lunes, 16 mayo, 2022
Banner Top

Daniel Olcina Olcina (Albaida, 1989) llegó a la escuela de Valencia CF muy joven, proveniente del club de su ciudad natal. Fue escalando categorías hasta llegar a debutar con el primer equipo ché en un partido de fase previa de Europa League, en 2009, de la mano de Unai Emery. Poco después se va cedido a Alcoyano y Olímpic Xàtiva, ambos de Segunda División B. Bielorrusia aparece en el horizonte y Torpedo-BelAZ Zhodino, tras un período de prueba, lo termina fichando. Vuelve a su país y luego se marcha al Diriangén nicaragüense, donde es dirigido por su compatriota Mario Reig. La experiencia resulta muy corta y lo contrata Torre Levante, de Tercera División, donde llega a ser capitán. Su carrera da un giro cuando se marcha a una academia en China, donde da sus primeros pinitos como entrenador. Actualmente ejerce de asistente técnico de Reig en el Municipal Garabito, club de la Segunda División de Costa Rica.


 

 

Surgiste de la cantera de Valencia ¿Cómo fue ese proceso hasta lograr debutar con el primer equipo?

Empecé en el Ciutat d’Albaida, pueblo de donde soy. Ahí hasta los 11 años disfruté y jugué para ellos. Valencia se fijó en mí y, tras unas pruebas, decidieron firmarme con 12 años y entonces me moví para su residencia en Valencia.

Fue un largo viaje, un sueño cumplido, un trabajo desde bien pequeño. Valencia me enseñó en valores, aprendí muchísimo, tanto como jugador y persona, y siempre les estaré agradecido. Debutar fue lo más bonito, dentro del fútbol, que me ha ocurrido en mi carrera. Jugar en Mestalla, y ser sustituido por Juan Mata, creo que ni en los mejores sueños lo habría imaginado.

 

Aquel primer (y único encuentro) fue ante Stabaek, con victoria 4-1 ¿Fue la recompensa a tanto esfuerzo?

No es una recompensa, es un regalo al jugador a todo el tiempo dedicado a ello. Disfruté mucho y ahora con el tiempo me doy cuenta de que fue algo al que le daré valor toda la vida.

También puedes leer:   Conchi Amancio: “El fútbol es el deporte reina”

 

Luego tuviste algunas temporadas en el ascenso español ¿Cómo fue la experiencia?

Con el Alcoyano ascendimos a Segunda División. Fue muy gratificante ver a esa ciudad volcada en las calles, disfrutando de algo tan grande para un club. El entrenador Paco López manejó un vestuario con mucha ambición.

 

Y entonces aparece Bielorrusia ¿De qué manera se dio tu llegada al Torpedo Zhodino?

A Bielorrusia llego tras conocer un agente español (Antonio López), que tenía varios contactos por Ucrania y Bielorrusia. Él me llamó y me ofreció 10 días para ir a probar con el Torpedo. A los tres días allí ya teníamos el contrato del club en la mesa. Todo salió fenomenal. Agradezco al entrenador Igor Kriunschenko, que confió en mí. Un gran técnico, pero más grande aún como persona.

 

¿Cómo se dio el contacto con Municipal Garabito?

Fue con un contacto ligado al fútbol que tenía yo (Fabio). Él me comentó esta posibilidad y rápidamente se la pasé a Mario Reig, el técnico con el cual trabajo ahora.

 

¿Cómo es tu vida en Costa Rica? ¿Qué te ha sorprendido?

La vida en Costa Rica es muy tranquila, con buen clima. Vivimos en zona de playa, así que es un bonito lugar. Hay pasión por el club y tenemos un gran trabajo por delante.

 

Coincidiste anteriormente con Mario Reig en Nicaragua ¿Cómo es su relación?

Mario Reig es un entrenador directo, pasional y con una gran ambición. Muy capacitado y con experiencia en varios países.

 

¿Cómo fue aquella primera vivencia como entrenador en China?

En China me sentí muy valorado. Es un gran país, ordenado y con ganas de crecer.

 

El entrenador español tiene mucho prestigio alrededor del mundo y cada vez más son solicitados en diferentes países ¿A qué crees que se deba?

Bueno, ya con el tiempo te das cuenta de que hay muchos españoles situados en varias partes del mundo, pero también hay de varios sitios. Somos trabajadores, disciplinados, cada vez más preparados y eso, tal vez, guste más.

También puedes leer:   90 de los 90: Las chicas de Oro en Barcelona 92’

 

¿Qué tal la experiencia en Kenia?

En Kenia aprendí valorar más las cosas (nivel de vida, nivel laboral…). Es un país maravilloso y con un gran potencial futbolístico.

 

¿Alguna anécdota curiosa que contar de tus estancias fuera de España?

Anécdotas hay muchas. Me para escribir un relato, pero si te puedo contar varias: ver y tener jugadores sin botas para entrenar contigo (descalzos), siendo jugador llegar a estadios sin vestuarios y ducharme en casa de algún vecino, o no poder pasar en algún aeropuerto y dormir en él por trámites mal realizados por terceros.

 

¿Qué te motiva a seguir viajando?

Viajo por trabajo, no viajo por placer. Este deporte me ha llevado a trabajar a muchos países y me siento agradecido y con ganas de seguir. Me apasiona el fútbol y ver diferentes culturas acerca de ello.

 

¿Algún consejo para los chicos y chicas que recién comienzan en este deporte?

Siendo jugador o entrenador mi consejo es que las cosas que se hagan se hagan con pasión y felicidad. A partir de ahí disfrutar el proceso y siempre ser un buen compañero.

(Visited 85 times, 23 visits today)
Tags: , , , , , , , , , , , , ,
Venezolano del 96. Literatura, geopolítica y deportes. Contando aquellas historias que tanto nos apasionan desde otro punto de vista.

Related Article

Archivos

Nuestras Redes

INSTAGRAM