viernes, 23 septiembre, 2022
Banner Top

David Pérez Asensio (Madrid, 1982) dejó pronto su carrera como jugador tras una lesión de rodilla. Enseguida comenzó a dar sus primeros pasos como entrenador en el Móstoles, de la Preferente de Madrid. De allí saltó a China, al Anhui Titi Sport, y luego surgió la oportunidad en Alcorcón, donde estuvo más de dos años con las juveniles del club. De pronto su carrera tomó un giro inesperado, cuando cruzó el Atlántico para hacerse cargo del Verdes FC, uno de los grandes del fútbol de Belice, un pequeño país entre México y Guatemala.

Pocos meses después los hizo campeones, por lo que la Federación del país centroamericano decidió darle el mando de la Selección beliceña, uno de los equipos más débiles de la zona y que ha tenido once técnicos en los últimos quince años. De su experiencia nos habla en entrevista para The Line Breaker.


 

 

¿De qué manera se dio su llegada al fútbol de Belice?

Mi llegada a Belice fue un poco producto de la casualidad. En plena época de COVID-19 yo trabajaba como analista para el club Verdes, con la mira puesta en la Liga CONCACAF 2020 (iban a enfrentarse en ronda preliminar ante el Arcahaie de Haití) y bueno, por el mismo tema de la pandemia, esta serie no la pudimos disputar. La temporada siguiente, en abril o mayo de 2021, ellos se ponen en contacto conmigo para que viniera como entrenador principal y bueno, agarro la maleta y tomo la decisión de venirme a buscar una oportunidad de crecer y de conocer un nuevo país. Fue un poquito de casualidad, de un amigo que me pone en contacto con Verdes y bueno, al final llega la oportunidad. El trabajo y las horas dedicadas han merecido la pena para dar un saltito más en mi evolución como entrenador.

 

¿Cómo describe su experiencia, hasta ahora, en el país?

Muy buena. Me ha hecho crecer, personalmente y como entrenador. Me permite conocer un fútbol distinto, una forma de vivir y de convivir muy diferente. Te encuentras muchas situaciones que te hacen crecer y bueno, al final es hacer un máster en fútbol entrenando que, finalmente, es lo que más gusta. Yo lo valoro muy positivamente y espero que así siga siendo.

 

¿Cómo juegan los equipos de David Pérez?

Los equipos de David Pérez, al final, son equipos protagonistas. A mí me gusta que mi equipo sea protagonista, tanto cuando tenemos el balón como cuando no lo tenemos. Muy agresivos defensivamente, hacer un pressing muy intenso y con balón ser verticales, ser rápidos en ataque y no dormirnos en las zonas del campo, con progreso. Ser un equipo bonito de ver, o por lo menos eso es lo que se intenta.

También puedes leer:   Mikel Guillén: "Los españoles somos muy bien vistos en el extranjero"

 

¿Cuál es su visión del nivel de los futbolistas en Belice?

La verdad ha sido muy sorpresiva, ya que me encontré futbolistas que, técnica y físicamente tienen un potencial muy alto, pero con carencias tácticas que, al final, también nos han hecho crecer mucho (trabajo táctico). En general futbolistas con bastante nivel y con una gran sorpresa de que no se exporten más jugadores a otros países, un poquito dentro de la cultura del país, con difícil adaptación del futbolista beliceño a otras ligas, pero, en líneas generales, me he encontrado con bastante nivel.

 

¿Qué ha sido lo más difícil que se ha encontrado en el fútbol beliceño?

Lo más difícil que me encontré es hacerle creer al futbolista beliceño que es 100% profesional, y darle una mentalidad de trabajo profesional y que están aquí para dar un salto de calidad al fútbol beliceño. Eso fue lo más difícil que me encontré a la hora de llegar, ya que luego, en los entrenamientos, la adaptación a nuestros métodos de trabajo también les costó. Lo más difícil fue cambiar esa mentalidad del futbolista beliceño, que crea que puede crecer y dar un salto de calidad a otras ligas.

 

¿Alguna anécdota curiosa que contar?

Bueno, las anécdotas son varias y de todo tipo. Hay muchas situaciones que contar. Con Verdes, por ejemplo, que es el club más famoso del país, mucha gente te pide camisetas, lo que sea del club. Bueno, donde yo vivía en el hotel, por ejemplo, la señora que hacía el aseo decía que cuando jugaba Verdes ella no trabajaba. Su jefa sabe de la situación, que ella está en su casa viendo el partido o, sí juegan de locales, ella es la que más anima tras la portería. Anécdotas podría contarte muchas, pero esa te lo digo para que veas el fanatismo futbolístico que existe aquí en Belice.

También puedes leer:   Bermuda: más allá del paraíso turístico y fiscal, lejos del triángulo de las bermudas

 

¿Cómo fueron sus inicios?

