sábado, 8 junio, 2019
Banner Top

El 01 de febrero de 2012, Ahmed Fathi fue titular en la caída de Al Ahly ante el Al Masry por la liga egipcia. Fathi venía de ganar tres Copas Africanas de Naciones (CAN) con los Faraones en 2006, 2008 y 2010, y hacía tiempo que era uno de los referentes de su seleccionado.

“Todos los jugadores fuimos brutalmente agredidos”, dijo ya en el vestuario de Port Said un conmovido Fathi. Aquella noche, en un suceso que tuvo más que ver con lo político que con lo futbolístico, murieron 74 hinchas de Al Ahly y hubo mil heridos. Al vestuario pronto empezaron a llegar hinchas a refugiarse.

“Los hinchas de Al Ahly jugaron un papel destacado en la caída de Mubarak porque fueron los primeros en organizar la resistencia en la Plaza Tahrir. Aportaron su experiencia de años de enfrentamientos con la policía en los estadios”, sostiene el catalán Carles Viñas, historiador especializado en grupos radicales ligados al fútbol.

Mubarak fue el presidente caído en la Primavera Árabe y la inacción de las fuerzas del orden, o el hecho que los accesos al estadio estuvieran cerrados, hace pensar que el régimen –en Port Said- quiso saldar cuentas por la participación de los ultras del Al Ahly en las protestas anteriores. Lo ocurrido en Port Said obligó a la suspensión de la liga local y muchos jugadores se quedaron sin actividad en el certamen doméstico. Sin embargo, Fathi decidió seguir en Al Ahly para adjudicarse la Champions –máximo certamen de clubes africa-nos- a fines de 2012.

“Era un problema para mí porque no esta-ba jugando y lo necesitaba”, manifestó Fathi a principios de 2013 cuando pasó a préstamo al Hull City junto a su compañero Gedo para compartir plantel con otro egipcio, Elmohamady. Meses antes, Mohamed Salah había impactado en un amistoso del Sub 23 contra el Basilea quien lo adquirió proveniente del Arab Contractors.

Mientras tanto, de la mano del estadounidense Bob Bradley el seleccionado, ya con Salah como una de sus figuras, se encaminaba hacia el Mundial de Brasil. Pero a fines de 2013, en la serie final por la vuelta a un Mundial tras Italia 1990, Ghana puso fin al sueño egipcio con un global de 7 a 3.

Tras no jugar demasiado en el Hull City, Fathi retomó el nivel en el Umm Salal de Qatar para regresar al Al Ahly con la mejoría de las cosas en el país y la regularización de la Liga. La tragedia de Port Said tuvo un lado positivo si se quiere ya que muchos jugadores comenzaron a salir al extranjero y con esa base (Salah, Hegazy, Elneny, Sobhi y Trezeguet) los Faraones volvieron a clasificar a una CAN tras ausentarse en 2012, 2013 y 2015.

Con Cúper al mando, Egipto fue subcampeón de la CAN 2017 y tras 28 años volverá a estar en un Mundial. Ahmed Fathi, lateral derecho de los Faraones, supo asimilar el golpe de la tragedia de Port Said y dirá presente en Rusia.

 

 

Podrás leer más historias como esta en la The Lines 6

Tags: , , , , , , ,
Juan Pablo Gatti
Me estaba por retirar del periodismo -no iba a ser una gran pérdida la verdad- pero TLB apareció para salvarme la vida. Escritor de corazón, podcastero amateur y contador de historias por vocación. Orgulloso del equipo que supimos formar y deseoso por seguir creciendo en este mundo tan competitivo.

Related Article

0 Comments

¿Qué te pareció la nota?

A %d blogueros les gusta esto: