miércoles, 31 julio, 2019
Banner Top

Y como nos tiene acostumbrados, Marcelo Gallardo agiganta su figura en cada serie eliminatoria que pasa. Ya van 47 de 58 mano a mano ganados, alcanzando un 81% de efectividad; porcentaje que se incrementa si nos enfocamos en el ámbito internacional, donde posee 21 triunfos y solo tres derrotas: Huracán en semifinales de la Copa Sudamericana 2015, Independiente Del Valle en octavos de la Copa Libertadores 2016 y Lanús en semifinales de la Copa Libertadores 2017.

Gallardo consiguió que la figura del entrenador sea más crucial y vaya más allá de los jugadores que tenga en cancha. Da igual si se trata de su principal intérprete dentro del campo o de un juvenil que está dando sus primeros pasos en primera, el mensaje que baja el “Muñeco” lo asimilan de la misma manera. Y esta facilidad que tiene el técnico de River de transmitir y de llegarle a sus jugadores es lo que permite que tengamos enfrente a uno de los equipos más competitivos de América en los últimos tiempos.

El once de River que definió ante Cruzeiro la serie en los penales no tenía a ningún jugador que llegue a los 100 partidos con la camiseta del club. Estaba compuesto por cinco futbolistas menores de 24 años (Gonzalo Montiel, Rober Rojas, Jorge Carrascal, Lucas Martínez Quarta y Rafael Santos Borré) y no contaba con varias de sus principales figuras: Juan Fernando Quintero, Lucas Pratto, Leonardo Ponzio, Nacho Fernández y Javier Pinola.

Pese a todo esto, el conjunto argentino demostró ser un equipo que es difícil de enfrentar para todos y afrontó la definición con una enorme personalidad.

Pero la mayor sorpresa se vio en la previa del partido, porque River se jugaba la clasificación a los cuartos de final de la Copa Libertadores en Brasil, y Gallardo optó por darle la titularidad a Jorge Carrascal, un jugador que tiene cinco partidos en la institución y del cuál el club quiso desprenderse en el último mercado de pases. En el banco quedaron Exequiel Palacios, Nicolás De la Cruz y Cristian Ferreira, futbolistas con muchos más minutos que el colombiano en la primera de River.

Visto y analizado así, cualquier persona estaría tentada en decir que esa variante era una locura, pero tratándose de Gallardo el que ha tomado la decisión, su reconocido historial obliga a todo el mundo a guardar silencio.

Y así fue como otra vez volvió a suceder. La intervención del “Muñeco”, que sorprendía a propios y extraños, iba a dar sus frutos. Carrascal jugó los 90 minutos, demostró estar a la altura de las circunstancias y logró ser la mejor pieza de River en ataque.

De local, de visitante, en Brasil o en Argentina, los momentos adversos siguen pasando y Gallardo demuestra que tiene capacidad para continuar saliendo ileso.

Tags: , , ,
Agustin Commisso
Nací en Argentina pero de argentino tengo muy poco. 20 años y escribiendo mi historia. Que el fútbol sea bien jugado o que no sea nada, aunque siempre me vas a ver en donde esté rodando una pelota. No comprendo la vida y el deporte sin disfrute, porque de alegrarse y divertirse se trata. Contemporáneo de Messi y del Barcelona de Guardiola, ¿qué más se puede pedir? ¿Periodismo? Esto que hacemos nosotros, no lo que ves en la tele.

Related Article

0 Comments

¿Qué te pareció la nota?

A %d blogueros les gusta esto: