jueves, 20 junio, 2019
Banner Top

Por Facu Osa (@FacuOsa)

 

 

Nacido el 10 de febrero de 1893 en Philadelphia, Bill Tilden no tuvo una infancia como la de la mayoría de los chicos. A los 15 años vio como su madre, semi inválida, moría, y a los 19, ya instalado en la casa de su tía, como su padre siguió por el mismo camino. Pero esto no le quitó la posibilidad de convertirse en uno de los mejores tenistas de la historia.

Con su gran potencia como principal arma, Tilden hacía correr a lo largo de la cancha a los jugadores más ofensivos con los cañonazos que desprendía con su brazo derecho. Esto también le permitía dominar desde el saque ya que, según algunas fuentes de la época, llegó a alcanzar los 263 kilómetros por hora en 1931, record mundial de aquel entonces.

El estadounidense dominó en soledad el circuito amateur hasta 1925 ganando 907 de los 969 partidos que disputó. Llegó a diez finales del US National, máximo en la historia, de las cuales conquistó todas las disputadas entre 1920 y 1925 y la de 1927. A su vez, se quedó con el trofeo de Wimbledon en 1920, 1921 y 1930 y jugó el partido definitorio del Abierto de Francia, luego de que en 1925 cambiara su estatuto y le abriera las puertas a los jugadores extranjeros, en 1927 y 1930, sendas con derrota.

La aparición y la irrupción de Lacoste, Cochet y Borotra, los tres mosqueteros franceses, no sólo interrumpió su consecución de triunfos individuales sino que también cortó la racha de victorias de Estados Unidos en la Copa Davis. Los norteamericanos habían dominado esta competición entre 1920 y 1926 y desde 1927 hasta 1932 el reinado pasó a manos de Francia.

En 1926 declinó su opción de convertirse en profesional, aunque luego confesó haberse arrepentido por haber creído la “patraña del amateurismo”. Recién en 1931 dio el salto con 37 años y allí arrasó con la competencia y se transformó en el número uno indiscutido por sobre Karel Kozeluh, al que vapuleó durante todo su primer año y Hans Nusslein, quien lo sufrió en 1932 aunque consiguió superarlo en 1933.

Siguió jugando hasta los 52 años, cuando conquistó el US Pro en su modalidad de dobles junto a Vinnie Richards, con quien lo había conseguido 27 años atrás en sus días de amateur.

Pero Bill era más que un simple deportista para los cánones de la primera mitad del siglo XX. Él era un excéntrico que vivía como los profesionales en la actualidad: de fiesta en fiesta, rodeado de celebridades. De hecho, Charles Chaplin era uno de sus más íntimos amigos, y hasta era aclamado por los fanáticos estadounidenses, ya que su legado sobrepasaba los límites del tenis.

En ese ámbito mostraba su verdadera personalidad, que irrumpió en su vida pública en 1946. El 23 de noviembre, dos policías lo detuvieron en su auto junto a un menor de 16 años con el cierre del pantalón abierto que ofrecía servicios sexuales, todo un escándalo para una época en la que la homosexualidad era considerada una enfermedad.

Es por esto por lo que su abogado, Jerry Giesler se negó a defenderlo en el juicio, en donde fue reemplazado por Richard Madoox. Su nuevo defensor le aconsejó que firmara una confesión en la que aclarara exactamente cómo había terminado ese joven en su auto.

Sin embargo, Tilden no siguió los consejos de sus abogados y fue sentenciado a un año de prisión, un dictamen leve debido a que los exámenes psiquiátricos habían revelado que Bill tenía problemas mentales, por fomentar la prostitución de menores. Debido a su nombre, influencia y gran cantidad de dinero, a los siete meses fue liberado sin cumplir la totalidad de su sentencia.

Tres años después, volvió a ser el protagonista de una polémica relacionada a la homosexualidad cuando fue denunciado por un chico de 16 años al que levantó haciendo dedo en una estación de servicio. Este joven, Michael, contó que Tilden intentó abusar de él cuando metió la mano en su pantalón, por lo que la justicia lo sentenció a tres años de prisión, que fueron reducidos a solo uno por los movimientos de Bill.

Pese a estos altercados legales, en 1950 fue nombrado como el mejor tenista de la primera mitad del siglo XX por la Associated Press y en 1959, seis años después de su muerte, fue inducido al Salón Internacional de la Fama del Tenis. Si hoy alguien busca en páginas oficiales de la ATP o de la federación estadounidense de tenis, no hay menciones sobre los años de Tilden en el retiro, haciendo de cuenta que nada ocurrió con estos dos jóvenes.

Tags: , , , , , ,
The Line Breaker

Related Article

0 Comments

¿Qué te pareció la nota?

A %d blogueros les gusta esto: