jueves, 23 septiembre, 2021
Banner Top

La noche del Draft es una de las citas más importantes de la NBA. El devenir de la liga pasa por esta fecha. Es por ello que muchas franquicias apuestan su futuro en la decisión que tomen en la selección. Aquellos equipos que han tenido peor rendimiento en el pasado curso tienen el derecho de poder elegir en una posición superior, de esa manera se les permite a las “peores” franquicias reconstruirse a partir de la elección de un joven jugador. Estas prematuras estrellas llegan a la liga con el cartel que merecen, el ejemplo más palpable es el de LeBron James. El jugador de Akron movía contratos millonarios desde su etapa de instituto. La primera elección del draft de LeBron parecía una apuesta muy poco arriesgada, el éxito fue absoluto. Distinta suerte vivieron jugadores como Anthony Bennett, también elegido por Cleveland. El big man de ahora 28 años es considerado como el peor número uno de la historia. Caso contrario es el que ilustra el reciente MVP de la NBA, Nikola Jokic. El serbio fue elegido en la 41º posición en el año 2014. Jokic encabeza una lista de “robados” del Draft que se amplía con ilustres nombres como los de Manu Ginóbili, Draymond Green, Isaiah Thomas o Marc Gasol. La noche del Draft es tan crucial como imprevisible, por lo que, salvo casos muy excepcionales, el tener una posición alta o baja no te asegura el éxito ni el fracaso. Véase la 13º elección de Kobe Bryant por los Hornets en 1996 traspasada a Lakers o la 15º elección de 2013 de los Bucks, Giannis Antetokounmpo, recién elegido MVP de las Finales. La historia que nos ocupa en el día de hoy es la de Fran Vázquez, uno de esos picks que no salió como se esperaba, el que para muchos es el mejor jugador elegido en el draft que jamás llegó a jugar en la NBA.

En 2020, con 37 años, Fran Vázquez anunció su retirada de los terrenos de juego. El pívot de Chantada ponía fin a una carrera de más de 20 años ligada al baloncesto en la que ganó todos los títulos que un jugador europeo puede cosechar a nivel de clubes. Pese a ser elegido en el año 2005 en la 11º posición por los Orlando Magic, Fran Vázquez no llegó a pisar una cancha de NBA. Su aventura americana comenzó y acabó en la noche del Draft de 2005. Junto a Len Bias (número dos del draft de 1986, falleció de sobredosis 36 horas después de ser elegido por Boston) son los únicos jugadores elegidos en puestos de lotería (1-14) que nunca llegaron a jugar en la NBA. Es más, los únicos españoles en formar parte de estos primeros puestos han sido Pau Gasol, Ricky Rubio, Juancho Hernangómez y el propio Fran Vázquez.

Fran Vázquez promedió en el curso 2004/2005 11 puntos, 6 rebotes y 1,3 tapones en liga ACB. Además el Unicaja de Málaga se proclamó campeón de la Copa con Vázquez como máxima estrella. Las grandes actuaciones que tuvo durante la temporada hizo que hasta 33 representantes de 21 franquicias se desplazaran a Zaragoza, sede de la Copa, para ver jugar a Fran Vázquez. La expectación por el gigante de brazos largos era alta y así se demostró en el Draft de esa temporada. Otis Smiths, nuevo General Manager de Orlando Magic, se enamoró del español, eligiéndolo en la 11º posición. El recién llegado a las oficinas se saltó varios informes que situaban a Fran Vázquez más abajo y se lo trajo a Florida. Brian Hill, head coach de los Magic, tenía a su disposición al suplente perfecto para Dwight Howard, que por aquel entonces dominaba los aros. Fran Vázquez viajó a la ceremonia que se celebró el 28 de junio de 2005 en el Madison Square Garden de Nueva York e incluso se subió al estrado para fotografiarse con el ex comisionado David Stern. “Me siento muy orgulloso de haber sido seleccionado por los Magic, un equipo que por lo que conozco tiene una mezcla perfecta de talento, experiencia y jóvenes promesas. De lo que estoy seguro es que voy a trabajar muy duro para hacer bien las cosas.”

Las sensaciones eran positivas y todo apuntaba a que el español iba a comenzar una nueva etapa en Florida. Pero sus planes eran bien distintos. Fran Vázquez conoció las instalaciones, regresó a España y jamás volvió a Estados Unidos. Según comentan, prefería estar con sus amigos que envuelto en la rutina NBA, pues regresó a su país para acudir a la boda de Rosa Mariscal, jefa de prensa de Unicaja. En aquel curso, el número uno del Draft cayó en Milwaukee, los cuales seleccionaron a Andrew Bogut. De esa generación pertenece el futuro hall of famer Chris Paul, además de conocidos jugadores como Monta Ellis, David Lee, Lou Williams o Marcin Gortat.

