual que su forma de leer el fútbol, algo innato. Pero que tiene todo el sentido del mundo. 

 

También puedes leer:   El récord que dejó todo como estaba

Entre mudanza y mudanza, aprendiendo a jugar al fútbol 

Desde que era pequeño ha estado relacionado con el fútbol. Su padre era jugador y entrenador al mismo tiempo los fines de semana, y él pasaba mucho tiempo en las gradas, observando por detrás cómo ocurría la acción, y absorbiendo como una esponja todo aquello que veía o escuchaba. Por eso, con 4 años, le pide a su padre que le inscriba en un club de fútbol de la zona. Donde empiezan a emplearlo como portero. Pero por su crecimiento físico, se queda “pequeño” para la categoría ypara el resto de sus compañeros, y su madre, médica, decide firmarle un certificado que le permitiera jugar en categorías mayores a las de su edad.

 

 

Así es como llega al AS Les Croquantes de Limeyrat en 2006, dos años después se unió al Montignacoise, y en 2011 decidió adherirse al FC Thenon Limeyrat Fossemagne. Donde únicamente está un año, pues en 2012 su vida da un vuelco en dirección ascendente. 

A sus 12 años el Trélissac decide hacerse con sus servicios y se va a vivir a Burdeos. Sin haber entrado completamente en la adolescencia, está ya viviendo solo, alejado de su madre, y teniendo que aprender a independizarse. Pero es por una buena causa. Juegan en la liga de su edad de más alto nivel, la U13 Elite, y posteriores conforme va creciendo. Allí deciden situarlo en el frente de ataque, empezando así a desarrollar ciertos instintos y gestos futbolísticos que siguen brillando en su juego a día de hoy. Y en 2015 llega el esperado siguiente paso. 

En Francia es habitual que los jóvenes con más talento entren en lo que se conoce como “Pôle espoirs”, centros de entrenamiento gestionados por la Federación Francesa de Fútbol para jóvenes promesas. Actualmente hay catorce centros masculinos y ocho femeninos diseminados a lo largo de todo el territorio francés, y Lacroix entró en el que se encuentra en Talence. Allí, en donde se le presupone una independencia y autonomía, es escogido junto a otros 15 jóvenes de la región, y empieza a asentarse en el centro del campo, retrocediendo un tanto su posición. En su primer año le cuesta brillar, pues la exigencia es mayor a Trélissac, pero en su segunda temporada consigue volar sin necesitar tren de aterrizaje. 

Así es como en 2017 firma su primer contrato profesional con el FC Sochaux, debutando en 2018 y asentándose en la dinámica y plantilla del primer equipo en 2019. Aquí da otro paso y deja el centro del campo por la defensa, como líder de la zaga, a recomendación de Eric Hély, director de la academia, que le dice que tendrá un mayor futuro y un mayor potencial en su carrera profesional en esa posición. Una decisión inteligente y que le ha llevado a ser la venta más alta del Sochaux desde la 2012/13, cuando aún estaban en la primera categoría, y a destacar como central titular de la segunda mejor defensa de la Bundesliga. 

 

También puedes leer:   Dani Olmo, en pos de un sueño

Sus aptitudes 

Si en algo destaca Maxence Lacroix es en su talento defensivo. En el uno contra uno tiene todavía mucho camino por recorrer, y mucho que mejorar, pues no solo es un jugador que va poco al suelo cuando está defendiendo “individualmente”, y que cuando lo hace comete bastantes infracciones -tiene un ratio de 1 falta por cada 2 entradas y media, y una amarilla recibida por casi 4 faltas realizadas-, pero es un extraordinario jugador en el resto de apartados del juego. 

Tiene una brillante lectura del juego, prácticamente innata, que se ha desarrollado de forma prematura desde que observaba a su padre jugar en el fútbol amateur al final de la semana, y que le facilita tener una velocidad de reacción muy buena y un posicionamiento defensivo muy inteligente. No solo cuando está defendiendo el ataque estático del rival, sino también en la transición defensiva, donde ya manda y organiza a sus compañeros aun siendo todavía muy joven. 

Maxence es uno de los mejores jugadores de la competición a la hora de anticiparse al movimiento del rival, o a sus acciones. Ante el Bayer Leverkusen salva un balón muy cerca de la línea de gol, con una salida de Koen Casteels, al igual que a la hora de cortar pases o disparos del rival, o despejando el balón. En todo esto es, también estadísticamente, de los mejores defensas de la Bundesliga. A ello se suma su superlativo físico, y lo infravalorado que está en cuanto a la creación de juego desde el pase en largo. No solamente con sus despejes, sino con todo tipo de pases, estando situado en el podio del conjunto de Die Wölfe -los lobos- de pases completados por partido manteniendo un 80% de acierto en este tipo de acciones. 

Es todavía muy joven, y tiene un largo camino que recorrer en su carrera profesional. Puede que no alcance la titularidad de su selección viendo el ecosistema defensivo con el que le ha tocado convivir, pero sin duda está ya listo para los retos a los que se enfrenta en Wolfsburg, y para todo paso que decida tomar en el futuro. No protagoniza un filme de Bayona, pero con Maxence Lacroix se puede dictaminar que el día que llegó al fútbol profesional, un monstruoso líder vino a vernos, y se quedó.

 

También puedes leer:   Josh Sargent, o cómo aprovechar el contexto sin saberlo

 

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 82 times, 5 visits today)
Tags: , , , , , ,
Andrés Weiss
En el 2004 el baloncesto me abrió las puertas de la imaginación, y Manu Ginóbili fue quien se encargó de que nunca más se volvieran a cerrar. La velocidad con la que mis dedos teclean historias nunca ha menguado, y la pasión de revivir relatos de sudor y sacrificio es la motivación mas grande que mueve mi redacción. Soy alemán, español y gallego, sin orden, y desde 2012 vivo ligado al traqueteo de las teclas de mi ordenador.

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores