lunes, 17 junio, 2019
Banner Top

El 17 de junio de 2008 no sería una fecha más en el calendario blaugrana. Ese día, Josep Guardiola fue anunciado como nuevo director técnico del Barcelona Fútbol Club, el resto es historia.


¿Y quién iba a pensar que un entrenador que se estrenaba en la máxima categoría iba a obtener los seis títulos que dispute en su primera temporada?


Antes de su llegada, el Barça era un club sin un claro rumbo. No había conseguido regularidad en su juego y en sus conquistas. Pep llegaba sin experiencia en un vestuario profesional, solo había dirigido en tercera y segunda división a la filial del equipo catalán.


El comienzo de temporada sería jugándose la clasificación a la UEFA Champions League frente a el Wisla Cracovia de Polonia. Un 4-0 a favor en el Camp Nou y una derrota por 1-0 en la vuelta, los depositaría en el Grupo C junto con Sporting de Lisboa, Shakhtar Donetsk y el Basel.


El debut en LaLiga no sería nada bueno, arrancarían con derrota 1-0 ante el Numancia y en el segundo partido empatarían 1-1 contra el Racing de Santander. Después arrasarían con diversas goleadas: 6-1 al Atlético de Madrid, 5-0 al Depor y Almería, 4-0 al Valencia y Sevilla, 4-1 al Málaga y 6-0 al Valladolid.


A fines del 2008, cuatro jugadores del Barcelona aparecieron en la lista de los 30 candidatos a ganar el Balón de Oro. Lionel Messi quedaría en el segundo lugar, detrás de Cristiano Ronaldo; Xavi Hernández finalizaría quinto, Samuel Eto´o obtendría el puesto 17 y Andrés Iniesta finalizaría en el lugar 24.


Días después de este suceso, el equipo de Guardiola derrotaría 2-0 al Real Madrid y conseguiría un récord al alcanzar los 50 puntos en la primera vuelta de LaLiga.


El conjunto blaugrana finalizaría la fase de grupos de la UEFA Champions League en el primer lugar tras conseguir cuatro victorias, un empate y una derrota.
En octavos lo esperaba el Olympique Lyon, pero el equipo francés no sería un obstáculo. La eliminatoria concluiría 6-3 en favor de los de Guardiola.


En cuartos de final se medirían con el Bayern Munich. El encuentro de ida terminaría con victoria para los de Pep por 4-0, y la vuelta en Munich fue un empate 1-1. Klinsmann, entrenador del conjunto alemán, dijo lo siguiente: “he visto al futuro campeón de Europa”.


El partido que marcó un antes y un después fue la victoria por 6-2 ante el Real Madrid en el Santiago Bernabeú, una exhibición futbolística impresionante, que los encaminaría a conseguir el título de Liga que obtendrían ocho días después.

 

 

En la semifinal de la Liga de Campeones se verían las caras con el Chelsea de Inglaterra. El encuentro de ida en el Camp Nou finalizaría 0-0, pero el partido de vuelta en Stamford Bridge sería agónico. Michael Essien abriría la cuenta para los locales a los 9´, pero eso no sería todo. Ya en tiempo de descuento, y faltando sólo segundos para que finalice el match, Andrés Iniesta sorprendería a todos sacando un zapatazo desde afuera del área y colgando la pelota en el ángulo. El empate 1-1 metía al Barcelona en la siguiente fase, producto del gol hecho fuera de casa, y el Estadio Olímpico de Roma los esperaba.


El 13 de mayo disputarían la final de la Copa del Rey ante el Athletic Bilbao. El encuentro terminaría con victoria blaugrana por 4-1 con goles de Yaya Touré, Messi, Bojan y Xavi. Habían alcanzado esta instancia decisiva tras derrotar 2-0 a Benidorm en Dieciséisavos, 5-2 al Atlético de Madrid en Octavos, 3-2 al Espanyol en Cuartos y 3-1 al Mallorca en Semifinales.


En la final de la Champions League tendrían enfrente al Manchester United de Sir Alex Ferguson, pero no sería ningún problema, el Barça se impuso de forma contundente y lo derrotó por 2-0 con goles de Samuel Eto´o y Lionel Messi.

 

https://youtu.be/PxluA6yNkwY
Manchester United 0-2 Barcelona. Final de Champions 2009.


Guardiola conseguía un triplete histórico, convirtiendo al club en el primer conjunto español en lograrlo. Pero eso no sería el final de esta magnífica temporada.


También se proclamarían campeones de la Supercopa de España, tras vencer por 5-1 en el global al Athletic Bilbao, de la Supercopa de Europa, tras derrotar por 1-0 al Shakhtar Donetsk, y a fin de año obtendrían el Mundial de Clubes después de ganarle 2-1 a Estudiantes de La Plata en el tiempo suplementario.
Este suceso se convirtió en un hecho particular porque es el único equipo en la historia en ganar seis títulos en un año.


Y producto de este gran equipo que formó Josep Guardiola, a fines de 2009, Lionel Messi, el as de espada de este Barça, obtuvo el Balón de Oro. Sus compañeros Xavi e Iniesta quedaron en tercer y cuarto lugar respectivamente, por detrás de Cristiano Ronaldo.


Lo más destacable de esta temporada de Guardiola en Barcelona, además del número de victorias, es la manera en las que las ha conseguido. Le dio un sello de identidad a este equipo, y ahí radica el mayor logro del entrenador, que sin duda marcó una época en el club azulgrana.


Ha transformado el juego, y es tanta la influencia de su estilo que muchos entrenadores quieren que sus planteles jueguen como los de Guardiola. Fue un equipo que jugó al fútbol como nadie y elevó el nivel de exigencia del espectador.


La llegada de Pep al Barça supuso una revolución. Logró que la gente crea en su equipo a ciegas, en su cantera, en su identidad, en su potencial y en lo que representa el Barça más allá del mundo de la pelota.

Tags: , , , , , ,
Agustin Commisso
Nací en Argentina pero de argentino tengo muy poco. 20 años y escribiendo mi historia. Que el fútbol sea bien jugado o que no sea nada, aunque siempre me vas a ver en donde esté rodando una pelota. No comprendo la vida y el deporte sin disfrute, porque de alegrarse y divertirse se trata. Contemporáneo de Messi y del Barcelona de Guardiola, ¿qué más se puede pedir? ¿Periodismo? Esto que hacemos nosotros, no lo que ves en la tele.

Related Article

0 Comments

¿Qué te pareció la nota?

A %d blogueros les gusta esto: