jueves, 1 octubre, 2020
Banner Top

La serie The English Game, que ha sido sensación en Netflix durante esta cuarentena, trajo al recuerdo muchas bases del fútbol. Como lo dice en su introducción, nos dice que “el fútbol (era) un juego amateur dominado por los equipos de clase alta, que inventaron sus reglas”. Nos muestra como han ido cambiando los estadios, antes de pocas tribunas hechas de madera y tela, que se han transformado a los colosos de fierro y cemento que conocemos hoy.

También enseña como han evolucionado los uniformes y los zapatos. Hemos ido desde aquellos uniformes sin tanto color, incluso sin escudo, sin medias, pasando por los trabajadores que jugaban con las mismas botas con las que iban a las fábricas, a ver ahora a los uniformes con tecnología, de múltiples colores, al igual que zapatos especializados hasta para cada terreno.

Una de las cosas que ha ido evolucionando también fueron las reglas. Fue la mañana del 26 de octubre de 1863 en la Taverna de Freemason, situada en la Great Queen Street de Londres, cuando empezaron una serie de reuniones para establecer las reglas del fútbol, con el propósito de separar este deporte de su ancestro, el rugby. Las actuales reglas de juego las decide la International Football Association Board (IFAB), que fue formada en 1886 tras una reunión en Manchester entre las asociaciones escocesa, galesa e irlandesa.

Fueron 13 las reglas que en aquellos días se instauraron. Hoy nos centraremos en la número 5, la del saque de banda. En aquellos días la regla era muy “sencilla”: “Cuando el balón salga del terreno de juego, el encargado de efectuar el saque deberá hacerlo por el punto por el cual salió. El balón no se podrá poner en juego hasta que no haya tocado el suelo”.

El saque se podía hacer como gustara el jugador, lanzando el balón pegado al césped, con una mano, con las dos manos hacia arriba como en el voleibol, etcétera. Pero los escoceses no estuvieron de acuerdo y a inicios del siglo pasado decidieron cambiar la regla para que el balón fuera lanzado con las dos manos y por arriba de la cabeza, algo más cercano a lo que conocemos.

También puedes leer:   El Klopp de las emociones

Pero faltaban otras seis modificaciones a la regla que llegaría como solución al problema relacionado con el juego con los pies. Atrás de la línea, con los pies despegados del césped, con un pie arriba, fueron algunas de las modificaciones, hasta que se llegó a la que conocemos actualmente, aquella que establece que el saque debe realizarse con ambos pies detrás de la línea y tocando el suelo al momento del saque.

Debido a tantos cambios, la mayoría de los clubes subestimaron a través de los años la importancia de los saques de banda y los trabajos que se pueden hacer con este elemento. De acuerdo a varias estadísticas, hay entre 40 y 60 saques de banda por partido y una efectividad de apenas 40% en los equipos al momento de efectuarlos.

En los últimos años, los daneses han visto un área de oportunidad en este tipo de jugadas y es Thomas Grønnemark -quien tiene el récord Guinness por el saque de banda más largo del mundo, alcanzando una distancia de 41 yardas- el que ha logrado destacarse sobre el resto en este sentido. Thomas es, sin duda, uno de los grandes impulsores de esta jugada e incluso ya dirige una empresa que trabaja asesorando a varios equipos para intentar sacar lo mejor de este aspecto futbolístico.

Viborg, FC Midtjylland y Silkeborg fueron los primeros equipos que asesoró y fue el segundo el que se convirtió en el equipo con mayor efectividad en los saques de banda en toda Europa. El segundo lugar lo ocupa ahora mismo el campeón de Europa de 2019 y posiblemente próximo campeón de la Premier League: el Liverpool. Y no es casualidad, pues desde la temporada pasada Jürgen Klopp decidió sumar a Thomas al cuerpo técnico para tener al primer entrenador de saque de banda. Previo a la llegada de Thomas, el Liverpool contaba con una efectividad de 45%, siendo el tercer peor equipo en la Premier League en este rubro. Luego de su llegada, los Reds crecieron su porcentaje a un 68%, para convertirse en el mejor equipo inglés en saque de banda.

También puedes leer:   El gran triunfo de Checoslovaquia y la leyenda de Panenka

Thomas trabaja con cuatro pilares para este tema: la precisión, potencia, estrategia y técnica de lanzamiento. La estrategia la trabaja mucho siguiendo el ejemplo de jugadas de baloncesto, utilizando bloqueos entre los jugadores y liberando espacios, creando dos tipos de jugadores, como si de una jugada a balón parado se tratara: receptores y ocupacionales.

Otras personas que podemos destacar son el ex auxiliar del entrenador Enrique Meza en el Toluca de México, Rafael Chávez Carretero, que en la década pasada hizo un libro con más de 200 ejercicios para el saque de banda. También está Claudio ‘Piojo’ López, ex jugador del América y Valencia, que incluso fue parte de una campaña publicitaria donde indicaba que tenía “el secreto” para los saques de banda.

La efectividad en estas jugadas ha ayudado al Liverpool a llegar a la élite del fútbol mundial, explotando de manera novedosa una de las primeras reglas de este deporte y que muchos equipos tienen en el olvido.

Tags: , ,
Vicente Escobar
Especialista en scouting y análisis

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

The BreakerLetter

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Wing, el espíritu del fútbol

Mis Marcadores

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Archivo