También puedes leer:   Gracias Manu

 

 

El ya ex jugador de Unicaja acabó renunciando a jugar en la NBA: “He renunciado a la NBA porque tenía miedo a no adaptarme y no dar el nivel. Prefiero quedarme en España y progresar y quien sabe, dar el salto más adelante.” Esas declaraciones no sonaban a despedida, sino a un hasta luego, pero la realidad fue diferente. Fran Vázquez terminó firmando con el ambicioso proyecto de Akasvayu Girona, convirtiéndose en el jugador mejor pagado de la ACB. Rechazó a Real Madrid y Barcelona por firmar con Girona a razón de dos millones por cada uno de los cuatro cursos. Su periplo en Girona duró una temporada, el tiempo que tardaron en llegar los problemas financieros que acabaron en la desaparición del equipo. Fran Vázquez llegó al FC Barcelona en una especie de intercambio en el que participó Marc Gasol. Se convirtió en persona non grata en el Martín Carpena, a pesar de que el Unicaja se vio beneficiado de en torno a dos millones gracias a los movimientos del jugador formado en su cantera. Ese dinero sirvió para que en 2006 el conjunto malagueño se proclamase campeón de liga y alcanzara, más adelante, la Final Four de Atenas.

Las opciones de marchar a la NBA se reducían cada año que pasaba. En 2010, tras proclamarse campeón de la Euroliga, su compañero Ricky Rubio decidió poner rumbo a la NBA, después de ser elegido en 2009 por los Wolves en quinta posición. La cláusula de salida del pívot estaba por aquel entonces en diez millones, aún así se prorrogó esa aventura americana. Otis Smith llegó a declarar que “hemos hecho un buen trabajo con él haciéndole ver lo importante que puede ser para nosotros, pero no creo que haya ni un 2% de posibilidades de que venga.” La última oportunidad se dio en 2012. Su mala relación con Xavi Pascual, entrenador del FC Barcelona, motivaba a una salida obligada. La etapa de Dwight Howard en Orlando llegó a su fin y a sus 29 años Fran Vázquez tomó la complicada decisión de volver a casa y firmar con Unicaja, poniendo fin a su última oportunidad de jugar con los Magic y en la NBA. La controvertida elección de jugar en Málaga se dio debido a la decisión de criar a su hijo en el sur de España. Juan Calderón, periodista de Diario Sur, comentaba lo difícil que volvió a ser ganarse a la afición malagueña, la cual le silbaba en cada encuentro en el que jugaba como visitante. Tras su regreso al Martín Carpena, viajó a las Islas Canarias donde defendió durante dos cursos los colores del Tenerife. En Zaragoza disputó sus últimos dos cursos como profesional hasta retirarse en mayo de 2020. Con 37 años, puso fin a 19 años de carrera siendo el líder histórico de tapones de la ACB y de la Euroliga. Eso sumado a cuatro copas, tres ligas, una Euroliga, Champions y Copa Intercontinental, lo convierte en uno de los jugadores más laureados del baloncesto español y europeo.

También puedes leer:   Thanks Mamba

La historia de Fran Vázquez es llamativa debido a sus cuestionables decisiones. No solo no decidió jugar en la NBA, sino que también se mantuvo al margen de uno de los mejores combinados de la historia del baloncesto FIBA. La histórica generación española encabezada por Gasol, Navarro y Calderón que fue campeona mundialista y europea, además de medallista olímpica. Las supuestas novatadas que había en el vestuario le hacían no sentirse cómodo en uno de los grupos más laureados del baloncesto mundial. A pesar de ello, su punto álgido con el combinado nacional español se dio en las famosas ventanas FIBA para clasificar al Mundial de 2019. Con 34 años, capitaneó y lideró al equipo sin jugadores NBA ni Euroliga para lograr el billete al Mundial de Baloncesto que España más adelante logró conquistar en Wuhan.

Es difícil adivinar la trayectoria que Fran Vázquez hubiese tenido si aquel 28 de junio del año 2005 hubiese decidido jugar en Orlando. De ser uno de los mitos del baloncesto europeo a poder ser un jugador secundario en la mejor liga del mundo. Junto a él, nombres como los de Sergio Llull o Alberto Herreros le acompañan en la difícil decisión de decir no a la NBA en pro de hacerse de oro en Europa. Una arriesgada y a priori inentendible decisión para evitar ser uno más en Estados Unidos y convertirse en uno de los mejores jugadores del viejo continente. Siempre acompañados del feo apelativo de “cobardes”, pocos han dado el paso de esquivar los cantos de sirena de la NBA. Fran Vázquez lo hizo, se negó a jugar en Estados Unidos para brillar con luz propia en Europa.

 

Fuentes

  • Diario Sur
  • El Confidencial
  • Diario AS
  • NBA

 

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 311 times, 311 visits today)
Tags: , , , , , , , , , ,
Estudiante de periodismo. Tuve la suerte de crecer viendo la mejor generación de futbolistas de la selección española. Me gusta el deporte, así como todo lo que rodea al mismo, sus causas y consecuencias. Por ello es importante contar las historias de los protagonistas. Del 2001.

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores