miércoles, 22 septiembre, 2021
Banner Top

El presente del fútbol japonés es muy bueno. La J. League, su liga profesional, se consolidó como una de los mejores torneos de Asia, su selección es la más fuerte del continente y cada vez podemos ver más nipones en los clubes europeos. Pero no siempre fue así.

Hace más de sesenta años, a pesar del gran momento que estaba viviendo la economía japonesa, la selección nipona era una de los peores combinados de Asia. No lograba acceder a los Mundiales y ni siquiera participaba en las clasificatorias a las Copas Asiáticas. Hasta ese momento, su mayor logro era una medalla de bronce en los Juegos Asiáticos y unos cuartos de final en Berlín 1936.

Además, el fútbol nipón no tenía una liga nacional. Aún así, contaban con tres campeonatos importantes, pero organizados por diferentes asociaciones. La famosa Copa del Emperador era manejada por la Asociación de Fútbol de Japón (JFA), el All Japan University Soccer Championship, por la Asociación de Fútbol Universitario de Japón y la All Japan Business Group, co-patrocinada por el popular diario Asahi Shimbun.

A partir de esta situación, en 1960, Yuzuru Nozu, el presidente de la JFA, decidió traer un entrenador extranjero con el fin de preparar a la selección japonesa para los Juegos Olímpicos de 1964, que se iban a disputar en Tokio. La Federación de Fútbol de la Alemania Occidental recomendó a Dettmar Cramer

Pero había un inconveniente. Cramer no tenía una extensa carrera como jugador y esto hizo que varios integrantes de la JFA, que habían formado parte del Milagro de Berlín en 1936 cuando Japón dio vuelta un 0-2 ante Suecia y clasificó a los cuartos de final de los JJOO, dudaran en su llegada. Por esta razón, Nozu le pidió a Jujiro Narita, quien planeaba ir a estudiar la Universidad de Colonia, que lo investigara. Este quedó impresionado con el alemán y recomendó contratarlo.

Cramer comenzó su trabajo como asistente del director técnico Hidetoki Takahashi y rápidamente notó la debilidad de la selección nipona. No tenían los conceptos básicos de patear y cabecear. A partir de esto y a pesar de la desconfianza inicial de sus jugadores, entrenó repetitivamente para mejorarlos. Además, aprendió y se entusiasmó con la cultura japonesa. De estas prácticas lideradas por el alemán, salieron grandes futbolistas como Kunishige Kamamoto, Saburo Kawabuchi y Ryuichi Sugiyama.

También puedes leer:   En cuerpo y alma

Luego de no poder clasificar al Mundial de Chile 1962, para afrontar los Juegos Olímpicos Dettmar formó parte de un trío técnico junto con Ken Naganuma y Shunichiro Okano. Llegaba la hora de debutar en los JJOO en los que Japón era el anfitrión. Le tocó compartir el grupo junto con la Argentina y Ghana. 

 

Ken Naganuma (Izquierda), Dettmar Cramer (Centro) y Shunichiro Okano (Derecha)

 

Su primer encuentro fue contra la Albiceleste, que a pesar de que venía de empatar con los africanos llegaba como candidata. Aquel plantel era dirigido por Ernesto Duchini y tenía jugadores que luego harían historia en el fútbol argentino como Roberto Perfumo y Agustín Cejas. Todo parecía perdido para los nipones cuando, a falta de 10 minutos, el conjunto sudamericano iba ganando 2-1. Pero, en una ráfaga de dos minutos, Saburo Kawabuchi y Aritatsu Ogi le dieron el agónico triunfo a los samurais.

Luego de este gran triunfo, Japón perdió por 3-2 ante Ghana, pero le alcanzaría para acceder a los cuartos de final. En aquella instancia quedaría eliminado tras perder con un contundente 4-0 ante Checoslovaquia, que ganó la medalla de plata, y unos días después volvería a ser goleado, pero esta vez por 6-1 ante Yugoslavia en un torneo de consolación.

A pesar de estas últimas tres dolorosas derrotas, Cramer se fue conforme con el papel desempeñado en el torneo y la victoria ante la Argentina le dejó algo claro: el fútbol japonés puede crecer mucho más. Por esta razón, antes de dejar su cargo, le dejó cinco recomendaciones a la JFA, de las cuales las más destacadas son: la creación de una liga en la que los equipos nipones más fuertes se enfrenten entre sí y que la selección adquiera mucha experiencia enfrentando a los mejores clubes y selecciones del mundo.

 

Dettmar Cramer entrando a la cancha para festejar el triunfo ante la Argentina

 

A partir de esa idea de Cramer de que se creara una liga nacional aprovechando las líneas del Shinkansen, la JFA decidió crear en 1965 la Japan Soccer League (JSL) con la intención de que participen los clubes corporativos. Estos últimos finalmente no podrían participar debido a su ajustado calendario. Además, comenzaron a organizar varios encuentros amistosos con los mejores equipos del mundo: el Bayern Múnich de Franz Beckenbauer, el Borussia Mönchengladbach de los ´70, el New York Cosmos de Pelé, el Boca de Maradona, entre otros.

También puedes leer:   Esther Vergeer, la imbatible

Tres años después de la partida de Cramer, su legado siguió vigente en Japón. Mientras la JSL daba sus primeros pasos, en 1967, el equipo del Sol Naciente, aún dirigido por Ken Naganuma y Shunichiro Okano, clasificó a los Juegos Olímpicos de México 1968 tras superar una fase eliminatoria junto con Corea del Sur, Líbano, Vietnam del Sur, Taiwán y Filipinas.

En aquella cita olímpica, Japón lograría su mayor hazaña en el fútbol. Avanzó a los cuartos de final luego de superar la fase de grupos al derrotar a Nigeria y empatar con Brasil y España. En aquella instancia, venció por 3-1 a Francia, pero luego cayó 5-0 en semifinales ante Hungría, la futura medallista de oro.

A los nipones les faltaba un encuentro para finalizar su histórica participación en los JJOO. Debían disputar el tercer puesto ante México en el imponente Estadio Azteca con más de 80.000 personas. Allí, el equipo del Sol Naciente completaría la hazaña. Victoria 2-0 con doblete de Kunishige Kamamoto, los simpatizantes locales alentando al grito de ¨Japón, Japón¨, y una medalla de bronce para volver a casa. Cramer, quien presenció ese partido, terminó conmovido por el gran triunfo de sus ex dirigidos.

 

Pele (NY Cosmos) vs Kunishige Kamamoto (Japón) en 1976 (Tomikoshi Photography)

 

Luego de su paso por Japón, Dettmar tendría varios trabajos: asistente del entrenador de la Alemania Federal, lideró un curso de entrenadores fundado por la FIFA y dirigió varias selecciones y clubes alemanes. Pero su paso más destacado fue en el Bayern Múnich. 

En 1975, Cramer reemplazó a Udo Lattek en el conjunto bávaro. El Bayern estaba en un momento complicado. Durante los primeros meses, Dettmar fue muy criticado por hinchas, dirigentes y varios jugadores. Pero alguien confiaba en él. Ni más ni menos que el capitán, Franz Beckenbauer, quien se sentía en deuda con él porque fue quien lo reintegró a la selección juvenil cuando había sido expulsado por embarazar a su novia cuando tenía 18 años. Ese apoyo fue fundamental, y el equipo de Múnich terminaría ganando dos veces consecutivas la Copa de Europa y la Copa Intercontinental en una oportunidad.

También puedes leer:   Equitación y realeza: un asunto familiar

 

 

Poco más de dos décadas después de la creación de la Japan Soccer League, la Asociación de Fútbol de Japón comenzó a plantear la creación de una liga profesional. Uno de los líderes de este proyecto fue un ex pupilo de Dettmar Cramer, Saburo Kawabuchi, quien en 1991 se convirtió en el primer presidente de la J. League, torneo que arrancó dos años más tarde.

El 17 de septiembre de 2015 dejaría de latir el corazón de Dettmar Cramer. La DFB, la Bundesliga y el Bayern Múnich despidieron con un comunicado al entrenador. La J. League no fue la excepción, y en ese mismo fin de semana se realizó un minuto de silencio en todos los encuentros para darle el último adiós al padre e ideólogo del Milagro Futbolístico Japonés.

 

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 278 times, 36 visits today)
Tags: , , , , , , ,

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores