sábado, 24 octubre, 2020
Banner Top

Luego del subcampeonato en el Mundial del 90´ y las renuncias de Carlos Bilardo y Diego Armando Maradona al seleccionado, Argentina tuvo que buscar un entrenador que pudiera rejuvenecer al plantel y seguir por el camino del triunfo. El elegido fue Alfio Basile. Su ciclo al mando de La Albiceleste estuvo lleno de títulos, pero también de importantes fracasos.

Basile asumió en octubre de 1990 y comenzó a llevar a cabo un importante cambio generacional. Gabriel Batistuta, Diego Latorre, Antonio Mohamed, Leonardo Astrada y Leonardo Rodriguez, entre otros, fueron algunos de los futbolistas que el entrenador nacido en Bahía Blanca hizo debutar con la selección mayor. Además, siguió contando con varios futbolistas que venían de jugar el Mundial de 1986 o el de 1990, como Oscar Ruggeri, Sergio Goycochea o Claudio Caniggia.

El debut de Alfio al frente del seleccionado argentino fue el 19 de febrero de 1991 ante Hungría, en un amistoso disputado en Rosario. El partido terminó con una victoria 2-0 a favor de La Albiceleste gracias a los goles de Darío Franco y Antonio Mohamed. Ese mismo año, en Chile, se disputó la Copa América.

En esta edición, el formato del torneo fue el mismo que el de 1989. Los diez participantes se dividieron en dos zonas de cinco equipos y los dos primeros de cada grupo avanzaron a una fase final del torneo compuesta por cuatro selecciones, que se enfrentaban entre ellas a un partido, siendo el líder de ese grupo el campeón definitivo.

Durante esta Copa América, el equipo de Basile se caracterizó por pregonar un juego ofensivo y que jugaba a los toques. Las grandes figuras del equipo fueron Leonardo Rodriguez, elegido como mejor jugador del torneo, y Gabriel Batistuta, quien fue el máximo goleador. Argentina superó con facilidad la primera fase: le tocó compartir el Grupo A con Chile, Venezuela, Paraguay y Perú, a quienes La Albiceleste superó luego de ganar todos sus encuentros, clasificando a la ronda final junto con Colombia, Brasil y los anfitriones.

También puedes leer:   Mauricio Pochettino y el talento del esfuerzo

En la primera jornada de esa liguilla, Argentina derrotó 3-2 a Brasil en un partido muy disputado y en el que fueron expulsados cinco futbolistas. Claudio Caniggia y Carlos Enrique vieron la roja en La Albiceleste, mientras que Careca, Mazinho y Marcio Santos dejaron la cancha en La Canarinha. Unos días después, el equipo de Basile empató 0-0 ante Chile.

Luego de las victorias de Brasil ante Colombia y Chile, la Argentina se veía obligada a vencer a Los Cafeteros para consagrarse campeón de la Copa América. Rápidamente en el primer tiempo los de Basile abrieron el partido gracias a un cabezazo de Simeone. Unos pocos minutos después, luego de una asistencia de Leo Rodríguez, Batistuta anotó el segundo gol del partido y, sobre el final del partido, Antony de Ávila descontaba pero ya sin tiempo para hacer mucho más, no pudo impedit que el equipo del ´Coco´ ganara el torneo continental después de 32 años.

Tras el título, Alfio continuó el cambio generacional. Hizo debutar en la selección a Fernando Redondo, Alberto ¨El Beto¨ Acosta, Fernando Cáceres, Diego Cagna, entre otros. Además, como campeón de la Copa América, la Argentina debió disputar dos torneos: en 1992, en Riyadh, ganó la Copa Rey Fahd, que luego pasó a llamarse Copa Confederaciones, al derrotar 4-0 a Costa de Marfil en semifinales y 3-1 a Arabia Saudita en la final. Un año después, consiguió la Copa Artemio Franchi, luego de derrotar por penales a Dinamarca, el campeón europeo, en Mar del Plata.

En 1993 Argentina participó en una nueva edición de la Copa América, ya que en aquel entonces el torneo se disputaba cada dos años, y la sede fue en Ecuador. En esta edición hubo un cambio de formato; la primera fase consistía en tres grupos de cuatros equipos y los dos mejores de cada zona más los mejores dos terceros accedían a los cuartos de final, que reemplazó al cuadrangular final.

También puedes leer:   Ricardo Gareca, para bien y para mal

En esta edición, la Albiceleste logró llegar de nuevo a la final del torneo, pero con varias complicaciones. Terminó segundo en su grupo, luego de vencer a Bolivia y empatar con México y Colombia. Luego, en cuartos y semifinales, Sergio Goycochea, como en el Mundial del 90´, volvería a destacarse y permitió que Argentina elimine primero a Brasil y después a los Cafeteros, ambos cotejos definidos desde los once pasos.

Argentina debía enfrentar a México en la gran final en el Estadio Monumental de Guayaquil. El conjunto azteca llegaba al partido definitorio luego de dejar afuera a Perú y a Ecuador y tener un plantel con importantes figuras, como Hugo Sánchez y Jorge Campos. El equipo de Basile arrancó por delante gracias a un fuerte remate al primer palo de Batistuta, pero pocos minutos después Galindo empató de penal para la Tri. Finalmente, luego de una viveza del Cholo Simeone al sacar rapidamente un lateral, el delantero de la Fiorentina le daría el que es hasta ahora el último título a la Selección Argentina.

Luego del campeonato logrado en Ecuador, Argentina debía buscar la clasificación al Mundial de Estados Unidos de 1994, pero aquellas eliminatorias eran muy diferentes a como se juegan en la actualidad. En aquel entonces, se dividieron en dos zonas, una de cinco equipos y otra de cuatro. El líder de cada grupo más el mejor segundo clasificarían directamente a la cita mundial, mientras que el segundo restante debería jugar un repechaje ante un equipo de Oceanía.

A la Albiceleste le tocó compartir el grupo A junto a Colombia, Paraguay y Perú. En la última fecha, el equipo de Basile debía conseguir una victoria ante los Cafeteros en el Monumental para poder clasificar al Mundial. Pero, el equipo de Valderrama goleó 5-0 y la Argentina tuvo que clasificar a Estados Unidos 1994 luego de vencer a Australia en el repechaje intercontinental, con la presencia de Diego Armando Maradona, que no jugaba un partido con la selección desde la Copa Artemio Franchi ante Dinamarca.

También puedes leer:   La Argentina y la tranquilidad de saber que la derrota es parte del camino

En aquel mundial, la Argentina tendría un gran nivel futbolístico en las victoria por 4-0 ante Grecia y 2-1 ante Nigeria, pero luego el doping positivo de Maradona afectaría emocionalmente al equipo. Perdieron 2-0 ante Bulgaria el último partido de la fase de grupos y finalmente quedaron eliminados en los octavos de final, luego de perder 3-2 ante Rumania.

El final de esa década para Argentina no fue tan bueno. Holanda rompió los corazones de 40 millones de argentinos en Francia 1998 y tres salidas consecutivas en los cuartos de final del torneo terminaron de escribir el camino que había comenzado con aires de esperanza, pero esos años, vistos con la perspectiva contemporánea, todavía siguen vigentes, y será así hasta que una nueva camada albiceleste consiga romper el maleficio y levantar otra copa.

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
Tags: , , , , , , ,
Avatar

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

The BreakerLetter

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Wing, el espíritu del fútbol

Mis Marcadores

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Archivo