sábado, 8 junio, 2019
Banner Top

En estos días en los que la Copa Libertadores está llegando a su fin y sólo dos equipos pelean por el tan ansiado trofeo, hablar de superación es referirse al centrodelantero de Boca Juniors: Darío Ismael Benedetto.

El Pipa llevaba nada menos que 35 goles en 42 partidos disputados con la camiseta Xeneize, hasta que el 19 de noviembre de 2017 sufriría la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha. Esta lesión se interpondría con el mejor momento de su carrera, ya que sus buenas actuaciones con la camiseta de Boca y su gran cantidad de goles convertidos lo habían llevado a vestir la camiseta de la Selección Argentina en el partido que le dio la clasificación al Mundial de Rusia.

Este accidente demandaría entre seis y siete meses de recuperación y, por lo tanto, lo dejaría sin chances de poder disputar la Copa del Mundo con la Albiceleste y la primera fase de la Copa Libertadores con el Xeneize.

El 1° de diciembre sería operado con éxito y tras una extensa rehabilitación de 7 meses, el 21 de junio de 2018 recibiría el alta médica.

El 16 de julio volvería a las canchas en un amistoso que Boca disputaría ante Miami United y en el que el delantero anotaría tres goles en tan solo 10 minutos. Todo indicaba que la lesión ya había sido superada y que Benedetto volvería más en forma que nunca. Sin embargo, cinco días después, el Xeneize disputaría un encuentro ante Independiente de Medellin y el Pipa solo pudo jugar 40 minutos debido a que sintió un fuerte dolor en el tendón de Aquiles de su pie izquierdo.

La suerte no acompañaba al nueve, que tuvo que volverse días antes de finalizar la pretemporada para realizarse un estudio y confirmar el grado de su lesión. El diagnóstico final determinó que tenía una tendinitis aquileana, y su vuelta a las canchas de manera oficial seguía posponiéndose.

Regresó el 30 de agosto frente a Libertad de Paraguay, por los octavos de final de la Copa Libertadores. El delantero se vistió de diez y tuvo una gran actuación: asistió a Cristian Pavón en el primer gol y a Mauro Zárate en el segundo. Pero pese a ese buen partido ante el equipo paraguayo, el Pipa jugaría seis encuentros más, aunque no podría anotar ni encontrar su mejor nivel.

En la Copa Argentina, ante Gimnasia y Esgrima de La Plata, duraría solo doce minutos en cancha porque sufriría una lesión grado uno en el bíceps femoral derecho. Las malas noticias no lo dejaban en paz y el jugador, más que nadie, buscaría recuperar el nivel que lo había puesto en la Selección Argentina.

Volvería a tener minutos tres semanas mas tarde frente a Rosario Central, pero el 24 de octubre llegaría la noche soñada: marcaría un doblete ante Palmeiras por una de las semifinales de la Copa Libertadores.

11 meses después de su último gol ante Racing, Benedetto aparecía en el momento que el equipo más lo necesitaba. Restaban 10 minutos para que termine el encuentro y el resultado no se movía del 0-0, hasta que se mostró el goleador y anotó dos goles que sentenciarían el partido y el resultado final. Pero esto no sería todo, ya que en el encuentro de vuelta en Brasil, el Pipa lograría decretar el empate cuando el Xeneize caía por 2-1.

Los tres goles que marcó en la serie ante Palmeiras le permitieron hoy a Boca estar en la final de la Copa Libertadores.

Si hay alguien se merecía este tipo de escenario es , sin dudas, Darío Benedetto, quien cuando llegó al conjunto azul y oro tuvo que desembolsar un millón de dólares para terminar de pagar el pase y ponerse la camiseta del club que ama y es hincha.

La peleó, la sufrió, la remó, y todo valió la pena, porque no hay que olvidar que el fútbol siempre da revancha y nadie la merecía más que el número nueve de Boca.

Tags: , , ,
Agustin Commisso
Nací en Argentina pero de argentino tengo muy poco. 20 años y escribiendo mi historia. Que el fútbol sea bien jugado o que no sea nada, aunque siempre me vas a ver en donde esté rodando una pelota. No comprendo la vida y el deporte sin disfrute, porque de alegrarse y divertirse se trata. Contemporáneo de Messi y del Barcelona de Guardiola, ¿qué más se puede pedir? ¿Periodismo? Esto que hacemos nosotros, no lo que ves en la tele.

Related Article

0 Comments

¿Qué te pareció la nota?

A %d blogueros les gusta esto: