domingo, 3 noviembre, 2019
Banner Top

Sudáfrica se quedó con el Mundial de Rugby Japón 2019 y volvió a la cima de la lista de máximos ganadores de la historia del torneo con tres conquistas, igualando la producción de Nueva Zelanda en 1987, 2011 y 2015. Fue una victoria significativa por los temas raciales que habían girado alrededor del equipo antes de que jugaran su primer partido, que ahora quedarán sepultados con la imagen de Siya Kolisi, el primer capitán negro de la historia del seleccionado, levantando el trofeo.

La receta que derivó en este logro fue fruto del laboratorio del head coach Rassie Erasmus, quien luego de asumir en 2015 tras el tercer lugar obtenido en Inglaterra decidió volver a las bases del rugby sudafricano: hacerse fuertes a partir de la defensa, imponer condiciones en el contacto y volver a ganar metros con la dureza de sus forwards. Nada que no se haya visto en estos siete partidos ni en la final.

Pero para lograr eso, Erasmus decidió llamar a miembros de la antigua caballería de los Springboks para que contagiaran ese espíritu. En su momento les tocó ser la fuerza de choque, ahora les llegaba la hora de aportar la voz de la experiencia y de dejar su legado a la próxima generación. Los apuntados fueron Jean De Villiers y Francois Steyn, ambos campeones mundiales en 2007, pero el primero sólo tuvo un breve paso por el Rugby Championship de 2016 ya que luego decidiría colgar los botines.

Quedaba todo en manos de Steyn, que con 32 años volvía a estar en una convocatoria para una Copa del Mundo después de ocho años. Como en 2015, se encontraba en Japón vistiendo los colores de los Toshiba Brave Lupus, por lo que quedaba automáticamente invalidado para representar a los Springboks según las reglas de elegibilidad de la Unión de Rugby de Sudáfrica (SARU por sus siglas en inglés).

El simple hecho de ser el único jugador no neozelandés vigente que había sido campeón del mundo lo colocaba en un pedestal del cual él mismo se bajaba constantemente. “Estoy disfrutando de esta semana, tratando de no estresarme y riéndome al máximo”, declaró tres días antes de esta nueva final. Pero es imposible dejar de ver en él a aquel joven que con, 19 años, era citado por primera vez para representar al seleccionado después de una temporada brillante con los Sharks en la Currie Cup. El mismo que en el debut de Francia 2007 tuvo que reemplazar al lesionado De Villiers como primer centro, cuando solo había jugado una sola vez en su vida en esa posición, y se asentó en el XV titular como si tuviera años de experiencia en su espalda.

Fue titular en la recordada final frente a Inglaterra en el equipazo que compartía con Percival Montgomery; Jon-Paul Pietersen, Jaque Fourie, Bryan Habana; Andew James, Petrus Du Preez; Juan Smith, Daniel Rossouw y Schalk Burger; Víctor Matfield, John Botha; Christoffel Van der Linde, John Smit y Jacobus du Randt y su polifuncionalidad le valió un contrato de 750 mil euros anuales en Racing Metro en 2009.

En ese lapso de diez años alternó de club (Racing Metro, Sharks, Toshiba Brave Lupus, Montpellier) y desapareció en 2013 de las convocatorias de los Springboks por haberse ido a Japón, se consolidó como el bombardero que es. ¿Por qué bombardero? Porque es capaz de meter penales desde atrás de la mitad de la cancha, y hasta en algunos casos con potencia de sobra.

También demostró tener rasgos del inglés Johnny Wilkinson,  ya que clavó varios drops de larga distancia, aunque ya había demostrado tener esa cualidad en sus primeros años en Sharks.

 

Con la conquista de este sábado, se sumó al ex primera línea Os du Randt (1995 y 2007) como los únicos jugadres de los Springboks en obtener dos Copas del Mundo, para agigantar aún más su legado.

Tags: , , , ,
Facundo Osa
¡Buenas gente! Soy Facundo Osa, tengo 20 años y me gusta escribir de todo un poco. Últimamente estoy en una parte más polideportiva de mi escritura ya que me alejé del fútbol porque dejó de atraparme como antes. Así que ya saben, cada vez que vean alguna nota que sea de algún deporte que no frecuentamos tanto en la página, seguro sea mía jajajaja. Ya que están, síganme en Twitter (@FacuOsa) si no se quieren perder de nada del mundo polideportivo (especialmente rugby, básquet y automovilismo).

Related Article

0 Comments

¿Qué te pareció la nota?

A %d blogueros les gusta esto: