jueves, 28 octubre, 2021
Banner Top

Muchos clubes se vieron afectados por las consecuencias de la pandemia del COVID19. Problemas económicos, bajos rendimientos futbolísticos, entre otras dificultades. Pero, en Kawasaki (Japón), una ciudad a unos 2432 kilómetros de Wuhan, el Frontale vivió en el 2020 uno de los mejores años en su historia.

El Kawasaki Frontale se consagró campeón por tercera vez en su historia de la J1 League con varias fechas de anticipación y jugando a un alto nivel futbolístico. Además, también logró adjudicarse la edición centenario de la Copa del Emperador, lo que le permitió conseguir el doblete, logro que nunca antes había alcanzado. A principios de año, el club que era visto como el gran favorito a llevarse la J. League y la Asian Champions League era Yokohama F. Marinos, dirigidos por el australiano Ange Postecoglou, los cuáles consiguieron el título de liga en 2019 luego de un espectacular sprint final con siete victorias consecutivas y un gran nivel de juego ofensivo, que le permitió ganar la Primera División después de 15 años.

A pesar de un gran arranque en la AFC Champions League, con victoria por 2-1 ante el Ulsan Hyundai de Corea del Sur y goleada 4-0 ante el Sydney FC de Australia, el Marinos comenzó la liga perdiendo por 2-1 ante el Gamba Osaka y, luego del parate por cuatro meses, la situación empeoró.

El Kawasaki Frontale llegaba al torneo como un equipo bastante fuerte, que tenía un gran entrenador en Toru Oniki y varios futbolistas prometedores, pero que no había tenido una buena temporada en 2019. En aquel año, el equipo de Kanagawa había logrado ganar la J. League Cup, pero en liga no pudo pelear el campeonato y terminó en el quinto puesto, sin poder clasificar a la ACL.

El equipo de la ciudad de Kawasaki aprovechó el bajo nivel de los principales candidatos (Yokohama F. Marinos, FC Tokyo y Vissel Kobe) y se convirtió en el principal aspirante a ganar el torneo local. Comenzó con un empate 0-0 como local ante el Sagan Tosu, pero luego nadie pudo bajarlo de la punta del campeonato. El conjunto dirigido por Toru Oniki tuvo un estilo de juego bastante ofensivo y que solía dominar la posesión durante los partidos. Sus dos laterales, Kyohei Noborizato y Miki Yamane, subían constantemente al ataque. Hidemasa Morita se encargaba de la recuperación y del primer pase, mientras que Ao Tanaka y Ryota Oshima, de la creación de juego.

También puedes leer:   Ryuho Kikuchi, el perro guardián de Hyogo

La gran figura del Kawasaki Frontale en la temporada fue el extremo Kaoru Mitoma. El juvenil, quien disputó su primera temporada como profesional, fue un dolor de cabeza para los defensores rivales. A pesar de solo disputar 11 partidos como titular, su gran velocidad y capacidad para regatear ayudaron al ex futbolista de la Universidad de Tsukuba a convertir 13 goles y aportar 12 asistencias.

 

 

Otra de las claves del Frontale en el 2020 fue su amplio plantel, y por ende su rotación. Debido al parate del torneo, la J1 League tuvo que reorganizar el calendario y muchos equipos se vieron afectados por la gran cantidad de partidos disputados en pocos días. Esto lo sufrieron, sobre todo, los equipos clasificados a la ACL 2020, encargados de realizar titánicos esfuerzos entre viajes y partidos extra. En cambio, el Kawasaki no perdió nunca su nivel e identidad de juego a pesar de los constantes cambios de jugadores. ¿No están Ao Tanaka y Ryota Oshima? Los reemplazan con Yasuto Wakizaka y Kengo Nakamura. ¿Sin Leandro Damião y Akihiro Ienaga? Ingresa Yu Kobayashi.

Luego de aquel empate ante el Sagan, el Frontale consiguió diez triunfos consecutivos. La seguidilla finalizó con una derrota por 1-0 ante el Nagoya Grampus, pero esto no impidió que el Kawasaki siguiera arrasando en el torneo local. Luego de aquella caída y un empate ante el Vissel Kobe de Iniesta, comenzó una nueva ráfaga de victorias. Esta vez fueron 12 al hilo. Así, se convirtió en el primer equipo japonés en lograr dos rachas de 10 o más triunfos en una misma temporada de liga. Tanta fue la superioridad del Kawasaki en el torneo que a nueve fechas del final la distancia con el segundo clasificado era de 17 puntos.

 

Etsuo Hara/Getty Images

 

A finales de noviembre, llegó el partido que podía consagrar campeón de la J1 League al Frontale. Encuentro como visitante ante un equipo de mitad de tabla, pero que siempre puede complicar los partidos: el Oita Trinita. Y así sucedió. El equipo dirigido por Tomohiro Katanosaka los derrotó por 1-0, con gol de Naoki Nomura, y tuvieron que esperar unos días más para poder levantar el trofeo.

También puedes leer:   ​Las preparatorias, el semillero del fútbol japonés

Luego de aquella derrota, el Frontale se enfrentaba como local al Gamba Osaka, su más cercano perseguidor. Con al menos un empate, se consagraban campeones ante su gente. El equipo de Toru Oniki se puso rápidamente en ventaja gracias a un gol de Leandro Damião a los 22 minutos. Cuando estaba finalizando el primer tiempo, llegó el 2-0 a favor de los de Kawasaki. Centro de Ao Tanaka, remate de cabeza del delantero brasileño, que desvío el extremo Akihiro Ienaga. Comenzado el segundo tiempo, el Frontale metió el 3-0 gracias a un remate raso cruzado de Akihiro Ienaga, luego de una asistencia del joven Kaoru Mitoma. 20 minutos después se volvió a repetir la conexión. Mitoma dió el pase al medio para que Ienaga meta el cuarto gol del partido y el tercero en su cuenta personal. Sobre el final del partido, el recién ingresado Manabu Saito convirtió el 5-0 definitivo que le dio el campeonato al Kawasaki. Con esta consagración, el equipo de Kanagawa ganó la tercera liga en su historia (2017-2018-2020).

Luego de la consagración en la J1 League, al equipo de Oniki le faltaba aún disputar la edición centenario de la Copa del Emperador. En semifinales, venció 2-0 en un partido sin complicaciones al BlauBlitz Akita. Ahora le tocaba disputar la gran final. ¿Su rival? el Gamba Osaka.

Con más de 13 mil espectadores en el Nuevo Estadio Olímpico de Tokio, Kawasaki Frontale y Gamba Osaka se volvían a enfrentar luego de aquel 5-0 en el Todoroki. A los cinco minutos de empezar el encuentro, el equipo de Suita convirtió gracias a un cabezazo de Patric, pero fue anulado por offside del delantero brasileño. A partir de la invalidación del gol, el partido fue totalmente dominado por los dirigidos por Toru Oniki, que controlaban la posesión y tenían las mejores situaciones.

Al iniciar el segundo tiempo, el partido seguía igual: Frontale dominando y el Gamba Osaka refugiado en su arco. A los 55 minutos, luego de un robo en la mitad de la cancha de Ryota Oshima y una asistencia de Leandro Damiao, el joven Kaoru Mitoma anotó la única conversión del juego. A pesar de la insistencia final del equipo de Suita, el equipo de Kawasaki se llevó la edición 100 del torneo más antiguo de Japón y logró un histórico doblete.

También puedes leer:   Iniesta, líder y guía de un proyecto que continúa apuntando alto

El final de la temporada no fue perfecto solo para el Frontale, si no también para Kengo Nakamura. El experimentado volante de 40 años había sufrido una grave lesión en 2019 que lo dejó varios meses fuera de las canchas y, a pesar de esto, decidió continuar un año más. Volvió en buena forma y pudo disfrutar del histórico año para el club de sus amores, al cual no abandonó desde 2003, cuando debutó profesionalmente y el Kawasaki se encontraba en Segunda División.

El 2021 vendrá con varios retos para el último campeón de la J1 League. Primero tendrá que defender los títulos logrados en la temporada pasada, pero también su gran objetivo será ganar la AFC Champions League por primera vez en su historia. El Frontale todavía no pudo destacarse en la mayor competición del fútbol asiático. Lo más lejos que llegó fue en 2017, cuando sufrió una dolorosa remontada contra el Urawa Reds en cuartos de final.

 

 

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 92 times, 10 visits today)
Tags: ,

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores