sábado, 21 mayo, 2022
Banner Top

Por Sergio Lahoz

 

Es un mal momento para el barcelonismo. Cuesta mucho ilusionarse cuando sale el presidente del club a decir que hay una deuda histórica. No solo eso, sino que también el aficionado sabe que queda mucho camino por recorrer.

Tristeza, desolación e incertidumbre. Con colofón en la marcha de Lionel Andrés Messi del FC Barcelona. Algo que nadie esperaba ver hasta que el argentino no pudiese dar más de sí mismo vestido de blaugrana.

 

 

La felicidad está a la vuelta de la esquina

Con toda esta tristeza encima, los aficionados culés se han agarrado a un clavo ardiendo. Y qué clavo. Nada ha podido eclipsar más un mal momento que un triplete.

El concepto de triplete arranca sonrisas en el Barça. Es sinónimo de buenos recuerdos y de bonanza, es equivalente al bolígrafo de Men in Black, el cual consigue hacer olvidar todo. Por unos instantes, cuándo el equipo lo gana, la afición deja sus vidas atrás para festejar una gesta histórica. Exactamente, es eso lo que ha y está consiguiendo el Barça femenino.

Una orquesta dirigida por Lluís Cortés, haciendo sonar el ADN Barça de forma excelente. Un fútbol jamás visto en la modalidad del femenino por unas instrumentistas en su máximo nivel.

Alexia Putellas, Aitana Bonmatí, Jenni Hermoso o Lieke Martens hacían sonar las notas del fútbol de una manera que hacía dejar atrás el mal momento del masculino, siendo ellas la cara visible del Barça en el mundo. Alexia, con su Balón de Oro, se ha convertido en una institución y toda persona relacionada con el fútbol se deshace en halagos con ella.

 

 

Rompiendo el techo de cristal

El triplete conseguido por el conjunto de Lluís Cortés parece ser el inicio de una hegemonía maravillosa para cualquier aficionado del Barça. Para cualquier escéptico que todavía no se ha dado cuenta de lo bien que se juega al fútbol en el Johan Cruyff. Cómo aquel que va a la ópera por primera vez creyendo que se aburrirá y acaba llorando en cada acto.

También puedes leer:   Xavi: el maestro de Terrassa

Su juego puede recordar al de Pep Guardiola o al del propio Johan, haciendo honor al estadio en el que juegan. Lluís consiguió quedar por igual a estos nombres, después de implementar el estilo tan característico del barcelonismo.

Gracias a Sandra, Cata, Gemma, Mapi, Marta, Leila, Andrea, Laia, Melanie, Crnogorgevic, Jana, Kheira, Aitana, Alexia, Patri, Vicky, Graham, Hermoso, Lieke, Mariona, Oshoala, Andrea, Bruna y Gio, se ha conseguido poner algo de luz dentro de un auténtico desastre. Jugadoras que han conseguido dar un paso más allá, tanto mediáticamente como tácticamente dentro del campo. Han levantado hinchadas y han conseguido sentar a la gente en sus sofás para ver, cómo el fútbol femenino, ha llegado para quedarse.

Por las que estuvieron, están y las que llegarán. Unas referentes para las niñas, un respiro para un Barça hundido.

(Visited 40 times, 5 visits today)
Tags: , , , , ,

Related Article

Archivos

Nuestras Redes

INSTAGRAM