Mis inicios, como todo entrenador, fueron desde abajo. He tenido la suerte, porque para mí así lo ha sido, de estar con categorías de niños, juveniles, hasta dar el salto al fútbol, si se quiere, profesional. Inicio desde lo más abajo, con niños de 8, 9 años y bueno, de ahí empecé a ir creciendo y formándome para lograr lo que todos soñamos, que es estar un poquito más cerca de la élite. Yo me considero un entrenador que ha pasado por todas las categorías del fútbol.

 

¿Qué tal la experiencia en China? ¿Cómo se gestó?

La oportunidad en China llega de rebote, por así decirlo. Me llamó un amigo: «Hay una oportunidad en China ¿Tú te irías?» Y bueno, le comenté a mi mujer de esa opción y ella me dijo que probara a ver. En dos días firmé el contrato para irme. Allí entrené en categorías juveniles y en las escuelas, echando una mano en la formación de entrenadores locales. Y bueno, en el proyecto que ellos tenían allí. Fue una experiencia muy buena, un país que me gustó mucho. Muy enriquecedor. El tema del COVID-19 ha cerrado muchas puertas, pero sí, es un país al que me gustaría volver, porque el año y poco más que estuve ahí me dejó marcado. Así fue como se gestó y la experiencia muy buena, ya que cada vez que sales de tu país algo te deja.

 

En Alcorcón trabajó en juveniles ¿Cómo resulta trabajar con chicos?

Trabajar con chicos en un club como Alcorcón, profesional y en la Segunda División, para mí fue muy bonito. Yo creo que cada equipo en el que he estado, independientemente de la categoría, te hace aprender y crecer. Una experiencia muy bonita, estuve dos años y medio en el club y creo que eso me abrió muchas puertas, muchas posibilidades de aprender. He dejado muy buenos amigos allí. Entonces creo que, personalmente, trabajar con chicos de categorías un poquito más juvenil también te hace crecer. Es un aspecto de formación que, cuando llegas al fútbol profesional, lo pierdes completamente.

 

La selección de Belice ocupa actualmente el lugar 173 del ránking mundial y ya se avecinan los duelos de Nations League ¿Cómo intentará recortar la distancia futbolística respecto a las demás selecciones de Concacaf?

También puedes leer:   90 de los 90: Sun Wen, de Shanghái al mundo

Para eso hemos llegado a Belice, para recortar distancias con las otras selecciones de Centroamérica. Eso se logra con trabajo, intentando cambiar un poquito esa idea de juego y que los equipos nacionales, cuando vengan a jugar al país, tengan en Belice un rival que les pueda hacer daño y no una selección débil. Recortar distancias, implantar una metodología de juego, que los futbolistas crean en nosotros y en lo que pueden llegar a ser. Creo que Belice tiene potencial para dar un salto de calidad. Para eso estamos trabajando y vamos a intentarlo.

 

Alrededor del mundo muchos entrenadores españoles se han ido ganando un puesto en diferentes selecciones y equipos ¿A qué cree que se deba este interés?

Hay que ser objetivos, estamos muy preparados. La verdad es que en España es muy difícil el crecimiento personal como entrenadores por la cantidad de futbolistas que hay y la cantidad de entrenadores que hay. Por ello muchos decidimos salir de España y bueno, gracias a Dios, están dando oportunidades en muchos selecciones y equipos. Yo creo que el entrenador español está demostrando que está preparado y que puede dar un saltito más en diferentes partes del mundo, diferentes clubes, selecciones y eso es muy bueno. Para mí es bueno que el fútbol español, a través de sus entrenadores, se implante en diferentes sitios.

 

¿Algún consejo para los chicos/as que recién empiezan en este deporte?

Como consejo, al final, es que hay que tener tranquilidad e ir paso a paso. Hay que trabajar mucho, porque el entrenador necesita muchas horas de dedicación, mucha formación constante. No porque se llega al fútbol profesional o al alto nivel creer que está todo hecho. Llegar arriba puede ser ‘fácil’ pero lo difícil es mantenerse, así que yo creo que ilusión, mucho trabajo, mucha dedicación y bueno, aprovechar la oportunidad porque, en esto del fútbol, a lo mejor solo tienes una o dos oportunidades. Si no la aprovechas se vuelve un poquito más complicada la cosa y si sale una oportunidad fuera del país puedes intentar tomarla y vivir la experiencia. Eso siempre va a resultar positivo para el entrenador. Por ello ánimo a todo el mundo a que siga trabajando, no decaiga y que siempre hay momentos malos, pero siempre hay que levantar la cabeza y continuar esforzándose.

(Visited 129 times, 25 visits today)
Tags: , , , , , , ,
Venezolano del 96. Literatura, geopolítica y deportes. Contando aquellas historias que tanto nos apasionan desde otro punto de vista.

Related Article

Archivos

Nuestras Redes

INSTAGRAM