viernes, 26 febrero, 2021
Banner Top

La final del Mundial de Clubes del 2016 será recordado como una de las noches en la que más le costó ganar al Real Madrid en aquella competición. Aquella noche, el Kashima Antlers pudo convertirse en el primer equipo no sudamericano en derrotar a un conjunto europeo y consagrarse campeón. Pero además, en aquel partido hubo un futbolista que sorprendió a los Merengues: Gaku Shibasaki.

Gaku llegó al Kashima Antlers en 2011, luego de su destacadas participaciones en el Campeonato de Preparatorias con la Aomori Yamada High School. En sus primeros años como profesional sería clave en los tres títulos en la Copa de la Liga (2011, 2012 y 2015); sobre todo en la edición del 2012, cuando fue elegido mejor jugador del torneo y el equipo de Ibaraki logró gritar campeón gracias a dos goles suyos en la final. 

 

 

En 2016, Shibasaki anotó tres goles y aportó nueve asistencias, siendo importante para que el Kashima ganará milagrosamente la J1 League al derrotar al Urawa Reds en la final. En el partido de ida, el Antlers sufrió una derrota por 1-0 como local y se complicaba la chance de obtener su octavo título de liga. Tenían que remontar el resultado como visitante ante uno de los clubes más populares y con una de las hinchadas más apasionadas de Japón. Aquel milagro sucedió, y a pesar de que empezaron perdiendo con un gol de Shinzo Koroki, un doblete de Mū Kanazaki le permitió al equipo de Ibaraki gritar campeón en Saitama.

Aquel título en la J1 le permitió al Kashima Antlers disputar por primera vez en su historia el Mundial de Clubes. En la primera ronda, el equipo de Gaku dejaría afuera al Auckland City de Nueva Zelanda tras derrotarlos agónicamente por 2-1. Luego harían lo mismo con el Mamelodi Sundowns de Sudáfrica. En semifinales, los japoneses darían la primera gran sorpresa del torneo eliminando al Atlético Nacional, campeón de la Copa Libertadores, tras golearlos por 3-0, con una asistencia de Shibasaki.

También puedes leer:   90 de los 90: Robert Prosinečki, el gran talento balcánico

Más de 68 mil espectadores llenaron el Estadio Internacional de Yokohama para ver el enfrentamiento entre el Real Madrid contra el Kashima Antlers. El conjunto español partía como claro favorito en el encuentro, y así lo demostró en el inicio. El equipo dirigido por Zinedine Zidane rápidamente abrió el marcador gracias a un gol de Karim Benzema, que aprovechó un rebote del experimentado arquero Hitoshi Sogahata.

A partir de la anotación del delantero francés, el Real Madrid seguía dominando el encuentro y creando varias oportunidades para anotar el segundo gol que el campeón de Champions no podía aprovechar. Y esto lo pagó caro. Sobre el final del primer tiempo, ante todo pronóstico, un centro de Shoma Doi conectó con Gaku Shibasaki, quien disparó cruzado y venció a Keylor Navas para poner el empate.

 

Reuters / Issei Kato Livepic

 

Comenzando el segundo tiempo, el Merengue buscó anotar el segundo gol para cerrar el partido, pero un mal rechace de Sergio Ramos fue aprovechado otra vez por el futbolista oriundo de Aomori, quien con un remate raso desde afuera del área puso arriba 2-1 al conjunto nipón. Pero la ventaja duró poco para los japoneses, ya que rápidamente Cristiano Ronaldo, de penal, anotó el empate que llevó el encuentro al tiempo extra. En el suplementario, el astro portugués volvió aparecer en dos oportunidades para poner el 4-2 definitivo y darle a los Blancos un nuevo título.

Luego de finalizar su actuación en el Mundial de Clubes, en el que Gaku fue elegido como Balón de Bronce, tendría la posibilidad de emigrar por primera vez al fútbol europeo y llamó la atención de varios clubes españoles. Finalmente, en enero de 2017, firmó con el CD Tenerife, de la Segunda División española. A pesar de que al principio le costó adaptarse, terminó siendo importante para que el equipo isleño llegara a la final de los Playoffs de ascenso a La Liga, instancia en la que perdió con el Getafe.

También puedes leer:   Calcio: Risorgimento

Tras perder aquel partido, el mismo Getafe se interesó en el mediocampista nipón y lo fichó para afrontar su regreso a Primera División. En aquella temporada, Gaku lograría anotarle al FC Barcelona en una derrota por 2-1 y se convertiría en el primer japonés en anotarle un gol a los dos equipos más grandes de España. Luego de su paso por el conjunto madrileño, firmó con el Deportivo La Coruña y en la actualidad se encuentra en el Leganés, que lucha por regresar a La Liga Santander. Pero todo comenzó aquella noche en Yokohama en la que, al menos durante 90 minutos, el mundo supo quién era Gaku Shibasaki.

 

 

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 31 times, 2 visits today)
Tags: , , , , ,
Avatar

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores