miércoles, 30 septiembre, 2020
Banner Top

La temporada 2008/2009 del Manchester United fue bastante buena si tenemos en cuenta que finalizaron aquel curso como campeones de la Premier League y cayeron por 2-0 en la final de la UEFA Champions League frente al FC Barcelona. Aquel fue un plantel plagado de figuras con Cristiano Ronaldo a la cabeza, Nemanja Vidic y Van der Sar cuidando el pórtico de los “Red Devils”, los históricos Ryan Giggs, Paul Scholes y Michael Carrick en la mitad del campo y un imponente ataque formado por Carlitos Tévez, Wayne Rooney, Nani y el propio CR7.

En esa plantilla también estaba un juvenil llamado Federico Macheda, delantero italiano de 18 años que venía haciendo muy bien las cosas en las inferiores del club. El que era canterano de la Lazio ya era habitual en la Sub-16 italiana, había sido sondeado por varios scouts y con tan solo 15 años fue firmado junto a su amigo Davide Petrucci, tras ofrecerle trabajo a sus padres para poder trasladarse a Inglaterra sin violar los estatutos de la FIFA. En un par de años, Macheda ya había sellado su firma para el contrato profesional.

Debutó con gol en el Sub-18 y terminó esa temporada con 12 tantos en 21 partidos, actuaciones que lo llevaron a formar parte del equipo reserva dirigido por nada más y nada menos que Ole Gunnar Solksjaer, batiendo las redes en 8 ocasiones, además de marcar un hat-trick justo antes de su primer partido oficial con la camiseta del 20 veces campeón liguero.

El 5 de agosto del 2009 llegaría el tan ansiado día para el joven atacante. El equipo de Sir Alex Ferguson sufrió las bajas de Dimitar Berbatov y Rooney para un importante partido frente al Aston Villa por la fecha 31 para seguir en lo más alto de la tabla, y decidió confiar en “Kiko” —como le apodaban al nacido en Roma—. El partido se tornó difícil, el United estaba perdiendo 2-1 y el DT escocés hizo ingresar a Macheda faltando poco más de media hora. Cristiano Ronaldo empató al 80′ y al 94′, el galés Ryan Giggs recuperó la pelota tras un rebote para poner un pase milimétrico a la izquierda de la media luna que recibió el italiano, se dio la vuelta con un control orientado de tacón y definió como los grandes, lejos del arquero para poner el 3-2 definitivo. Debut soñado con un auténtico golazo.

También puedes leer:   Tittyshev y el sueño del hincha

 

 

A la semana siguiente tocaba otra final frente al Sunderland, y el joven romano volvería ser protagonista en otro valioso y crucial triunfo en la carrera por el título de liga. Los de Old Trafford se habían adelantado al 19′ por intermedio de Paul Scholes, hasta que los locales emparejaron las acciones al 55′. Así fue que Ferguson puso toda la carne en el asador para llevarse los tres puntos y sacarle más distancia al Liverpool dando entrada a Ronaldo y al propio Macheda. A tan solo unos cuantos segundos de pisar el terreno de juego, el italiano desvió un remate de Carrick que superó el arco defendido por Craig Gordon. 2-1 y tres puntos fundamentales a casa.

Al italiano le renovarían el contrato hasta 2014, multiplicando por 20 su salario y en cuestión de una semana, Federico Macheda se convirtió en un jugador mediático. Fue convocado a juegos de la UCL pero sin ver minutos, y al mes tuvo su primera titularidad frente al Middlesbrough, pero sin mucho que destacar. Siguió viendo minutos claves para su desarrollo con el primer equipo y con la reserva de un United que finalizó campeón con 90 puntos, a cuatro de diferencia con los de Anfield.

Al año siguiente se esperaba muchísimo del italiano, pero entre las lesiones y la responsabilidad de ser el “sustituto” de Cristiano, esa efectividad y esa chispa de cara a la portería se esfumaron. Disputó cinco partidos de Premier League y dos de Champions, marcando un tanto frente al Chelsea, en una liga que se llevarían los “Blues” liderados por Frank Lampard y Didier Drogba. Comenzaba el calvario de lesiones y cesiones para el que, como dato menor, es representado por Mino Raiola.

La Sampdoria necesitaba un delantero para suplir las bajas de Cassano y Pazzini, y apareció el nombre de Macheda en escena, que emprendió el viaje en calidad de cedido a Italia. En 14 partidos, su producción no se movió del cero. Nada, como si no hubiese existido. Al año siguiente jugó la primera parte de la temporada en el United y en enero se fue a préstamo al QPR, donde apenas jugó tres partidos y decepcionó nuevamente. De nuevo vinieron seis meses con los Diablos Rojos, sin contar, sin embargo, para Sir Alex, en los que participó en la Premier League II con la plantilla Sub-21. Tras la decepción en la que había sido su casa, otro semestre fuera de Inglaterra, esta vez en Stuttgart, tampoco le vio recuperar su forma y en la 2013/2014, cuatro temporadas después de aquel gran debut, volvió a Manchester.

También puedes leer:   Pompey: renacer emocional

 

 

Antes de ir cedido, como de costumbre, al Doncaster Rovers de la Championship, ganaría otra Community Shield frente al Wigan. Pero justo cuando retomaba minutos de calidad, sufrió una lesión en el tendón de la corva que haría que se rescindiese el contrato de su cesión, siendo firmado a principios del 2014 por el Birmingham para lo que restaba de temporada. Allí recuperó confianza y logró un subidón en su rendimiento deportivo, perforando las redes en 10 ocasiones en 18 partidos con los de St Andrew’s. A pesar de ello, finalizó su contrato y tristemente se desvinculó del equipo que se fijó en él cuando aún era un niño. “No puedo coger regularidad con préstamos que duran seis meses o menos”, declaró el romano.

Cardiff se convirtió en su nuevo hogar, pero nada nuevo ocurría en cuanto a lo futbolístico, con 6 goles en 2 flojas temporadas. Tras no cuajar en Gales, hizo las maletas y arribó a su país natal, al Novara de la Serie B, que confió en Macheda para ser su delantero. Allí comenzó de buena forma pero se fue apagando, tras marcar 7 goles en su primer año, en el cual él y su equipo estuvieron peleando el ascenso a Primera por un largo tiempo.

No hubo mutuo acuerdo para la renovación y en 2018 llegó como agente libre al Panathinaikos de Grecia, donde por fin le dieron esa confianza y seguridad que le faltaba. 10 goles y 4 asistencias en su primera presentación con el club del trébol, posicionándose como el 5to mayor goleador de la Superliga griega demostraron cuán necesaria fue esa confianza. Esta temporada, Macheda sigue viviendo un momento pletórico, mostrando buen fútbol y siendo el 3er máximo anotador con 13 tantos, a 9 dianas de Youssef El Arabi, siendo parte importante para el destacable año de To Trifylli.

 

 

Con participación directa en más de 30 goles para el ‘9’ de los “Verdes”, el italiano ha logrado registrar buenos números, dejando atrás esa imagen de jugador errante que vimos años atrás. Si sigue demostrando un notable esfuerzo, no sería extraño ver al heredero fallido de Cristiano Ronaldo en la élite nuevamente a sus 28 años, gracias a sus goles y a la más que excelente capacidad de representación de su agente.

También puedes leer:   90 de los 90: La creación de la Premier League
Tags: , , , ,
Avatar
Venezolano. Desde que conocí al fútbol es parte de mí, respiro fútbol las 24 horas del día y los 7 días de la semana. Ver rodar la número 5 es mi pasión. Comencé en esto desde los 13 años en La Pizarra del DT. Me encanta redactar y escribir, aún más sobre el deporte.

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

The BreakerLetter

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Wing, el espíritu del fútbol

Mis Marcadores

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Archivo