martes, 30 noviembre, 2021
Banner Top

A pesar de que para el común de los futboleros el máximo punto del fútbol camerunés se ubica en su participación en Italia 1990 (siendo el primer seleccionado africano en llegar hasta cuartos de final), fue en la década anterior, que es la que nos ocupa en esta nueva serie, en donde los Leones Indomables empezaron a convertirse en una de las referencias del balón en África.

Y es que en los años ochenta Camerún participó por primera vez en un Mundial, ganó sus primeras Copas Africanas de Naciones (CAN) y se destacó también a nivel de logros individuales. Por ejemplo, desde que la revista France Football empezó a premiar al mejor futbolista de África en 1970 y hasta 1984 –cuando los Leones Indomables ganaron su primera CAN-, se quedaron con un tercio de los galardones: Roger Milla (1976), Thomas N´Kono (1979 y 1982), Jean Manga Onguene (1980) y Théophile Abega (1984).

El buen inicio de los equipos cameruneses en la Champions Africana de clubes (títulos de Oryx Douala en 1969, triplete de Canon Yaounde -1971, 1978 y 1980- y la del Union Douala en 1979) pareció poner punto final con la Champions del Canon Yaoundé en 1980 para dar paso a las buenas actuaciones a nivel selección.
En España 1982 los Leones Indomables fueron uno de los representantes africanos junto a Argelia, luego de dejar en el camino en las Eliminatorias a Malawi, Zimbabwe, Zaire y Marruecos con un gol de Abega en todo el trayecto, seis de Milla, tres de Emmanuel Kundé y dos de M’Bia y Onguené, entre otros. En España, cameruneses y argelinos se sumaron a Egipto (1934), Marruecos (1970), Zaire (1974) y Túnez (1978) en la representación africana en Mundiales. Y ambos estuvieron cerca de pasar la primera ronda; los Zorros del Desierto vencieron a Alemania y a Chile y perdieron con Austria, pero un empate entre estos y los alemanes los dejaron afuera por diferencia de gol. Camerún no perdió, pero corrió la misma suerte; comenzó con dos empates a cero ante Perú y Polonia y cerró con un 1-1 ante Italia, que sería el campeón.

También puedes leer:   España 82’: el Mundial que coronó al Calcio

Poco antes del Mundial, en marzo de 1982, Camerún había vuelto a disputar una CAN tras diez años. En 1970 fue su primera aparición, quedando afuera en primera fase, y dos años después fueron anfitriones terminando en el tercer puesto cayendo en semis ante Congo –futuro campeón- y ganando el tercer puesto a Zaire. En la CAN organizada por la Libia de Gaddafi, los Leones Indomables habían tenido una actuación premonitoria de lo que sería su primera aparición mundialista. Dos empates sin goles (ante el local y Ghana) y un 1-1 ante Túnez con gol de M’Bia, el mismo que marcaría el único gol en España.

Entre 1984 y 1988 se llevaron a cabo tres ediciones de la Copa Africana de Naciones (CAN) y los cameruneses estuvieron en las tres finales. Para Costa de Marfil 1984, Camerún llegó con la base del equipo que había empatado sus tres partidos en el Mundial de España y, a pesar de que debutó con derrota 1-0 ante Egipto, con el paso de la competencia se fue afianzando para quedarse con su primera CAN de la mano del yugoslavo Radivoje Ognjanovic. El arquero Bell, el doctor Theophile Abega y un “joven” Roger Milla fueron los estandartes de una campaña que incluyó triunfo en semis ante Argelia en los penales y un contundente 3-1 sobre Nigeria en el duelo por el título. Los nigerianos se adelantaron con un gol de Muda Lawal antes del cuarto de hora, pero los cameruneses igualaron sobre los 30 minutos por intermedio de René N’Djeya. Con diez minutos por jugar, Abega arrancó desde mitad de cancha, dejando hombres en el camino y, tras una pared con Milla al borde del área, definió de zurda ante la salida del arquero. A poco del final, Ernest Ebongué puso el 3-1 definitivo para la primera CAN de Camerún. Joseph Antoine Bell, Isaac Sinkot y Abega fueron los representantes del campeón en el equipo ideal del certamen. Abega –capitán del equipo del serbio Radivoje Ognjanovic- fue también elegido como el mejor jugador y recibió la copa de manos del presidente marfileño.

También puedes leer:   Hassan El Shazly: goles que no se olvidan

Meses después de su primer título en una CAN, Camerún clasificó por primera vez a los Juegos Olímpicos, pero en Los Ángeles 84 no pudo pasar de grupo –triunfo ante Irak y caídas con Yugoslavia y Canadá-. Ese año tuvo por última vez en la década a un camerunés como ganador del Balón de Oro Africano. Abega –con 124 votos- se quedó con el premio de France Football, imponiéndose a su compatriota Bell y al egipcio Ibrahim Youssef –ambos con 65-. De ahí hasta 1990, cuando lo ganó Milla, siempre hubo algún camerunés en el podio: Milla (1986 y 1988), Omam Biyik (1987) y Bell (1989).

En 1986, en Egipto, los Leones Indomables fueron subcampeones del anfitrión en la CAN. “En aquel torneo temimos por nuestra vida. La delicada situación política en Egipto influyó en nuestra derrota”, recordaría años después Roger Milla, quien jugó la final que terminó 0-0, pero que por el 5-4 en los penales decretó el título para los Faraones.

En el año 1988 la CAN tuvo a Marruecos como sede y a Camerún le bastaron solamente cuatro goles en la competición para jugar su tercera final consecutiva y quedarse con su segunda CAN. Roger Milla (2), Kundé y Makanaky fueron los goleadores de los Leones Indomables y Bell, Tataw, Mbouh y Mfede estuvieron en el equipo ideal del certamen. En la final, disputada en el Mohamed V de Casablanca, Kundé, de penal, le dio el triunfo 1-0 sobre Nigeria.

Dos títulos en la CAN –los primeros de los cinco que tienen a la fecha-, tres finales consecutivas del certamen estelar del fútbol africano, una participación olímpica y su primera aparición en un mundial. Todo en una misma década que debe ser considerada como una de las mejores en la historia del fútbol camerunés.

(Visited 33 times, 33 visits today)
Tags: , , , , , , ,
Suipachero de nacimiento y amante del fútbol africano. Casi una década de periodismo con pasado en Diario Clarín y El Gráfico. Colaborador en Revista Don Julio y El Enganche. Apostando por un nuevo periodismo en The Line Breaker.

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores