domingo, 17 octubre, 2021
Banner Top

Cuando en 2016 el Arsenal se hizo con los servicios de Takuma Asano, jamás se podría imaginar que no disputaría ni un solo partido con la camiseta gunner. Hoy, cinco años después, la que fuera una de las mayores promesas niponas, está brillando en el Partizan de Belgrado. Esta es la historia de Takuma Asano, a quien un permiso de trabajo le impidió jugar en la Premier League.

En los últimos años de Arséne Wenger al frente del vestuario del Arsenal, se continuó con la filosofía que encumbró al equipo a finales de los ´90 y principios de los ´00. El que es uno de los entrenadores más prolíficos del fútbol inglés, se caracterizó por una política de fichajes atípica en las islas, apostando por jóvenes promesas. La larga lista de jugadores que acabaron triunfando con el primer equipo sólo se equipara con la lista interminable de jugadores que desistieron en su intento por ganarse un hueco en el Arsenal. Este fue el caso de Takuma Asano. 

El japonés llegó a Londres en el verano de 2016 procedente de Sanfrecce Hiroshima. De esta manera, se convirtió en el tercer jugador nipón después de Junichi Inamoto y Ryo Miyaichi en firmar con el Arsenal. A sus 21 años había sido galardonado con el premio al mejor jugador joven de la J1 League. Pese a su corta edad, contaba con cinco apariciones en la selección absoluta, además de haber anotado un gol con la misma. A razón de más de un millón de libras, el Arsenal se impuso al Augsburgo, Salzburgo y Grasshoppers en la firma de Asano. Wenger llegó a afirmar sobre él que “es un delantero joven con talento, esperamos de él un gran desarrollo en los próximos años”

Por aquel entonces, el Arsenal, necesitado de un delantero goleador, no vio en la promesa nipona una solución a su problema ofensivo. El Arsenal tenía otros proyectos para el japonés, ya que había propuesto para él un plan de dos años de desarrollo más allá de las islas. Pero el cuidar su proyección no fue el principal factor que envió a Asano a la segunda división alemana, puesto que el nipón no logró obtener el permiso de trabajo para jugar en Inglaterra.

El Reino Unido cuenta con una serie de normas que todo trabajador (en este caso futbolista) debe cumplir para ejercer en las islas. Hasta diciembre de 2020, estas reglas eran aplicables sólo a los trabajadores ajenos a la Unión Europea. Tras la aplicación del Brexit en su totalidad, esta norma se extendió a todos aquellos países que no formen parte del Reino Unido. El famoso “work permit” se otorga a aquellos profesionales que cumplan una serie de factores relacionados con el ranking de la selección y club al que representen, así como las participaciones con los mismos y las presencias en torneos continentales. Takuma Asano no cumplía estas características, por lo que se le denegó el permiso de trabajo. Hay todavía más ejemplos en el Arsenal como los del costarricense Joel Campbell y el brasileño Wellington Silva, a los que también se les rechazó el permiso. 

Obligado a salir, el Arsenal lo envió a Alemania, destino apacible para los jugadores asiáticos, donde tipos como Shinji Kagawa ya venían despuntando. Su nuevo lugar fue el recién descendido Vfb Stuttgart, y tras una prometedora temporada del japonés (4 goles y 4 asistencias en 26 partidos), lograron volver a la máxima categoría. 

Pese a los dos años de contrato, existía el miedo de que el Arsenal llegara a cancelar la cesión. De acuerdo con Bild, el pacto entre el Arsenal y el Stuttgart contaba con tres opciones para que el cuadro londinense retornara a su jugador. Ninguna de ellas se cumplió, pues lograron el ascenso, jugó más de 25 partidos y el permiso de trabajo seguía sin ser validado. De esta forma, el Stuttgart afrontó su vuelta a la élite reteniendo a uno de sus jugadores más destacados. 

Su segundo año en Alemania no marchó cómo esperaban en Londres y después de sólo 15 partidos y un gol, volvieron a ceder a Asano a la Bundesliga, esta vez, al Hannover 96, pero el japonés no llegó a ser relevante en un equipo que descendió. El único tanto de Asano con la camiseta del Hannover se dio en la DFB Pokal, en una victoria por 0-6 frente al Karlsruher SC. Con un paupérrimo bagaje en Bundesliga, el Arsenal se vio obligado a vender a su jugador. La Super Liga Serbia sirvió de acomodo para un Takuma Asano que iba abandonando su designación de joven promesa. En el Partizán de Belgrado, ha encontrado un marco idóneo para desarrollar su mejor fútbol. Descartada ya la opción de jugar en la Premier League, a sus 26 años ha hallado su mejor versión destapándose como uno de los mejores goleadores del continente europeo. Habitual también con la absoluta, lleva más de veinte partidos a sus espaldas. 

Tras un desafortunado paso por el gigante londinense, tuvo que ser en Serbia donde Takuma Asano pudiera demostrar su mejor fútbol. El futuro decidirá si el japonés merece una segunda oportunidad.

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 86 times, 11 visits today)
También puedes leer:   90 de los 90: La creación de la Premier League
Tags: , , , , ,
Estudiante de periodismo. Tuve la suerte de crecer viendo la mejor generación de futbolistas de la selección española. Me gusta el deporte, así como todo lo que rodea al mismo, sus causas y consecuencias. Por ello es importante contar las historias de los protagonistas. Del 2001.

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores