jueves, 1 octubre, 2020
Banner Top

Las medallas olímpicas en el deporte chileno son escasas, y cada una tiene una gran historia por contar. Desde la primera presea obtenida por el maratonista Plaza, hasta lo conseguido por Massú y González en Atenas 2004. De todos los logros obtenidos, y exceptuando el doble en el tenis, solo uno es en un deporte colectivo; el bronce en fútbol en los JJ.OO. de Sídney. Chile había participado en contadas ocasiones de los Juegos y en su mayoría como invitado. Para Atlanta 1984 salieron segundos del preolímpico y se clasificaron para el evento, siendo la única clasificación en cancha. Lograron pasar a segunda ronda, pero fueron eliminados inmediatamente por la Italia de Zenga y Baresi.

El Preolímpico Sub23 para Sídney 2000 tuvo lugar en Londrina, Brasil. Ahí llegó la escuadra dirigida por Nelson Acosta con 22 jóvenes, con el sueño de clasificar a unos JJ.OO. Chile compartió grupo en primera ronda con Venezuela, Ecuador, Colombia y la siempre candidata, Brasil. La Roja comenzó de gran manera empatando 1-1 con los favoritos y locales. Luego venció consecutivamente a Ecuador y Venezuela. En lo que era el último partido para Chile (que tenía libre la quinta fecha) se enfrentaban a su perseguidor Colombia. Con un empate clasificaban, y una derrota los igualaba en puntos, teniendo los cafeteros que jugar aún con los locales. Colombia goleó 5-1 y podía perder incluso por seis goles y clasificaba a segunda ronda. La delegación chilena ya estaba gestionando el regreso al país e incluso se dice que el técnico chileno ya estaba de vuelta en el país.

 

Chile vs Brasil (Prensafútbol)

 

Colombia saltó a la cancha, cuidando algunos jugadores para la segunda ronda, y ovacionada por el público brasileño luego de la exhibición ante la Roja. Por otro lado, los locales no eran tan queridos por su propia afición a pesar de haber ganado los últimos dos encuentros. Ante eso, el entrenador de la canarinha, Vanderlei Luxemburgo, decidió darlo todo en la última fecha poniendo el mejor equipo. Un joven Ronaldinho Gaúcho comandó a su escuadra a una de las goleadas más impresionantes; 9-0. En el entretiempo iban 5-0, aún faltaban dos goles para que Chile clasificara, pero en el segundo tiempo las cosas se complicaron aún más: a los 9 minutos Fabián Vargas se fue expulsado y luego cayeron los demás goles. Increíblemente, los chilenos clasificaron a segunda ronda y tenían la posibilidad de clasificar a los JJ.OO. Además, el combinado local se ganó a su público.

También puedes leer:   Hassan El Shazly: goles que no se olvidan

Junto con Brasil y Chile, en el otro grupo clasificaron Uruguay y Argentina. Los charrúas venían con campaña perfecta, mientras que la albiceleste había clasificado gracias a anotar un gol más que Perú. Figuras como Cambiasso y Riquelme jugaban en el equipo que entrenaba José Néstor Pékerman. La primera fecha enfrentó a Uruguay y Chile, en donde la Roja aprovechó la segunda oportunidad entregada por Brasil y ganó. Por su parte, los locales vencieron a los dirigidos por Pékerman. En la segunda fecha, Chile y Argentina cambiaron roles; esta vez Riquelme y compañía vencieron a Uruguay y la Roja fue vencida por Brasil. Por lo que en la última fecha argentinos y chilenos definían el boleto a los Juegos Olímpicos: ambos tenían la misma diferencia de gol por lo que el empate no beneficiaba a nadie. Recién en el minuto 86’ Reinaldo Navia marcó el único gol del encuentro, tras un error del Tigre Muñoz, y selló el paso de Chile a Sídney 2000.

 

Gol de Navia contra Argentina (AS Chile)

 

A la hora de realizar la convocatoria para los Juegos Olímpicos, se abre la posibilidad de convocar tres jugadores mayores de 23 años. Los elegidos por Nelson Acosta, evidentemente, fueron parte de la columna vertebral de la selección chilena que llegó a octavos de final de la Copa del Mundo de 1998. En primer lugar, el golero Nelson Tapia, que en ese momento atajaba en Vélez Sarsfield. Para reforzar la defensa sumó al zaguero del Auxerre francés, Pedro Reyes. Finalmente, para la delantera escogió a Iván Zamorano, goleador del Inter de Milán, pero ya en sus últimos años en el viejo continente.

Con la nómina lista, partió Chile rumbo a Australia, en donde compartiría grupo junto a Marruecos, Corea del Sur y España. El debut fue ante el conjunto africano, que a priori era el rival más accesible. Zamorano no tuvo piedad y con un hat-trick, más la anotación del Choro Navia, sellaron el 4-1 para Chile. Por su parte, España goleó a Corea del Sur y ahora se enfrentarían en la próxima fecha en lo que sería el duelo por el primer lugar. Dentro de su plantilla, la Roja europea no tenía figuras de la selección adulta, pero un veinteañero Xavi Hernández hacía sus primeras armas. También estaban jugadores aun jóvenes como Puyol, Capdevila, Marchena, Albelda, Angulo y Tamudo. Ante casi 60.000 espectadores los chilenos vencieron con doblete de Navia y un gran cabezazo del defensor Rafa Olarra. Con seis puntos en el bolsillo, la Roja sudamericana estaba casi clasificada, ya que Corea del Sur venció a Marruecos por un gol y para pasar a Chile, debían golearlo y, además, España golear también a Marruecos. Pero lo sucedido con Colombia en el Preolímpico fue un llamado de atención para no relajarse. De todas maneras, Nelson Acosta cuidó a la máxima figura y lo pagó. Los asiáticos ganaron por la cuenta mínima, pero de igual forma Chile clasificó primero a segunda ronda y España lo escoltó.

También puedes leer:   Soraya, la primera

 

De izquierda a derecha, de pie; Contreras, Reyes Álvarez, Olarra, Maldonado y Tapia, abajo; Navia, Pizarro, Zamorano, Tello y Ormazábal (AS Chile)

 

El rival en cuartos de final fue Nigeria, que venía de clasificar segundo por detrás de Italia. Dentro de sus figuras estaba Garba Lawal de 27 años, que jugaba en el Roda holandés. Antes de los 20 minutos, Pablo Contreras y Zamorano pusieron el marcador en ventaja para Chile. Cuando el primer tiempo se acababa Navia sentenció el partido. El segundo tiempo nuevamente Navia anotó, y Nigeria descontó mediante Victor Agali. El partido finalizó 4-1, y los chilenos estaban a tan solo un partido de meterse en la final. El próximo escollo sería nuevamente una selección africana. Camerún venía de eliminar a Brasil en la prórroga y contaba con grandes figuras en su plantilla de la talla de Lauren -defensor del Arsenal- y Mboma, delantero del Parma, además de jóvenes como Carlos Kameni y Samuel Eto’o.

El comienzo del partido fue impresionante. No habían pasado ni cinco minutos y Chile acumulaba llegadas sobre el arco de Kameni. Pero minutos más tarde Camerún comenzó a avisar e inquietar a la zaga chilena, principalmente con disparos de media distancia. 24’ marcaba el reloj y el Choro Navia queda solo ante el portero, pero se demora en definir y llegan los defensas. La zaga africana sufría mucho con los pelotazos a su espalda, ya que trataba de realizar una línea del offside que no resultaba. Así fue como Pizarro quedó solo frente al portero, pero Kameni se hizo gigante y evitó el gol. Con el cero a cero finalizó el primer tiempo. Sensación agridulce considerando las chances erradas.

Apenas comenzó la segunda parte, Samuel Eto’o estuvo cerca de abrir el marcador. Por su parte, Zamorano no quiso ser menos, y tuvo dos chances acrecentando la figura de Kameni. En el minuto 69’ ya las ocasiones perdidas por Chile comenzaron a parecer extrañas. Otro pelotazo a la espalda de la defensa africana y el Huaso Álvarez centra al área donde había tres jugadores chilenos y solo el portero camerunés. De manera increíble, Claudio Maldonado define apurado y envía el balón afuera. Minutos más tarde, Camerún intenta hacer la línea del offside de pésima manera y el mismo Maldonado quedó solo frente a Kameni con un posible pase al lado para Sebastián González o Zamorano. Tal como todo el partido, el disparo no fue gol.

También puedes leer:   90 de los 90: Javier Sotomayor, el rey de las alturas

Después de errar esa ocasión clara, Bam Bam Zamorano increpa duramente a Maldonado por no dar el pase al jugador que estaba solo. La desesperación crecía en el conjunto chileno. Recién en el minuto 78’ Chile abre la cuenta gracias a un remate de González que Kameni ataja y rebota en un defensor. Gracias a un autogol, por fin fue posible vencer al golero. Córner para los africanos en el 84’ y, casi sin merecerlo, empatan el partido. Teniendo tantas ocasiones malogradas, quedando pocos minutos para el final, la Roja terminó sufriendo. Unos minutos antes de que se cumpliera el tiempo reglamentario Pablo Contreras se barre dentro del área derribando a Mboma y el árbitro no duda en cobrar la pena máxima. Disparo a un lado, golero al otro. Sin quitarle méritos a Camerún, Chile regaló el paso a la final.

 

 

El partido por el tercer y cuarto puesto era a esa altura un trámite, la medalla de bronce no iba a ser un premio de consuelo luego de farrearse entrar en una final Olímpica. Chile finalmente venció a Estados Unidos con dos goles de Zamorano, que se coronó como goleador del certamen. Pero las sensaciones en el momento no fueron las de ganar una medalla Olímpica. Con el tiempo quizás se puede considerar la magnitud del logro, más aún al ver que nunca más Chile logró clasificar a unos Juegos Olímpicos. Si bien durante el desarrollo del campeonato existió la ilusión de llegar a esa final, cabe recordar que la clasificación fue sufrida, por ende, es necesario no quedarse solo con esa semifinal, sino que hay que darle el mérito adecuado.

 

Tags: , , , ,
Matías Cruz
1999. Estudiante de Educación Física, pero escribo desde que tengo memoria. Vivo pensando en el deporte; entrenarlo, estudiarlo, analizarlo y escribirlo. Pero por sobre todo, amante del fútbol chileno y aquí estoy para contarlo.

Related Article

1 Comment

Avatar
liverpool news 06/09/2020 at 22:53

rb leipzig

Leave a Comment

The BreakerLetter

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Wing, el espíritu del fútbol

Mis Marcadores

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Archivo