martes, 30 noviembre, 2021
Banner Top

La lucha libre es un deporte espectáculo que ha estado por décadas en el gusto del público de muchos países, principalmente en México, Estados Unidos y Japón. Al mismo tiempo que el show ha evolucionado, también lo han hecho las estrellas-atletas que forman para de él. Contados son los casos en los que un personaje logra trascender las épocas para ser convertido en un referente, incluso más allá del ámbito de la lucha libre. Uno de esos casos, seguramente uno de los más exitosos de la historia de este deporte, es el del personaje conocido como Hulk Hogan.

De nombre real Terry Bollea, inició en la lucha a finales de los 70´s, siendo “descubierto” por los legendarios hermanos Brisco, Gerald y Jack, quienes lo convencieron de probar suerte como luchador al ver su físico.

Terry estuvo en algunas promociones pequeñas hasta que en 1979 llegó a la WWF, donde adoptaría el nombre Hogan. Esto se lo debe a Vince McMahon Sr; dueño de la compañía, quien además lo obligó a teñirse el pelo de rojo. El nombre de Hulk, como seguramente lo imaginarán, es por el personaje verde de los comics de Marvel, que en ese tiempo era interpretado en la TV por Lou Ferrigno, esto debido al gran tamaño de Hogan.

En sus inicios en la WWF, el “Hulkster” tuvo algunos combates contra leyendas como Bob Backlund, Andre el Gigante y Ted DiBiase, pero nada que lo destacara aún. En estos años, principios de 1980, llegaría su primera aparición en la pantalla grande, aún sin ser una estrella muy conocida. Tuvo un recordado papel en Rocky III, interpretando a “la montaña de lujuria” Thunderlips, personaje que enfrentaba a Rocky Balboa en un combate con fines de benéficos, en una actuación que se hizo aún más famosa después, ya que esta aparición le empezó a dar reconocimiento en los medios, en el cine, televisión, incluso llegó a ser invitado al programa de Jonny Carson.

También puedes leer:   El primer argentino que luchó en la WWE

Entre 1982 y 1983, Hogan estuvo principalmente como activo en la American Wrestling Association, teniendo diversas rivalidades y además viajando a diferentes países, destacando una derrota en Caracas, Venezuela, ante el fisicoculturista español Alejandro Rodrigo. En la AWA sería dos veces campeón peso pesado.

El inicio de la fama llegó con los viajes de Hulk a Japón para tener apariciones con la New Japan Pro Wrestling, la empresa más grande de aquel país. Hogan sería un éxito rotundo en las tierras niponas, donde la afición local lo bautizó como “Ichiban” Hulk Hogan, término que significa “el número uno”. En su paso por Japón hizo pareja con Antonio Inoki, ganador dos veces de la MSG Tag League Tournament, además de ser el primer campeón peso pesado de la NJPW.

Regresó a la WWF en 1984, ya con Vince McMahon hijo como dueño de la empresa, el cual sabía de la popularidad de Hogan y quería utilizarla para poner en el mapa principal a su compañía.

Hay tres capítulos especiales que definen la historia de la lucha libre, los tres se dieron en Estados Unidos, en los tres estuvo Hulk Hogan y sin estos momentos la lucha libre mundial, ni la WWE serían lo que son hoy.

El primero fue el 23 de enero de 1983. Ese año arrancaba con The Iron Sheik como campeón mundial de la WWF. El Sheik era un luchador nacido en Teherán, Irán, un personaje altamente orgulloso de su nacionalidad, que subía al ring con una bandera de su país y terminaba a sus rivales con la temida camel clutch. Que el máximo campeón de lucha de Estados Unidos fuera un iraní era algo que la afición no soportaba, incluso viéndolo más allá del espectáculo que era.

Hulk Hogan venció al Sheik en un Madison Square Garden totalmente lleno para coronarse campeón y convertirse en el gran héroe de los Estados Unidos. Era increíble el sonido ensordecedor de la gente apoyando al americano y abucheando al iraní. El impacto de este hecho fue tal que está catalogado como uno de los momentos más importantes en la historia del deporte espectáculo, la lucha libre estaba muerta hasta que Hulk Hogan llegó para revivirla.

También puedes leer:   El primer argentino que luchó en la WWE

Un par de meses después estelarizaría la cartelera de Wrestlemania I, evento que hoy en día es como el Super Bowl de la lucha libre. En esta primera e histórica edición, también en el Madison Square Garden, formó equipo con el actor Mr. T y juntos derrotaron a Roddy Piper y Paul Orndorff.

Durante los siguientes dos años, Hogan siguió creciendo su popularidad con defensas de su campeonato ante luchadores como Don Muraco, King Kong Bundy, Terry Funk y Bob Orton.

El Hulkster fue campeón de la WWF durante 3 años y a principios de 1987 iniciaría una rivalidad histórica con Andre el Gigante, rivalidad que llegaría hasta Wrestlemania III, en una lucha por el campeonato. Aquí sucedería otro de los momentos más recordados de este deporte, el body slam que Hogan le aplicó a Andre. Hogan retuvo su campeonato, pero lo perdería frente al mismo Andre en febrero de 1988.

La década terminó con Hogan haciendo equipo con Randy Savage, teniendo varias luchas juntos hasta que en Wrestlemania V se enfrentaron por el título. Hogan terminaría los 80’s con su segundo campeonato mundial de la WWF.

Hulk Hogan tendría más éxitos en los ´90, donde sabría reinventar su personaje cambiándolo a rudo en la World Championship Wrestling, empresa donde también tendría varios capítulos negros en su carrera. Volvió a la WWF, ya conocida como WWE en el 2003, y en los años siguientes alternó presentaciones en esta empresa y en el circuito independiente de EUA, siendo hasta el día de hoy uno de los máximos referentes del deporte, aunque ya no lo hace desde el ring, sino desde fuera con promociones, segmentos en televisión, internet, incontable mercancía referente a él y apariciones esporádicas en algunas empresas, esto también aunado a uno que otro escándalo en el camino.

Hogan llegó en los 80´s a revivir un espectáculo que estaba moribundo, lo puso de nuevo en el mapa mundial, hizo que la gente volviera a interesarse, a creer en la lucha libre y, sobre todo, llegó para dejar un legado que probablemente nunca desaparecerá, porque la lucha libre actual no se entendería sin el número uno, el gran Hulk Hogan.

También puedes leer:   El primer argentino que luchó en la WWE

(Visited 24 times, 24 visits today)
Tags: , , , , , ,

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores