jueves, 28 mayo, 2020
Banner Top

Son las 8 de la mañana. En un día de semana cualquiera en Lisboa, cientos de miles de personas toman el tren de la Línea de Sintra para ir al centro de la ciudad a sus puestos de trabajo. Cada una de las estaciones pertenecen a ciudades dormitorios y por consiguiente, el movimiento de gente es alto. Antes de llegar a Reboleira, que tiene una estación de metro perteneciente a la línea azul, se puede ver del lado derecho el Estadio José Gomes, que es la casa del Estrela (fundado en 2011) y que antiguamente era el Estrela Amadora.

Este modesto club fue fundado a inicios de 1932 por jóvenes de la zona (cabe destacar que Amadora es una ciudad dentro del Distrito de Lisboa y es la cuarta más poblada del país). Su primer juego fue contra el Palmense y consiguió una victoria por marcador de 2-1. Como dato curioso, el partido fue como visitante y, por las dificultades económicas que atravesaba el incipiente club, los jugadores debieron ir a pie, lo que significaba más de una hora de recorrido y que les sirvió como entrada en calor.  

Pese a ser creado a inicios de la década de los años 30´, fue en 1941 cuando fue registrado en competencias oficiales y, al año siguiente, pudo tener su primer estadio, que estaba ubicado en el área de Venteira, donde estuvieron hasta 1958, cuando se mudaron definitivamente al Estadio José Gomes. 

Durante 37 años, el Estrela compitió en divisiones distritales para finalmente, en 1978, subir a la tercera división. Tras una década de lucha, en 1988 llegó a la primera categoría y en la temporada siguiente ganó la Copa de Portugal en la final contra el Farense con pizarra de 2-0, garantizando así su entrada a la Recopa de Europa. El entrenador en ese momento era Joao Alves, ex jugador del Benfica y quien vistió la camiseta de la selección lusitana en 35 oportunidades.

El curso siguiente comenzó su primer periplo en competencias internacionales. El Neuchâtel Xamax de Suiza fue su rival en la primera fase. El partido de ida en Reboleira quedó empatado 1-1, quedando todo abierto para el duelo de vuelta, que tuvo el mismo resultado. Entonces, la eliminatoria se definió en la tanda de penales, que tuvo al cuadro luso como ganador. En la segunda ronda se enfrentó al RFC Liège de Bélgica, con el que cayó eliminado 2-1 tras haber perdido en la ida por 2-0, siendo el 1-0 en casa insuficiente para el modesto club portugués. 

En los años posteriores, el cuadro tricolor logró mantenerse en la primera división y en la campaña 1997/98, finalizó en la séptima posición bajo la dirección técnica de Fernando Santos, actual seleccionador de Portugal. Esto le valió un lugar en la Copa Intertoto, donde cayó con el Ruch Chorzów en penales en la primera ronda. 

Además de eso, el conjunto de Lisboa era como una especie de trampolín para jugadores y entrenadores. Nombres como Jorge Andrade, Silvestre Varela, Miguel (ex Benfica y Valencia), Abel Xavier, entre otros, hicieron sus primeras armas en el club. Mientras que técnicos como Jesualdo Ferreira, Jorge Jesús y José Mourinho (como asistente técnico de Manuel Fernandes en la 1990/91), también pasaron por los banquillos antes de reparar en instituciones mayores. 

La estabilidad deportiva era una buena noticia para los socios (que llegaron a la cifra máxima de 20 mil). No obstante, el aspecto financiero no iba de la mano. En la 2008/09, terminó en la decimoprimera casilla, pero no pudo mantener la categoría debido a una serie de deudas con jugadores, empleados, cuerpo técnico, fisco, seguridad social, entre otros. Como consecuencia, el club descendió a la tercera división.  

Con Antonio Veloso (padre de Miguel Veloso y gloria del Benfica) como estratega, el Estrela arrancó la temporada 2009/10. Nada mejoró. El entrenador fue despedido en la segunda fecha y aunque venció al Mafra en Copa de Portugal, quedó fuera del torneo por no haber pagado las inscripciones de los jugadores de la federación. Con la imposibilidad de pagar salarios, los empleados realizaron una huelga y el club no tenía la capacidad ni siquiera de pagar el mantenimiento del estadio. 

Y la pesadilla no terminaba. Las deudas pasaban los 11 millones de euros y el Tribunal de Sintra declaró a la institución como insolvente. Incluso, eran tantas las dificultades financieras que la junta directiva no logró inscribir al club en ninguna competencia, teniendo como único resultado la desaparición.

Al año siguiente, un grupo de socios fundaron el Club Deportivo Estrela y en 2012, e inauguraron distintas disciplinas deportivas tales como: tenis de mesa, esgrima, fútbol, entre otros. Para el 2014, ya contaba con 500 socios y hoy en día, el conjunto tricolor hace vida en la tercera división del torneo distrital de Lisboa y tiene como sueño resurgir de entre las cenizas para volver a vivir aquellos momentos que hoy son sólo un recuerdo.

También puedes leer:   Una revolución social, una universidad y un equipo: la historia del Académica de Coimbra de 1969
Tags: , , , ,
Fernando Cámara
Caraqueño (1986), residente en Lisboa. Periodista. Gerente deportivo FIFA/Cies. Durante 7 años escribí de fútbol para Pantalla Deportiva, el diario El Nacional de Venezuela, entre otros. Además de hacer radio en diferentes emisoras. Intenté dirigir un equipo de fútbol sala amateur, pero siempre terminábamos en el tercer tiempo.

Related Article

0 Comments

¿Qué te pareció la nota?

The BreakerLetter

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Wing, el espíritu del fútbol

Mis Marcadores

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: