miércoles, 23 septiembre, 2020
Banner Top

En los países donde el fútbol forma parte del día a día de la mayoría de las personas, los aficionados están presentes en cualquier lugar. Portugal es uno de esos lugares en los que balompié es uno de sus principales pasatiempos, especialmente teniendo a clubes tan importantes Benfica, Porto y Sporting CP como sus referentes. Últimamente, también podríamos mencionar al Sporting Braga como miembro de este selecto grupo..

Con el paso del tiempo, otros clubes han crecido, entre ellos el Río Ave y el Vitoria de Guimaraes, que gracias a ganarse un cupo en la Europa League en varias ocasiones han podido tener un desarrollo económico y deportivo que los ha hecho acercarse un poco a los cuatro grandes y colocarse por encima de la mitad de la tabla.

En la presente temporada, un conjunto recién ascendido ha sido la revelación: el Famalicao, que a inicios de campaña se encontraba en los primeros puestos y actualmente es séptimo y lucha por entrar en torneos internacionales. El club azul y blanco tiene su sede en Vila Nova de Famalicao, perteneciente al Distrito de Braga y cuenta con una población cercana a los 140 mil habitantes. Aunado a eso, su casa es el Estadio Municipal de Famalicao, con capacidad para poco más de 5 mil personas. 

 

 

A superar los buenos tiempos

A principios de los años 90′, el Famalicao estuvo cuatro años en la máxima categoría y en dos de ellos llegó a los octavos de final de la Copa de Portugal. Pero no todo era color de rosa y en la 1993-94, problemas financieros fueron la principal causa de su descenso a la Segunda División.

De allí en adelante, comenzó el descalabro y diez campañas más tarde, estaba en Tercera (cuarto escalón de la estructura de fútbol profesional luso) tras bajar desde la Segunda B. Inclusive, hace poco más de diez años (2008-09), se encontraba en los torneos distritales de Braga (aunque solo estuvo un año). Eso bastó para que hubiese una reacción en el entorno de la institución. Entonces, entró una nueva directiva y la masa social se volcó a apoyar al equipo. Siete campañas después (2015-16), ya estaba de vuelta en la Segunda División, luego de mucho esfuerzo y trabajo.

Esto llamó la atención del magnate israelí Idan Ofer, quien en la 2018-19 compró el 51% de las acciones del club a través del consorcio Quantum Pacific Group (que también tiene el 32% del Atlético Madrid). Al subir a la máxima categoría, adquirió el 85% y, por ende, la inyección de capital aumentó.

Para producir impacto en su regreso a Primera, se necesitaba hacer movimientos en el mercado que le permitieran competir y no quedarse en la parte baja de la tabla. Por consiguiente, el entrenador elegido para asumir las riendas del primer plantel fue Joao Pedro Sousa, quien fuera asistente de Marco Silva durante más de cinco años en el Everton, Watford y Hull City, entre otros.

Además de eso, hubo una revolución en la nómina. Más de diez jugadores llegaron a préstamo (Roderick Miranda del Wolves, Nahuen Pérez del Atlético Madrid, Vaná Alves del Porto, Fabio Martins del Sporting Braga, etc) y nueve lo hicieron vía fichaje (muchos de ellos a costo cero como Tony González, Pedro Goncalves, entre otros).

 

También puedes leer:   50 años no son nada

 

Inicio soñado

El cuadro blanquiazul tuvo un arranque increíble en la presente temporada: seis victorias y un empate en las siete primeras fechas. De por sí, fue líder de la clasificación entre la cuarta y séptima jornada. Sin embargo, en la octava tuvo su golpe de realidad: cayó 3-0 con el Porto en el Estadio do Dragao. Después de eso, tuvo cierta irregularidad y hasta una racha negativa (tres derrotas entre la jornada 12 y 14). Luego, ganó cuatro duelos consecutivos, entre ellos dos pertenecientes a la Copa de Portugal.

Actualmente, se encuentra en la séptima casilla con 37 puntos, a uno del Río Ave, que es quinto y a cuatro del Sporting CP, que es cuarto. Es decir, en plena lucha para entrar en Europa League.

La afición y los integrantes del Famalicao sueñan con entrar en competencias internacionales. Seguramente, la pelea será hasta al final y, consigan o no el ansiado cupo, la historia de aquel club que hace unos años participaba de campeonatos regionales ya es, en sí misma, un cuento de hadas. 

Tags: , ,
Fernando Cámara
Caraqueño (1986), residente en Lisboa. Periodista. Gerente deportivo FIFA/Cies. Durante 7 años escribí de fútbol para Pantalla Deportiva, el diario El Nacional de Venezuela, entre otros. Además de hacer radio en diferentes emisoras. Intenté dirigir un equipo de fútbol sala amateur, pero siempre terminábamos en el tercer tiempo.

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

The BreakerLetter

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Wing, el espíritu del fútbol

Mis Marcadores

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Archivo