miércoles, 30 septiembre, 2020
Banner Top

La olmeda era típica del paisaje ibérico. El olmo, árbol noble, se ha convertido en una especie en extinción. Pero los futbolistas con ciertas cualidades no desaparecen, como es el caso de Dani Olmo (1998). 

Dani pudo aprender el arte del balompié en casa, en Terrassa. Su padre, Miquel Olmo Forte, es un antiguo jugador y entrenador. Ha sido técnico de clubes como el Girona FC o el CE Sabadell, e incluso probó suerte fuera de la península ibérica en el Manama Club de Bahréin en 2015. Su hijo fue considerado una estrella en el Građanski Nogometni Klub Dinamo Zagreb desde su llegada a una temprana edad. Mejor Jugador de los Balcanes 2019. Tras levantar la Eurocopa sub-21 con los de Luis de la Fuente, comenzó a jugar la fase previa de la Champions League con el club croata. Cayeron más tarde en un grupo complicado. 

Pero su historia por Europa en la 19/20 no acabaría ahí. Tenía un final soñado. Consiguió un puesto en el emergente, innovador y llamativo RasenBallsport Leipzig – entrenado por Julian Nagelsmann –, y ha marcado un gol en unos cuartos de final de una Liga de Campeones excepcional en Portugal, frente al Atlético de Madrid, que contribuyó a llegar a la semifinal. 

 

De casa al Espanyol, la Masía, y la aventura en Croacia

 

Olmo comenzó a jugar en el Terrasa cuando era muy pequeño. Pronto fue fichado para la base del RCD Espanyol donde fue el máximo anotador jugando como 9 en categoría Benjamín, y siendo Alevín de primer año dio el paso al Fútbol Club Barcelona. La prestigiosa Masía le ofreció una oportunidad: de nuevo, mayor número de goles para él jugando como extremo, hasta llegar al Cadete A. 

El paso del A al Juvenil B fue premisa de que tendría que buscar una oportunidad fuera, porque la propuesta no convencía. El Dinamo Zagreb, con una cantera local importante y buenos refuerzos, resultó ser un destino en el que crecer. A su llegada, con solo dieciséis años, tuvo ficha con el segundo equipo, siempre con la idea de llegar al primero. Allí acaba siendo colocado como media punta, su lugar favorito en la actualidad. 

En enero de 2015 es inscrito con el primer equipo, debuta con ellos y participa en Copa. Como contó en el diario MARCA: “Estar en el segundo equipo el primer año, a modo de adaptación, y empezar con el primer equipo alguna vez en entrenamientos. A los cuatro meses ya empecé a entrenar con el primer equipo e hice la pretemporada de enero y me quedé con ellos”. 

En Croacia compitió en la UEFA Youth League dos temporadas, jugando frente a equipos con grandes academias como Arsenal, Bayern München, Sevilla u Olympique Lyonnais. El estilo del Dinamo Zagreb era también posicional, y el tipo de juego físico y condición de los jugadores – según sus propias palabras –,  le exigió un extra que le ayudó para formarse. Un detalle que le ha beneficiado al acabar en la Bundesliga.

 

También puedes leer:   Málaga CF: de pelear la Champions a la bancarrota

 

Ha crecido como futbolista y como persona, un aspecto que se nota en sus entrevistas y en su labor solidaria con Common Goal y Cross Cultures Projects Association, con lo que busca ser un ejemplo para los más pequeños. Fue elegido Mejor Joven, y Mejor Jugador de la liga en la 17/18 y 18/19. Consiguió cuatro títulos ligueros y tres Copas; además de haber sido el futbolista con más regates en la Europa League 18/19, pese a haber caído en octavos. 

 

La Eurocopa sub-21 y la absoluta

 

Comenzó como internacional con la sub-16 y luego con sub-17 y 18. En la Euro 2015 apareció descrito como niño prodigio en la página web de la UEFA, donde Mirko Barišić – presidente del Dinamo Zagreb – decía que era: “Mejor que Zvonimir Boban y Robert Prosinečki a su edad”. 

Luis de la Fuente volvió a confiar en él para la Euro 2019 de Italia. Allí, además de deslumbrar con su calidad técnica y táctica, marcó tres goles y dio una asistencia. Entre una muy buena generación de jugadores de la sub-21 – algunos de ellos que han dado el salto ya a grandes equipos, y otros aún por hacerlo –, Olmo tuvo minutos de gloria. Elegido Mejor Jugador de la final contra Alemania, donde además marcó uno de los dos goles que dieron la victoria a la Rojita

En esta temporada estuvo en la clasificación para la Euro sub-21 de 2021 como capitán, y marcó tres goles. Además de ser convocado por Robert Moreno con la absoluta en noviembre. El día 15 debutó frente a Malta, como sustituto de Morata en el minuto 66, donde volvió a marcar en el 7-0 de España, a solo tres minutos de su aparición en el campo. 

Cuando se le preguntó por sus referentes de la selección habló del gran impacto de los últimos vencedores de los torneos internacionales, y citó a Iniesta, Silva, Xavi, o Cazorla

 

También puedes leer:   Jürgen Klopp, el último rockero

El inicio de la Champions League 19/20

 

El pasado verano arrancaba para el equipo croata la ronda clasificatoria. Dani Olmo marcó tres goles importantes, sobre todo frente a Ferencváros TC. El objetivo se había cumplido. El grupo C que les tocó no era sencillo. Golearon a la Atalanta – revelación de la 19/20 que ha caído en cuartos – en su primer partido en el Maksimir. Fue su única victoria, porque luego perdieron en la vuelta, y empataron en los dos encuentros contra el FK Shajtar Donetsk. El terrasence anotó en el 2-2 del Metalist de Járkov, y dio una asistencia en la vuelta. 

De los encuentros contra el Manchester City, en casa abrió el marcador en el ’10 con un gol de muy bella ejecución. Se adelantó unos metros, rápido como es, dejó atrás a la defensa Citizen hasta cerca del área pequeña y enganchó en el aire un buen centro lateral de Kądzior que remató a la escuadra del primer palo de la portería defendida por Claudio Bravo. Quedaron a un punto de la clasificación para la Europa League.  

 

La llegada a la Bundesliga

 

Sonaron muchos grandes clubes interesados en él. Quien fue su entrenador en Croacia, Nenad Bjelica, manifestó que le sorprendía que algunos de España no hubieran apostado por Olmo, en el diario Sportske Novosti: era un jugador que encajaría en muchos equipos, y con mucho talento. En el noreste de Alemania, en el estado de Sajonia, tanto el director deportivo del RB Leipzig, Markus Krösche como su técnico Julian Nagelsmann, sí estaban dispuestos a hacerlo. Con 21 años firmó hasta 2024: 

“Dani es capaz de marcar la diferencia. Tiene la ambición de conseguir éxitos, y es un fichaje perfecto para el RB Leipzig. Es una gran señal que un jugador con tal potencial haya elegido venir al club habiendo tenido tantas ofertas.”

Hace poco, Olmo comentó en Mister Underdog lo que le condujo a fichar por este equipo: “El proyecto que tenían puesto en mí y cómo trabajan todo. La escuela, con el talento joven, y cómo les dan oportunidades en el primer equipo. La llamada y la visita del director deportivo, Markus, y del entrenador me convencieron”. 

Vino el proceso de adaptación necesario, para aprender las claves tácticas de Nagelsmann, además de la irrupción de la pandemia. El RB Leipzig, como muchos equipos de Europa, cuenta con un psicólogo y profesionales que les han ayudado a preparar los partidos sin público. Su debut con la camiseta de los toros rojos fue aún con aficionados, contra el Borussia Mönchengladbach, y tuvo dos ocasiones de gol entrando como revulsivo. A los pocos días apareció en la DFB-Pokal frente al Eintracht Frankfurt y – pese a la derrota – dejó sensaciones de que podía ser importante en este equipo, además de un gol. Su primer tanto en Bundesliga llegó frente al FC Köln en un 2-4. 

 

También puedes leer:   Mario Götze: lo que pudo ser y no fue

 

Protagonista en el José Alvalade y su encaje en el RB Leipzig

 

El gol frente al Atlético de Madrid en el estadio de Portugal, hizo que tuviera finalmente – fuera de la selección – el protagonismo esperado. Un indicio de lo importante que puede ser en el equipo dirigido por Nagelsmann. 

Olmo aparece descrito como centrocampista ofensivo, de 1’79. Pero lo cierto es que tiene una gran polivalencia, y como se ve desde sus inicios ha tenido instinto de gol. La posición de media punta, como comentábamos, es donde mejor se siente. Así jugó frente al Werder Bremen. Le hemos visto bajar al inicio de la jugada y jugar entre líneas desde ahí, al igual que puede jugar en banda derecha e izquierda, o de falso 9. De esta última manera le hizo aparecer Nagelsmann contra el Bayern en su primera titularidad con el equipo. Puede adaptarse a las exigencias de su técnico.

Es un gran playmaker, crea ocasiones, da asistencias, pero también recibe de compañeros para marcar por su gran control del balón, y saber llegar al área, preparado para anotar. Se escapa con facilidad de los rivales, y además sin balón sabe dónde posicionarse para ayudar al plan del colectivo. 

En Croacia tenía la colaboración de un delantero como Bruno Petković. Suena ahora el refuerzo de Alexander Sørloth, que podría beneficiarle en este sentido. Aunque también se habló de Adam Hložek, pero el tipo de perfil del noruego podría ser la combinación perfecta. Solía jugar con un 1-3-4-2-1 en su anterior equipo, aunque Nagelsmann suele optar por el 1-4-2-2-2 de inicio, plan que altera según los rivales y situación del partido, con espacios reducidos, buscando avanzar rápidamente. 

La libertad de la que su técnico dota a sus jugadores le conviene para explotar sus virtudes. Olmo es muy bueno en el uno contra uno, y lo mismo da pases precisos en corto que en largo, lo que ayudará a las transiciones rápidas del joven técnico. La oportunidad en una de las grandes ligas le ha llegado. Nos queda disfrutar de verle seguir creciendo.  

 

Tags: , , , , ,
Maria Valentina Vega
Traductora, redactora y entrenadora de fútbol Nivel 1

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

The BreakerLetter

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Wing, el espíritu del fútbol

Mis Marcadores

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Archivo