viernes, 18 junio, 2021
Banner Top

Por los años 2005-2006 empezaron a circular unos videos de móvil en móvil; compartidos entre amigos, sobre todo jóvenes adolescentes, estos videos fueron “virales” antes de que el término “viral” se utilizara en el ámbito del internet y redes sociales. Las imágenes que se mostraban eran de un individuo de raza negra, con barba, vestido solamente con un short que dejaba ver su evidente musculatura, despedazando a golpes a otras personas en una especie de peleas callejeras.

Con el tiempo, después de ver como este hombre rompía narices por doquier, nos dimos cuenta de que las peleas estaban de alguna manera reguladas, con una especie de árbitro, y que al final los dos peleadores se abrazaban y se daban la mano. Este personaje tan excéntrico dentro de este ambiente, que podía pasar de tirar golpes con los puños como si fueran martillos a saludar y abrazarse con los que acaba de dejar en el piso, era Kevin Ferguson, mejor conocido en este mundo como Kimbo Slice.

Ferguson nació en Nassau, Bahamas, en 1974, y durante su niñez su familia cambió de residencia a Miami, en Estados Unidos. Durante la preparatoria, Kevin fue una estrella del equipo de futbol americano de la escuela. Luego se ganó una beca para ir a la Universidad de Miami, y al finalizar estuvo en el equipo de prácticas de los Miami Dolphins, de la NFL.

Poco después de no lograr quedarse en el primer equipo de los Dolphins, empezó a trabajar como conductor de una limusina en una empresa de entretenimiento para adultos, donde ya lucía un físico que llamaba bastante la atención. Fue en el 2003 donde inició su carrera en el mundo de las peleas callejeras, las cuales eran grabadas para un portal de internet. Las peleas duraban pocos minutos en donde la diferencia entre Slice y sus oponentes era notoria, incluso en una ocasión enfrentándose a dos rivales en la misma pelea, a los cuales venció.

Unos pocos años después, los videos de sus peleas comenzaron a hacerse muy populares, pero principalmente tres se llevaban todos los comentarios: una pelea ante un puertorriqueño llamado Chico, al que le dio tremenda golpiza, en otro donde aparece ante un rival por el cual se deja golpear en el rostro, sin recibir daño alguno, y la más famosa de todas, un encuentro ante un policía de la ciudad de Boston, el cual con mucha controversia y en un ambiente muy hostil, logró vencer a Kimbo, siendo esta su única derrota registrada en video en este tipo de peleas.

Bajo este contexto, y con su madre asistiendo a un par de peleas, Ferguson parecía intocable, algo que evidentemente cambiaría después. Durante esta etapa, coincidió con un joven Jorge Masvidal, que en ese tiempo se desenvolvía en el mismo ambiente y que posteriormente llegaría a la UFC. La fama de Kimbo había trascendido, era reconocido por las calles, hasta el grado de que el propio Mike Tyson era su fan, esto dicho por el propio Tyson. En un encuentro entre ellos, Mike también le comentó: “No vayas al profesionalismo, sigue haciendo lo tuyo”, consejo que evidentemente no siguió.

En el 2005 empezó a entrenar MMA, buscando pelear de manera profesional, motivado por que sus rivales en la calle no le ofrecían resistencia alguna y no estaban preparados para la competencia. Su primer combate profesional fue una exhibición en la empresa Cage Fury Championship, del cual salió ganador via sumisión, algo raro para alguien acostumbrado a golpear a diestra y siniestra, pero que demostraba los frutos del entrenamiento.

 

 

Su primer evento estelar llegaría en el 2008 en el EliteXC, ante la leyenda Tank Abbott, al cual noqueó en 43 segundos. Más tarde ese mismo año, tendría una de sus peleas más famosas, ante Seth Petruzelli, en la cual Slice fue noqueado en 14 segundos, una derrota que expuso muchos de sus defectos en el entrenamiento y en su estilo.

En el 2009, Kimbo llegaría a la UFC mediante el programa The Ultimate Fighter, un reality show donde nuevos talentos buscaban un lugar en la UFC. Aquí tendría una victoria ante Houston Alexander y una derrota ante Roy Nelson. Durante su etapa en este programa y bajo el entrenamiento y tutela de Quinton “Rampage” Jackson, pudimos ver menos a Kimbo y más a Kevin Ferguson, una personalidad muy distante a la portada de rudo y golpeador que conocíamos. Descrito por sus entrenadores y Dana White, alguien que siempre estuvo dispuesto a aprender, fue uno de los participantes con más disposición en los entrenamientos y uno de los que más creció durante el show.

Más adelante en el 2015 y ya en el final de su carrera, derrotó a Ken Shamrock, peleador que fue parte de UFC 1. Su última pelea ocurrió en Bellator 149, en febrero del 2016, una pelea muy polémica que fue catalogada como uno de los peores combates, si no el peor, en la historia de las MMA. El rival fue un peleador llamado Dada 5000. El morbo de esto era que Dada fue parte del equipo de seguridad de Kimbo, y siguió un camino similiar en las peleas callejeras. Esta contienda terminó sin resultado, debido a que la condición física de ambos competidores era tan mala que no les permitió terminar. Dada fue trasladado al hospital en donde estuvo internado dos semanas (y a punto de morir) por fatiga. Originalmente Slice era el ganador por nocaut técnico, pero posteriormente dio un doping positivo que hizo modificar el resultado.

 

(David Ramos/Getty Images)

 

En medio de todo esto, el caribeño también incursionó en el boxeo, donde finalizó su corta carrera invicta, con un 7-0. También tuvo una corta carrera en la lucha libre profesional, se presentó en una sola ocasión en Japón. En junio del 2016, Kevin fue ingresado a un hospital en Florida, en donde murió debido a una falla en el corazón.

La leyenda de Kimbo Slice inició mucho antes de que los videos se volvieran virales, antes de que el internet dominara la información. Aún así, consiguió sobreponerse al paso del tiempo y hoy en día los jóvenes que ven sus peleas por primera vez se asombran igual que nosotros, como cuando lo conocimos hace ya más de 10 años.

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 228 times, 29 visits today)

The BreakerLetter

Archivos

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores