domingo, 20 septiembre, 2020
Banner Top

Por Delfina Corti

Es 6 de septiembre de 2020 y, en el estadio Ale & Ricky de Vinovo, la Juventus femminile recibe al San Marino por la tercera fecha de la Serie A. Van 35 minutos del segundo tiempo. La entrenadora bianconera, Rita Guarino, la mira a Dalila Ippólito y, con un gesto, le comunica que se prepare para debutar en la liga italiana.

–Vas a jugar de 10. ¿Te gusta el número 10? –le dice la entrenadora mientras Dalila se acomoda las canilleras. 

–Sí, mucho –responde la jugadora argentina. 

–Perfecto. Vas a jugar de 10 y vas a dar muchas asistencias. 

Guarino sabe cómo motivar a sus jugadoras. Su experiencia como futbolista, psicóloga deportiva y entrenadora le dio las herramientas necesarias. Días antes de viajar a Turín, Dalila declaró: “Yo sé que no hay muchos equipos que jueguen con enganche, pero a mí me gusta tanto la posición. Es lindo, como volver al fútbol de antes”. 

Quizá, Guarino se inspiró en estas palabras para tranquilizar a su jugadora antes de su debut. O, quizá, recordó cómo le latía el corazón el día en el que debutó con la Selección italiana de fútbol en los cuartos de final del Mundial China 1991. 

***

Es 24 de noviembre de 1991 y, en el estadio de Jiangmen, Italia y Noruega se enfrentan en los cuartos de final del Mundial China 1991. Sergio Guenza, entrenador azzurro, llama a Guarino a los 35 minutos del segundo tiempo y le dice con un marcado acento romanesco: “Rita, te toca”. A Guarino, el corazón le late sin parar. 

Así lo confesó 28 años después, en la charla TED “Un sogno, tante battaglie”. Ese día entró a falta de 9 minutos y marcó el gol del empate. El partido terminó 2-2, pero Italia se fue eliminada en el tiempo suplementario. “En el momento en el que marqué el gol, pensé en mi papá que se había quedado en Italia. Me lo imaginé orgulloso de mí a pesar de la resistencia que le generó que yo jugara al fútbol”, contó Rita. 

Guarino no estaba en la lista de convocadas para el Mundial disputado en China, pero la lesión de la jugadora Antonella Carta y sus buenas actuaciones en el campeonato local le dieron a la delantera italiana aquella oportunidad. “Es importante saber esperar el momento oportuno y, mientras tanto, trabajar duro para lograr tus objetivos”, declaró Guarino. Sus 20 años como jugadora le dieron la razón: ganó cinco Scudettos, seis Copas de Italia y dos Supercopas. Además, participó en dos Mundiales –China 1991 y Estados Unidos 1999– y en tres campeonatos europeos con la Selección azzurra

La experiencia de Guarino, dentro y fuera de la cancha, fue el motivo por el que la Juventus la llamó para entrenar a la femminile en 2017. “Se necesitan habilidades específicas para entrenar a un equipo femenino de fútbol. Elegimos a una buena entrenadora con grandes habilidades nacidas de su experiencia. Por eso, elegimos a Rita Guarino”, anunció Stefano Braghin, en la presentación del primer equipo femenino en la historia del club bianconero

La Juventus –tras la posibilidad que brindó la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) a los clubes profesionales de la Serie A y B masculina de adquirir el título deportivo de clubes amateurs– compró el título deportivo del Cuneo en 2017. Desde aquel año, compite en la Serie A femenina. Y desde aquel año, Guarino es entrenadora del primer equipo y ganó los tres campeonatos italianos en los que participó. 

El día de la presentación, Rita agradeció el apoyo del club y remarcó la importancia de que clubes como la Juventus se incorporen a la Serie A para darle visibilidad y prestigio al fútbol femenino: “Llevo treinta años jugando en campos de fútbol y siempre he vivido con la esperanza de que llegara este momento, de que un club tan importante pudiera permitir al fútbol femenino mirar hacia el futuro de una manera más optimista”. 

Y, además, agregó qué estilo de juego es el que le gusta: “Me gusta el fútbol rápido, técnico y de ataque”. Un estilo de juego ideal para Dalila Ippólito. 

***

Es 16 de junio de 2019 y, en el estadio Parque de los Príncipes de París, Argentina y Escocia juegan la última fecha de la fase de grupo del Mundial Francia 2019. A los 26 minutos del segundo tiempo, el entrenador argentino Carlos Borello le dice a Dalila que se prepare para entrar. Argentina pierde 3-0. La actual delantera juventina entra y cuatro minutos después asiste a Milagros Menéndez en el primer gol argentino en aquel campeonato. Aquel día, Argentina quedó eliminada, pero fue una remontada histórica.  

Al regreso del Mundial, Dalila recibió un mensaje que, según ella, la marcó para siempre. Era una vecina de Lugano 1 y 2, barrio en el que creció y aprendió a jugar al fútbol. Gracias por jugar como en el barrio. Vi a la Dalila de Lugano”, decía el mensaje. 

En Lugano 1 y 2, Dalila aprendió a encarar y a gambetear. Ese estilo de juego propio del potrero argentino posiblemente fue el que llamó la atención de la Juventus. Ante el llamado del club de Turín, Dalila no dudó: “Me entusiasma estar en un equipo ganador, en un club grande que me va a exigir al máximo siempre. A mí me gusta y me motiva la competencia”. 

En Italia se encontró con un nuevo estilo de juego, aquel que Guarino describió en el día de su presentación. “Es un fútbol muy dinámico, muy rápido y se juega mucho por el piso. Es distinto al de Argentina, donde se acostumbra jugar al pelotazo”, contó la delantera argentina.

Y, en este fútbol europeo donde la gambeta no prevalece, Dalila tiene una caradurez que no se acostumbra a ver. Y eso, según ella, “le da otro aire a un partido y al equipo en sí”. Por eso, antes de su debut, Guarino le pidió que saliera y se divirtiera como lo hacía en el potrero de Lugano.

Al terminar el partido, Dalila se quedó parada junto al banco de suplentes durante algunos minutos. Estaba emocionada y varios recuerdos se le pasaron por la cabeza. Quizá, sus partidos en la plaza de Lugano 1 y 2, o sus comienzos en el club Jóvenes Deportistas, o sus pasos por River y la UAI Urquiza, o su debut con la Selección argentina.

O quizá, tan sólo recordó a su familia y, al igual que Guarino en China, los imaginó en Buenos Aires orgullosos de lo que acaba de lograr porque como dice una de las frases preferidas de su entrenadora: “Llegará el día en que caminarás al sol y harás sombra”.

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
También puedes leer:   Toña Is: "Somos historia viva del fútbol español¨
Tags: , , , , , ,
The Line Breaker

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

The BreakerLetter

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Wing, el espíritu del fútbol

Mis Marcadores

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Archivo