sábado, 16 octubre, 2021
Banner Top

Por Marcos Olvera García

 

Las comparaciones siempre son odiosas, durante los últimos 10 años los medios se han encargado de comparar en todo a Cristiano RonaldoLionel Messi pero, por primera vez en más de una década, podemos afirmar que ahora, en el ocaso de sus carreras, las comparaciones son más aceptables que cuando estos dos monstruos del fútbol estaban en la plenitud de sus capacidades.

El verano del 2021 quedará marcado en la historia del fútbol moderno ya que, luego de 17 años ininterrumpidos, Lionel Messi abandonó al Fútbol Club Barcelona tras no llegar a un acuerdo de renovación, su lastimosa despedida, misma en donde el 10 argentino confesó su amor eterno al club blaugrana, se vio rápidamente opacada por una nueva y extraña felicidad cuando se anunció su llegada al Paris Saint Germain quienes, en ese momento, eran el centro de atención del mercado de fichajes. 

El PSG tenía todo en la mesa para que el 31 de agosto Cristiano Ronaldo se presentara como fichaje estrella del cuadro de la capital francesa pero, ante la propia negativa del club galo por vender a Kylian Mbappe este año y la supuesta mejoría en la relación entre la Juventus y Cristiano, ese sueño se fue alejando y todas las miradas volvieron a las grandes ciudades del fútbol, pero CR7 tenía la última sorpresa del verano.

Días antes del cierre de fichajes en Europa el rumor de que Cristiano Ronaldo saldría de la Juventus de Turín comenzó a tomar fuerza. Con el París fuera de circulación las opciones del astro portugués se redujeron a tres: volver al Real Madrid y ser dirigido nuevamente por Carlo Ancelotti, regresar a Portugal con el Sporting de Lisboa o emigrar a la Premier League pero para vestir la playera del Manchester City, teniendo en éste último el destino menos pensado o, al menos, el que estaba más lejano.

Cristiano Ronaldo apareció en el mapa del Manchester United y, en cuestión de horas, los Red Devils le arrebataron el fichaje estrella a sus vecinos y para esta nueva década por fin teníamos lo que muchos (aunque no todos) los aficionados al fútbol queríamos ver: a Messi fuera del FC Barcelona y la vuelta de CR7 al club que lo hizo ser una de las súper estrellas con mayor proyección de cara a un nuevo balompié en el Viejo Continente.

Las temporadas en Francia e Inglaterra ya habían empezado y ahora todo giraba en torno a las figuras de Cristiano y Messi, Manchester United y Paris Saint Germain. Era el foco perfecto pero, conforme fue pasando el tiempo, la atención se ha decantado de un lado y eso, a la gran mayoría de aficionados, parece no gustarle y en Francia el paraíso ha comenzado a convertirse en un pequeño infierno.

 

También puedes leer:   90 de los 90: De Balón de Oro a Presidente

 

Bromance en Manchester

No pasó mucho tiempo para que Cristiano Ronaldo debutara con el Manchester United, para ser sinceros, sorprendió la rapidez del debut de un hombre que tuvo nula participación durante la pretemporada y donde no jugó ni un solo minuto en el Calcio Italiano durante las jornadas que se quedó en Turín previo a su transferencia hacia la Premier League.

Ronaldo quería jugar lo más pronto posible y el partido frente al Newcastle United en Saint James Park fue el escenario perfecto para soltar a la bestia de Manchester. Es verdad que CR7 ya no tiene la velocidad que mantuvo en sus años con el Real Madrid, pero también tenemos que reconocer que sigue teniendo el hambre competitiva con la que debutó en Portugal y se hizo notar cuando en su regreso con los Red Devils marcó dos tantos.

En Champions League –competición que Cristiano ha ganado en cinco ocasiones-, su debut contra el Young Boys no fue el esperado pero, con todo y la derrota y los errores puntuales de Jesse Lingard, “El Comandante” anotó el único gol del United haciendo un poco más grande su récord goleador en dicha competición. Días después de haber caído en su debut Cristiano se encerró en las instalaciones del United para entrenar. ¿El resultado? Otra anotación en la Premier League, esta vez al West Ham de David Moyes, para sumar otros tres puntos y ponerse de líder en conjunto con el Chelsea y el Liverpool.

 

 

Los Galácticos Parisinos

La idea en su concepción es buena, a Florentino Pérez y al Real Madrid casi les funcionó a principios de los años 2000 pero, con los egos que se manejan en el vestidor muchas veces se vuelve complicado encontrar los resultados si todas las partes no están de acuerdo o no tienen la misma visión que el entrenador y ahí es donde empiezan los problemas, situación que ya ha comenzado a vivirse en el Parque de los Príncipes.

De entrada a Messi se le ha criticado por su arranque lento en la Ligue One. Tardó poco más de un mes en debutar, cuando lo hizo solo jugó 25 minutos en un partido liquidado gracias a Kylian Mbappe y ha demorado en encontrarse con el gol, mismo que cayó frente el Club Brujas en le UEFA Champions League pero, con el equipazo que tiene el PSG, el empate ante el equipo belga pone aún más en el ojo del huracán a Lionel y compañía.

La situación pareció agravarse cuando el pasado fin de semana, en el partido de la Ligue One entre el Paris Saint Germain ante el Olympique de Lyon, Mauricio Pochettino sacó al astro argentino del campo, algo que no le gustó al “mejor jugador del mundo” en una imagen que ya le da la vuelta al orbe.

Las diferencias parecen obvias, Cristiano no tiene presión, o al menos eso parece, el United armó un equipazo esta temporada para competir por la Premier League y llegar hasta donde puedan llegar en Champions. La llegada de CR7 solo decora las contrataciones que Jadon Sancho y de Raphael Varane y cuando uno nota la frescura y la soltura de Ronaldo en Old Trafford o en cualquier otra estadio donde se presente se puede notar que el portugués esta disfrutando su juego en la que fue su casa.

Por el otro lado, Messi tiene una presión increíble sobre sus hombros, el Paris Saint Germain puso sobre encima de él un proyecto bastante ambicioso con aras de ganar la UEFA Champions League, el tridente mágico ha comenzado a ser cuestionado pues, en los momentos cruciales, el que está apareciendo es justo el que ya se quiere ir, Mbappe, y de vez en vez Neymar. La verdad es que todavía estamos esperando ver al Messi avasallador, cuando en Inglaterra observamos una versión cercana a lo a que vimos de CR7 en sus ultimas temporadas con el Real Madrid.

Los números hablan por si solos, en cuatro partidos Messi solo ha marcado un gol mientras que en el mismo numero de encuentros Cristiano ha marcado cuatro goles para la causa del United, es el arranque de la temporada, dicen que las cuentas de hacen en mayo, pero hasta donde llevará la presión a Lionel y que podrá hacer Ronaldo de aquí al final de temporada solo entonces podremos saber a quien le fue mejor con el cambió de club y que proyecto hará mas grande la leyenda de los mejores jugadores del mundo.

 

También puedes leer:   El huracán inglés

 

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 16 times, 16 visits today)
Tags: , , , , , , , ,

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores