domingo, 24 octubre, 2021
Banner Top

En la primera Copa de Europa de los años ´60 participaron veintiocho equipos de 27 federaciones nacionales diferentes, ya que el Real Madrid accedió como campeón, pero este año su racha terminaría en el primer “Clásico” europeo y se despediría del título hasta dentro de unos años, mientras que el FC Barcelona se presentaba como un rival peligroso. Pero el Benfica, conocidos como “Las Águilas”, prometía fútbol y emoción a partes iguales.

Tras cinco torneos consecutivos logrando el campeonato, el FC Barcelona terminaría por hacer frente a la invencibilidad europea blanca en un partido que se recuerda como polémico, hecho que permitió al club catalán ir superando eliminatorias hasta llegar a la final, recordada por todos como la “Final de los Postes”.

El campeón de esta edición, el Benfica, sería el primer equipo portugués en conseguir la copa y, además, con un fútbol vistoso, comenzó a superar rivales con un jugador nacido en Angola (José Águas, que marcó ocho goles) y otro mozambiqueño (Eusébio).

Este año se celebró de manera simultánea la primera edición de la Copa Europea de Campeones de Copa, recién reconocida oficialmente por la UEFA en 1963, aunque también se disputó la Copa de Ferias, donde el Barça participó además del torneo más exigente del continente.

Los octavos de final mostraban al Benfica con ganas de hacer algo grande en Europa tras derrotar por un global de 7- 4 al equipo húngaro Ujpest, mientras que el Rapid Viena pasaba de ronda al ganar en un partido de desempate al Karl Marx, y el Malmö sueco se enfrentaba al CDNA búlgaro, un asiduo estos años que no pudo superar los octavos pero que eliminó a la Juventus, el campeón italiano que no aprovechó su ventaja de dos goles en la ida de la ronda previa.

Sin embargo, el plato fuerte de la ronda fue un Real Madrid – FC Barcelona. El club culé tuvo que participar en la ronda previa eliminando al campeón belga, el Lierse SK que no tuvo muchas opciones de ganar. Los octavos de final no estuvieron exentos de polémica, y durante semanas la prensa y entrenadores daban entrevistas y frases dinamitadoras.

En la ida, el Real Madrid aprovechó el cansancio de la plantilla blaugrana para comenzar ganando con un gol de Gento. Tras el empate barcelonés, otro gol de Gento les ponía por delante, pero el árbitro del encuentro señaló penalti en una jugada que los blancos reclamaron fuera de juego previo, además de sufrir un gol anulado.

En el partido de vuelta, Kubala como goleador y Ramallets como muro de contención hicieron un encuentro espectacular, aunque el Real Madrid tuvo ocasiones hasta el final.

Miguel Muñoz dijo que no se explicaba “las causas por las que el árbitro anuló, al menos, dos de los goles que marcamos”, mientras que el entrenador del FC Barcelona, afirmó que “El Real Madrid es un equipo grande, tan grande que solo el Barcelona ha sido capaz de eliminarlo”. Finalmente, el partido acabó 2-1 y el Real Madrid abandonó Europa sin salir de España.

Los cuartos de final fueron mucho más apacibles para el club catalán, que se enfrentaba al equipo checoslovaco Hradec Kralove, en su única participación en la máxima competición europea de su historia. El Benfica no sufrió en esta ronda gracias al 6 – 2 de la ida Lisboa, al igual que el AGF Aarhus sobre el Fredrikstad FK noruego.

El Burnley era el representante del fútbol británico, un equipo que en estos momentos se encuentra la parte media/baja de la tabla en Inglaterra, superaba al animador de la década pasada, el Stade de Reims francés, y se enfrentaba a otro conjunto que en estos momentos no se encuentra en la primera plana del fútbol europeo, el Hamburgo alemán.

El Barcelona llegaba a semifinales para enfrentarse al equipo de Alemania Occidental tras haber superado al Burnley, lo que le convertía en el rival más duro de los que había. En la ida, Evaristo consiguió adelantar al equipo, marcador que no se movió a pesar de los esfuerzos de los dos equipos, pero en la vuelta, con un 2-0 a punto de finalizar y de eliminar al Barcelona, se encontró con una jugada aislada de Evaristo que con un pase dejó solo a Kocsis para poner un 2-1 que daba paso al partido de desempate.

 

El Barcelona frente al Hamburgo.

 

También puedes leer:   La Real Sociedad 12/13: fútbol champagne en Anoeta

El Hamburgo, con su equipo al completo, en el que destacaba Uwe Seeler, tenía la vista puesta en sorprender a base de contraataques, aunque el club catalán aprovechó para jugar en campo contrario. El dominio del Barça y el titubeo del equipo alemán bastó a Evaristo para rematar una jugada a puerta vacía. Los últimos minutos se caracterizaron por el físico alemán, que no dio para más ante un equilibrado conjunto español. 

En la final, el Barcelona se había mostrado ansioso por ganar la Copa de Europa, ya que todos sus esfuerzos fueron dirigidos hacia ese título. Además, su rival era un equipo que no parecía tan poderoso y se plantó con la vitola de novato. Nada más lejos de la realidad, el Barcelona dominó el partido, pero la suerte, como en la vida, a veces hace de las suyas.

Fue un partido que el FC Barcelona controló y donde se mostró superior al Benfica, que aprovechó los fallos defensivos del Barcelona, para, en dos jugadas desafortunadas, ponerse por encima del marcador por 2 goles a 1.

En la segunda parte, el conjunto blaugrana tuvo muchas ocasiones, cuatro postes y un balón despejado en la línea de gol por parte de la defensa portuguesa. Un gol de Coluna para el Benfica y otro de Czibor dejaron el partido en 3-2. El Benfica era campeón de Europa y lo había logrado luchando contra múltiples adversidades, además de no ser uno de los grandes favoritos: Las Águilas volaban en Europa.

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 40 times, 9 visits today)
Tags: , , , , , , ,
1996. Periodista, nací con un balón en los pies y una idea en la cabeza. Escribo sobre muchas cosas, pero sólo pienso en el deporte. Me importa el fútbol y todo lo que le rodea: estoy aquí para contarlo. También en Agencia EFE.

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores