lunes, 18 octubre, 2021
Banner Top

Este domingo, un secreto a voces era anunciado de manera oficial: los clubes de fútbol autodenominados por ellos “más importantes” formarían una competición privada que iría en contra de los estatutos UEFA y FIFA, quienes a su vez han amenazado con expulsar a los equipos de las ligas nacionales y prohibir a los integrantes de las plantillas participar en Eurocopas o Mundiales.

El AC Milan, el Arsenal FC, el Atlético de Madrid, el Chelsea FC, el FC Barcelona, el FC Internazionale Milano, la Juventus FC, el Liverpool FC, el Manchester City, el Manchester United, el Real Madrid CF y el Tottenham Hotspur se han unido como “Clubes Fundadores” al torneo en el que no prevalece el rendimiento deportivo. Además, han indicado que invitarán a tres equipos a formar parte y que en cada edición incluirán a cinco clubes en función del rendimiento.

Esta noticia ha sido la guinda de un pastel que llevaba cocinándose desde hace muchos años, y ha sido culpa nuestra que sucediera. Algunas de las situaciones que propiciaron este torneo han sido varias y no podría enumerarlas todas, pero entre ellas se encuentran las decisiones de jugar a la 13.00 del mediodía un Real Madrid-FC Barcelona para que lo viera el mercado asiático; que el calendario de la liga española tuviera partidos entre semana en horario nocturno; que los cuatro equipos españoles, ingleses, alemanes o italianos tuvieran la participación en Champions League asegurada o que la Supercopa de España se celebre en Arabia Saudí y que el Mundial del 2022 se vaya a realizar en Qatar a pesar de las infracciones relacionadas con los derechos humanos y con los trabajadores del país, además de los ya probados sobornos ocurridos al momento de la adjudicación de dicha Copa.

Sin embargo, muchos de nosotros nos quejamos, pero esas quejas no se convirtieron en actos de protesta: seguimos yendo a los estadios un miércoles por la noche, a pesar de tener que madrugar el día siguiente y continuamos viendo torneos en países extranjeros al nuestro con la dificultad (económica y logística) de ir a apoyar a tu equipo y celebrar un título.

También puedes leer:   Ronaldinho con falda escocesa

Nos han robado el fútbol poco a poco sin darnos cuenta, pero ha sido culpa nuestra. Ahora es decisiva la respuesta del aficionado, seguidor, hincha de un club o del deporte en general para evitar que piensen que hacen lo correcto. El fútbol morirá con esta decisión, lo convertirá en un espacio más elitista aún y las desigualdades serán tan grandes que los equipos “mortales” recibirán cada vez menos dinero, el nivel de las ligas descenderá y el de los jugadores, por ende, también.

Además, el aura mística de las competiciones europeas, que lleva con nosotros más de medio siglo e hizo “grande” a los equipos que desean abandonar la Champions League, se perderá, y la ilusión de los equipos más humildes desaparecerá. Europa ha facilitado el crecimiento de ligas deportivas de nivel medio, llevándolas a mejorar a nivel interno y el de sus selecciones. Ahora, el dinero puede darle la estocada final al fútbol europeo.

Por último, que no nos vendan ideas de crecimiento, desarrollo y proyección del deporte europeo, porque el fin de este negocio es aumentar las ganancias de los equipos que participen en esta competición que se aparta de la diversidad, de la inclusión y polariza aún más a la sociedad; el dinero que genere la Superliga no se va a repartir ni a invertir en un supuesto desarrollo del fútbol femenino o de canteras.

Lo confieso, la Superliga Europea es culpa mía, pero esta “competición” se ha ganado todo el derecho del mundo a ser odiada, vetada y boicoteada, al menos por mi parte, y de muchos más.

 

 

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 92 times, 3 visits today)
Tags:
1996. Periodista, nací con un balón en los pies y una idea en la cabeza. Escribo sobre muchas cosas, pero sólo pienso en el deporte. Me importa el fútbol y todo lo que le rodea: estoy aquí para contarlo. También en Agencia EFE.

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores