jueves, 2 diciembre, 2021
Banner Top

Por Alejo Parada

 

En los Juegos Olímpicos siempre se viven historias especiales. Sin ir más lejos, en Tokio 2020, hemos vivido desde atletas que consiguen la primera medalla de la historia de su país, el primer medallista olímpico abiertamente homosexual y hasta una propuesta de casamiento en vivo. Pero no todas las historias tienen ese tinte alegre o pintoresco que caracterizan a los JJOO, hay situaciones que involucran mucho más que deporte: involucran política, religión, e incluso guerras. Ahí es donde entra la polémica que involucra a Israel. El país asiático fue noticia en Tokio sin necesidad de resultados deportivos, en realidad, todo lo contrario.

Fethi Nourine, judoca argelino, llegó a Tokio después de haber ganado su tercer Campeonato Africano de Judo, en mayo de este año. A pesar de todo el mérito que esto implica, Nourine no llegaba a los JJOO como el atleta más reconocido de Argelia pero, sin dudas, terminará Tokio 2020 como uno de los más famosos. Al sortearse los cruces de la categoría -73kg, a Nourine le tocaba debutar contra Mohamed Abdalrasool de Sudan. En principio no existían problemas con eso, el problema, según el argelino, era que, en caso de ganar, se enfrentaría a Tohar Butbul, de Israel.

El conflicto es conocido. Israel y Palestina enfrentan a árabes y judíos hace décadas y, si bien Israel es amplio dominador en este conflicto, Palestina a logrado el apoyo de múltiples naciones que forman parte del mundo árabe e incluso de otras fuera del mismo.

Nourine, nacido en un país árabe, no podía permitirse la posibilidad de competir contra un israelí. Esto seria darle una entidad o reconocimiento que, según su visión, no merece. El argelino anunció su baja después del sorteo y si bien el comité de Argelia no oficializó el motivo, el judoca se proclamó orgulloso para la TV de su país: “No vamos a hacer que se alce la bandera de Israel y no nos vamos a ensuciar las manos enfrentándonos a un israelí”.

El conflicto podría haber terminado allí, pero el judoca israelí, Tohar Butbul, seguía sin encontrar quien quisiera enfrentarlo. Mohamed Abdalrasool, el sudanés que se benefició de la baja de Nourine, optó por seguir el mismo camino del argelino y se dio de baja de la competencia. Su caso es distinto, ya nadie nunca mencionó oficialmente el motivo de la baja, pero, siendo de un país árabe, no es difícil imaginarlo. La causa palestina, para los atletas árabes, fue mas fuerte que sus más grandes ambiciones deportivas.

Por mas insólito que sea este caso, la historia de los JJOO es tan rica, que solo hace falta trasladarse 16 años atrás para encontrar una situación igual o incluso superadora.

También puedes leer:   El milagro dorado

Arash Miresmaeili, de 23 años, llegó como la gran promesa de medalla para Irán en Atenas 2004. El judoca fue el abanderado iraní en la ceremonia de inauguración y sus dos campeonatos mundiales, en 2001 y 2003, lo hacían el principal candidato al oro en la categoría -66kg. O así lo era hasta que el sorteo de enfrentamientos derivó en una polémica decisión. El azar hizo que el campeón del mundo quede emparejado con Ehud Vaks, de Israel, nación no reconocida por Irán, en apoyo a Palestina. Si bien comenzaron los rumores, Miresmaeili no se dio de baja, e incluso se presentó al pesaje oficial para el combate, donde se dio inicio a la polémica. El yudoca acusó en la balanza 2kg mas de lo permitido, lo cual levantó una enorme cantidad de sospechas: ¿cómo un atleta tan experimentado podía excederse en el peso por semejante diferencia?

Las conjeturas de la Federación Internacional de Judo (IFJ) comenzaron de inmediato. El francés Michel Brousse, portavoz de la FIJ, anunció: “Si esto es una decisión política, castigaremos a Irán”. Sin miedo a sanciones, el mismo judoca declaró al medio islámico IRNA: “Me he entrenado durante los últimos meses, estoy en forma, pero no voy a combatir con un israelí por simpatía hacia los sufrimientos del pueblo palestino, esta eliminación no me perturba”. La decisión estaba tomada, pero ¿por qué aumentar de peso adrede? ¿no era mas sencillo retirarse? Miresmaeili habrá imaginado que su retirada dejaría claras las intenciones políticas detrás de su decisión, por lo que prefirió utilizar un método menos evidente. Lo que no calculó en su plan era que excederse 2kg en un debut olímpico, era una solución, como mínimo, poco elegante. Mas allá de intentar hacer su salida de los Juegos con un accidente de peso, no pudo evitar las suspicacias de la IFJ y, posteriormente, con sus declaraciones, dejó a las claras que fue lo que realmente ocurrió.

También puedes leer:   Katie Ledecky, llamada a hacer historia

La historia de Arash Miresmeili con Israel no se cerraría en Atenas 2004. En 2019 fue elegido como el presidente de la Federación Iraní de Judo, hasta el 2023. Meses después, la IFJ sancionaría a Irán después de descubrir que directivos iraníes forzaron a Saeid Mollaei, campeón mundial en 2018, a retirarse del campeonato mundial de Tokio en 2019, para evitar una posible final con el israelí Sagi Muki. La actitud de los directivos iraníes fue revelada debido a que Mollaei quiso resistirse a esa presión que le ejercían, de ninguna manera quería permitir que cuestiones ajenas al deporte vuelvan a interferir en su carrera. La federación iraní, por negarse a asegurar que sus atletas enfrentarían a israelíes en el futuro, sufrió una sanción que les prohibía participar en cualquier competencia internacional de judo, la cual fue anulada a principios de este año por el tribunal de arbitraje deportivo. Mollaei no volvió a Irán y busco refugio en Mongolia, país por el cual se nacionalizó. La historia culmina en los JJOO de Tokio 2020, ya que, mientras Irán no tiene representantes en Judo, el pasado jueves 27 de julio y después de perder la final de la categoría -81kg contra el japones Takanori Nagase, Saeid Mollaei, en representación de Mongolia, se transformó en medallista olímpico, haciéndose de la presea de plata.

 

 

 

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 65 times, 3 visits today)
Tags: , , , , , , , ,

Related Article

The BreakerLetter

Archivos

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores