miércoles, 17 julio, 2019
Banner Top

En la Copa Mundial de 1994 Suecia había quedado encuadrada en un difícil Grupo B junto con Brasil, Rusia y Camerún. Los escandinavos se clasificaron como segundos de grupo tras vencer a Rusia y empatar contra Camerún y Brasil.

El último partido de la fase de grupos enfrentaba en Michigan a Suecia contra Brasil, con Carlos Alberto Parreira al frente de un equipo impresionante con Taffarel, Aldair, Dunga, Mazinho, Mauro Silva, Zinho, Bebeto y Romario. Kennet Andersson adelantaba a Suecia pero, al poco de comenzar la segunda parte, Romário conseguía igualar el marcador, que ya no se movería durante el partido.

El segundo puesto de Suecia en el grupo lo emparejaba en octavos de final con Arabia Saudí, que se había clasificado también como segunda de grupo gracias a un gol del legendario Saeed Al-Owairan. Suecia ganaría 3-1 el partido, gracias a dos goles de Andersson y a uno de Dahlin. Se comenzaba a gestar la magnifica historia, donde unos incansables rumanos los esperaban en cuartos de final. Venían de eliminar a Argentina.

Un 1-1 los llevaría a la prórroga. Ya en la misma primera parte Raducioiu ponía a en ventaja a Rumanía tras un mal despeje de Patrick Andersson. Suecia supo recomponerse tras el gol y con un jugador menos, tras la expulsión de Schwarz, Kennet Andersson volvía a empatar la partida pocos minutos antes del final, forzando la tanda de penaltis. Al final Ravelli conseguiría detener los lanzamientos de Petrescu y Belodedici, clasificando al equipo escandinavo a las semis.

Finalmente sólo perderían un partido en todo el torneo, el de las semifinales frente a Brasil (0-1) en el Rose Bowl de Los Angeles. La roja de Thern, por una falta a Dunga cuando el 0-0 aún subsistía, antecedió al gol definitivo de Romário. Ante el remate de cabeza del ahora político Ravelli no pudo hacer nada. Suecia caía con la cabeza en alto ante el futuro campeón del mundo.

Pero la historia ya había sido grabada. Suecia se tenía pues que conformar con jugar contra Bulgaria la final de consolación y que decidiría el ocupante de la tercera plaza final. Suecia dominó el partido desde el principio y los de Dimitar Penev no tuvieron tiempo de demostrar el nivel exhibido ante Alemania o Argentina. Brolin, Mild, Larsson y Kenneth Andersson fueron los autores de los tantos del 4-0.

Más sorprendente la realidad que la ficción.
Empezaremos con uno de aquellos atacantes. Dahlin nació en Goteborg, hijo de un cantante venezolano y una sueca. Igual, que a Martin le hablen de Venezuela no le resulta divertido. Es que, al poco tiempo, su padre se separó de su madre, regresó a su país y nunca más lo volvió a ver. Martin Dahlin tuvo sus críticos en Suecia, presa fácil de las provocaciones y de llevar una carrera irregular. Porque él fue el primer futbolista de color en vestir la camiseta sueca, y abrió camino en ese sentido.

Con un buen comienzo en el Malmo dirigido por Roy Hodgson, y tras jugar en la Bundesliga, fue fichado por la Roma pero apenas dispuso de oportunidades en Italia. Hasta el punto que, al año siguiente, se marchó al Blackburn inglés, dónde sufrió una grave lesión que le alejó de los campos durante todo el año. El retiro le sobrevino con sólo 31 años tras pasar por Hamburgo.

En el caso de Brolin es más sorprendente la realidad que la ficción. Jugó en el mejor Parma de la historia, formando una dupla temible con el colombiano Asprilla. Nunca volvió a ser el mismo tras sufrir una grave lesión durante su etapa en el club italiano. Se fue a la Premier League, donde tuvo un paso para olvidar en el Leeds United. Fue cedido al mismo Parma y al Zürich, y terminó retirándose en suelo inglés con sólo 29 años. Nunca rindió como con su selección, donde llegó a marcar 26 goles en sólo 47 partidos.

Muchos jugadores en su situación habrían caído en la depresión pero Brolin se repuso de forma magistral. Convertido en empresario volvió a su país, llegando a entrar en la industria gastronómica, con su restaurante de comida italiana en el barrio más exclusivo de Estocolmo y de nombre Undici. Participó, a su vez, en un videoclip con Bjorn Borg y Dr.Alban que no tiene desperdicio -bendito Youtube- e incursionó en el mundo de las telecompras. Últimamente se le ha visto participando en las Poker World Series con personalidades como Boris Becker o Gérard Piqué. Para rematar, su último partido lo disputó en las filas del Hudiksvalls de su ciudad natal… jugando de portero.

Hablando de porteros, Ravelli se retiró en 1999, dos años después de hacerlo con su selección. Participó en un programa de televisión sueco, donde ganó en la edición 2018… ante Stefan Schwarz, compañero mundialista y aquel de la expulsión ante Rumanía.

 

 

 

Actualidad sueca

Los años no pasaron en vano. En 2015 los suecos ganaron el Campeonato Europeo sub-21. Lindelöf, Helander, Augustinsson, Hiljemark, Thelin y Guidetti levantaron aquel trofeo y luego terminaron formando parte de la lista de 23 de Suecia en el Mundial 2018. Después de estar ausentes en los dos últimos torneos, han estado cerca de repetir los éxitos históricos de la selección absoluta de su país.

Sin duda, todavía queda mucho por ver de esta escuadra. Suecia clasificó para los cuartos de final del Mundial acogido por Rusia. La última víctima de este equipo rocoso, organizado y amante del fútbol aéreo fue la prometedora Suiza. El juego discreto de la «Blagult» les condujo a los cuartos del torneo, siendo una de las ocho últimas supervivientes, algo que no conseguían desde aquel mágico 1994.

El cuadro les deparó una eliminatoria frente a Inglaterra para los cuartos, en la lucha por llegar a semifinales. La selección comandada por Gareth Southgate, con una amplia renovación de la plantilla británica, venció a Suecia en un partido duro por 2-0. Se acabó aquí el sueño nórdico. Una selección muchas veces próxima a la gloria pero no lo suficiente como para ser eternamente recordada. El presente deslumbra y el pasado alienta, combinación ganadora.

 

Tags: , , , ,
Juan Zavala
Venezolano del 96. Literatura, geopolítica y deportes. Contando aquellas historias que tanto nos apasionan desde otro punto de vista.

Related Article

0 Comments

¿Qué te pareció la nota?

A %d blogueros les gusta esto: