domingo, 20 septiembre, 2020
Banner Top

Por Rosario Pompizzi

 

Estambul 2005 fue y será una de las finales más emblemáticas, épicas e históricas de la Copa de Europa. Milan y Liverpool ofrecieron un verdadero (y extenso) espectáculo en el imponente estadio Olímpico Atatürk, con emociones que llegaron hasta el desenlace. La gloriosa remontada de los Reds contó con un protagonista singular: Jerzy Henryk Dudek. Tras el 3 a 3 en tiempo reglamentario, el arquero polaco montó un numerito inolvidable con baile incluido en la tanda de penales que empleó sabiamente cual recurso de distracción. 

Aquel movimiento, conocido como ‘the spaghetti legs‘ (piernas de spaghetti), tiene dueño y ese es Bruce David Grobbelaar. Predecesor del polaco en la valla de Anfield, utilizó aquella acción para desorientar a los jugadores de la Roma en la final de la Copa de 1984 entre el conjunto italiano y el Liverpool. El uno sudafricano simuló estar mareado mientras se encaminaba hacia el arco y luego, ya en la línea de gol, comenzó a tambalear. La payasada dio resultado y los ingleses se quedaron con el título europeo al ganar por 4-2 en la definición desde los doce pasos. 

La famosa escena se repitió en 2005 gracias a un comentario de Jamie Carragher a Dudek antes de los penales. El defensor tomó como ejemplo la acción de Grobbelaar con el único fin de ejercer presión. Lo que vino después, puro arte dramático. Arriba, abajo, brazos extendidos y en movimiento; izquierda, derecha, derecha e izquierda, una salvada ante Andrea Pirlo y la última frente a Andrei Shevchenko. La danza exótica hacia la orejona. ¡Infalible! 

Tras la tapada a Sheva, Carragher se acercó de inmediato hacia su compañero para felicitarlo. “Sentí una gran emoción al verlo correr hacia mí. Se dio cuenta de que era el mejor momento de nuestras vidas“, admitió Dudek en una entrevista a LFC TV. Un consejo a las apuradas actuó como motivador, y la confianza entre ambos significó un factor fundamental para encarar aquella instancia decisiva de una manera diferente. 

En la previa al show del spaghetti, Jerzy ya se había lucido con una doble intervención durante el minuto final de la prórroga. “Fue un poco de intuición, un poco de suerte, un poco de una sesión de entrenamiento“, recordó en declaraciones al sitio oficial de la UEFA. El Liverpool remontó un panorama adverso con empuje, perseverancia, actitud y coraje, pero las intervenciones del arquero también fueron determinantes para lograr el objetivo. 

La actuación de Dudek quedó marcada en los corazones de los seguidores, tal es así que hasta le dedicaron una canción: “Come on and do the Dudek, do the Jerzy Dudek; shake it, shake it, move it, jump up and wave your gloves!“. Que se traduce a… “Ven y haz el Dudek, haz el Jerzy Dudek; agítalo, sacúdelo, muévelo, ¡salta y levanta tus guantes!”. El hit tiene un video propio.

Muchos lo catalogaron como un milagro, pero nunca podría haberse considerado así sin la figura de un salvador, o de un imitador, o de un payaso imitador, o de un payaso imitador y bailarín, o de… en fin, de Jerzy Dudek.

 

También puedes leer:   Ada Hegerberg: el valor de las ideas

 

Tags: , , , ,
The Line Breaker

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

The BreakerLetter

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Wing, el espíritu del fútbol

Mis Marcadores

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Archivo