domingo, 12 julio, 2020
Banner Top

“Son la mitad más uno: son de Bolivia y Paraguay”, reza uno de los clásicos cantos de las hinchadas argentinas contra Boca Juniors, haciendo alusión a una supuesta connotación negativa que aquellas nacionalidades poseen de manera intrínseca. Y partiendo de ahí es que nos podemos preguntar, entonces, ¿En qué momento la xenofobia ingresó a la lírica folklórica y se instaló en el inconsciente colectivo de los espectadores?

Javier Bundio, antropólogo y doctor en Ciencias Sociales, egresado de la Universidad de Buenos Aires, definió a la xenofobia como “el rechazo al otro que se concibe por fuera del territorio nacional, al inmigrante o al que viene de afuera”. Bundio escribió una tesis de doctorado titulado “La construcción del otro en el fútbol. Identidad y alteridad en los cantos de las hinchadas argentinas”, y en ella desglosa los componentes que constituyen los cánticos futboleros. 

Entre los conceptos destacados para tratar la cuestión discriminatoria, el autor descarta la idea instalada de que el fútbol es un reflejo de la sociedad: “El fútbol forma parte de la sociedad. Evidentemente, si en el fútbol se expresa racismo y xenofobia es porque en la sociedad existe, pero no tiene una relación directa. No es que si se presentan más cantos xenófobos en los estadios aquello pueda tomarse como la medida que explique y demuestre un incremento de la xenofobia en la esfera social”. A su vez, explica que esta práctica es constitutiva de las sociedades y que se desarrollan al establecer las diferencias con el otro, entre los distintos grupos en tensión.

Aun así, las expresiones discriminatorias no tienen un origen definido. Las canciones de cancha empezaron a ser entonadas en los años 70 con el objetivo de apoyar al equipo al cual alentaba el espectador, utilizados de una manera que se pueden describir en términos contemporáneos como “ingenua”. A medida que el tiempo transcurrió, específicamente durante los años 80 cuando las olas migratorias crecieron en Argentina, según Bundio, aquellas expresiones fueron exacerbadas por un gobierno de facto que hizo hincapié en el rechazo al latinoamericano, impusieron un afecto hacia lo norteamericano, al tiempo en el que en las canchas empezaron a manifestarse en base a aquel ideal particular que bajaba desde el poder.  

A su vez, remarca que otro de los motivos por los que surgen las actitudes xenófobas, ya en el plano social por fuera de los estadios de fútbol, es por “el rechazo al cabecita negra en la década de los 40, aquel que representa lo popular, a la imagen peronista, con una mirada etnocentrista. En los 70 se traduce como rechazo al villero”.

A pesar de que la sociedad argentina está caracterizada por ser un crisol de razas, Bundio explica que, aunque compartan esa idea metafórica que conforman las etnias, “no es una relación cordial y de aceptación, sino más bien lo contrario, ya que desde el siglo XIX hay un fuerte rechazo por lo autóctono, hacia los pueblos originarios, mechado por la lógica de ¨Civilización vs Barbarie¨ (NdR: término acuñado por el ex-presidente argentino Domingo Faustino Sarmiento).

Sin embargo, y como actitud reaccionaria ante los sucesos discriminatorios, Bundio observa que están emergiendo grupos de hinchas anti-xenófobos y concluye que, en el mismo campo en el que se dan aquellos cantos excluyentes, aparecen centros de discusión que se resisten y evitan entonar las letras que ejerzan la llamada violencia simbólica: “Hay hinchadas antifascistas que prefieren evitar esos cánticos. También subcomisiones de hinchas que realizan eventos para concientizar sobre la xenofobia. Lo que es llamativo es la ausencia del Estado, y más desde 2015, cuando asumió Mauricio Macri, no hubo una continuidad”. El antropólogo se refiere al Observatorio de la Discriminación en el Fútbol, dependiente del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), creado en 2008 y en 2016 rebautizado a Observatorio de la Discriminación en el Deporte, que cuenta con la firma de los cinco grandes clubes de Buenos Aires y del director de Políticas contra la Discriminación, Ariel Isaak. 

Uno de los ejemplos más claros en los que el organismo tuvo que intervenir fue en un caso ocurrido en 2012, cuando la hinchada de Chacarita Juniors entonó una canción antisemita en contra del club Atlanta, con sede en el barrio de Villa Crespo, que cuenta con una vasta comunidad judía, haciendo alusión a que “los iban a matar y a hacer jabón”, una frase que tiene una relación directa con hechos perpetrados por el régimen nazi en contra de los prisioneros encarcelados en los campos de exterminio. La Asociación del Fútbol Argentino, en aquel entonces, sancionó al club con quita de puntos.

Sobre esto, Bundio establece tres posturas a destacar: la primera engloba a aquellas personas que ven en el canto el sentido literal, suscribiendo o no a su significado, entendiendo perfectamente lo que se dice con esas palabras. Luego, están los que piensan que es divertido, y reflejan en ese acto su propia estructura de pensamiento y, por último, la postura que según él hay que desarmar, es aquella que toma lo que se dice como un juego, como parte de lo que se dice en una cancha de fútbol, pero que en su vida privada no razona de tal manera. Sobre este último postulado, el antropólogo enfoca su análisis y concluye que con este razonamiento: “Se naturaliza el canto xenófobo y es esta postura sobre la que hay que hacer reflexionar y desarmar, para que esta noción no se tome como una cuestión folklórica y lúdica”.

José Garriga Zucal, antropólogo social e investigador del CONICET que desarrolló el concepto de violencia en el fútbol, observa que si hoy se están cuestionando estos temas, quiere decir que los límites de “lo que está bien y mal” se están moviendo y permiten que estas discusiones apunten a un espacio de diálogo y conclusiones: “Creo que hubo partidos, como un Independiente – Boca o Chacarita – Atlanta, en el que se entonaron canciones fuertemente discriminatorias que abrieron el camino para que se debatan estas cuestiones y se corra ese límite. Para mí, en el fútbol tenemos una tendencia, una lenta pero marcada construcción del otro que debe ser eliminado, y que está ligado con la noción de xenofobia”.  Además, Zucal suma otro concepto sobre el rol del fanático: la mutación de espectador a actor. “Tiene un rol protagónico, cree que su performance es determinante para el transcurso del partido. Si se apoya más al club le va bien y los jugadores pueden ganar”. 

Por el lado del rol de los jugadores en un contexto de cantos xenófobos, ambos coinciden en que todos forman parte de la esfera futbolística y que, en palabras de Garriga Zucal, al momento de deslegitimar la violencia “cualquier actor debe tomar un rol activo para que no entonen aquellos cantos discriminatorios”.

En la última década, los clubes apelaron a su condición de Asociaciones Civiles y trataron los distintos temas de discriminación con distintos recursos. River Plate brinda charlas sobre machismo y xenofobia en las cuales participan hinchas y jugadores juveniles. Racing lanzó una campaña con el nombre de Racing inclusivo en donde tratan, no solo cuestiones de discriminación, sino que también realizan acciones de concientización sobre las enfermedades mentales, sordera o ceguera.

Ante la ausencia del Estado y la aparición de proyectos que buscan privatizar los espacios comunes de los sectores populares, los clubes, hinchas, socios y demás actores aparecen para neutralizar los factores nocivos que dañan los valores inclusivos del fútbol, generar conciencia y trazar nuevos límites de tolerancia para el desarrollo del fútbol argentino.

También puedes leer:   Los Toros quieren estar en Chile
Tags: ,
Lucas Acosta
Porteño nacido en 1996 que está en una constante búsqueda de conocimientos. Plasmo mi pasión por el periodismo en cada nota que escribo. Amante del deporte y la sociología, las cuales busco combinar a menudo. Entusiasta en aprendizaje.

Related Article

0 Comments

¿Qué te pareció la nota?

The BreakerLetter

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Wing, el espíritu del fútbol

Mis Marcadores

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: