viernes, 22 enero, 2021
Banner Top

El desarrollo del fútbol japonés fue muy lento. Mientras que en Argentina en 1931 ya se había profesionalizado el fútbol, en Japón se seguían disputando los campeonatos de escuelas secundarias, y el torneo con mayor estatus era la Copa del Emperador. Recién en 1965 Japón formaría su primera liga, la Japan Soccer League, de carácter amateur. Está liga estaba conformada por equipos de importantes compañías, como Toyota o Panasonic, en la que los futbolistas eran los propios trabajadores de la empresa.

A pesar de que tuvo jugadores de gran nivel, como Kunishige Kamamoto o Yasuhito Okudera, la Selección de Japón no era una potencia en el continente asiático, no había logrado nunca clasificarse a un Mundial y recién en 1988 pudo disputar por primera vez la Copa de Asia. En aquel entonces, el mayor logro del combinado nipón fue la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de México 1968.

Durante el inicio de la década de los 90´, Japón vivió una revolución futbolística. En 1991, el país del Sol Naciente dejó el amateurismo con la Japan Soccer League y creó la Japan Professional Football League. La intención de esta asociación fue organizar el primer campeonato profesional del fútbol nipón, que arrancó dos años después.

A partir de esto, varios futbolistas importantes del extranjero llegaron para disputar la primera temporada de la J. League. El argentino Ramón Díaz al Yokohama Marinos, el brasileño Zico al Kashima Antlers, el inglés Gary Lineker al Nagoya Grampus, entre otros. Además, en 1992, la Selección de Japón se consagró campeón de la Copa Asiática en Hiroshima, luego de vencer a Arabia Saudita en la final, consiguiendo su primer título. Aquel plantel tenía importantes figuras como Kazuyoshi Miura, Ruy Ramos y Masashi Nakayama, y era dirigido por el entrenador neerlandés Hans Ooft.

En 1993, el combinado nipón llegaba como uno de los grandes favoritos para poder clasificar al Mundial de Estados Unidos 1994. En aquel entonces, las eliminatorias se dividían en dos fases: en la primera se formaban seis zonas de cinco equipos y los ganadores de cada grupo accedían al hexagonal final, en el que los dos primeros clasificaban al Mundial.

También puedes leer:   Japón, en busca del camino correcto

A Japón le tocó compartir el Grupo F junto a Emiratos Árabes Unidos, Tailandia, Bangladesh y Sri Lanka. Esta zona fue obtenida con facilidad por el seleccionado nipón, luego de ganar siete partidos y empatar en la última fecha. Así, consiguió 15 puntos (ya que en aquel entonces la victoria sumaba dos unidades), 28 goles a favor y tan solo dos en contra. Luego de quedar primera en el grupo, el equipo tuvo que viajar a Doha para disputar el hexagonal final, junto con Arabia Saudita, Irak, Irán y las dos Coreas para ir en busca de una de las dos plazas al Mundial de Estados Unidos 1994.

El camino no empezó bien para el seleccionado nipón; un empate 0-0 ante Arabia Saudita y luego una derrota por 2-1 ante Irán marcaron una tendencia que sería muy difícil remontar. A pesar de este mal inicio, Japón se recuperó y logró dos importantes victorias al hilo, primero con una goleada por 3-0 a Corea del Norte con un doblete de Kazu Miura y un gol de Masashi Nakayama, y después venciendo por la mínima a Corea del Sur gracias a una anotación de King Kazu.

Luego de esos dos triunfos seguidos, Japón llegaría a la última fecha del torneo como el gran favorito a clasificar al Mundial. Se encontraba en el primer puesto con cinco unidades y una diferencia de gol de +3, con un punto de ventaja sobre Corea del Sur, que se ubicaba en el tercer lugar con una diferencia de gol de +1.

Finalmente llegó el día que soñaban los japoneses. El 28 de octubre de 1993, el combinado nipón enfrentaba a Irak en busca de un triunfo que asegurara su primera clasificación a la cita mundial. En simultáneo, los nipones tenían un ojo puesto en los otros dos encuentros que se jugaban al mismo tiempo: Arabia Saudita vs Irán y Corea del Sur vs Corea del Norte.

El encuentro comenzó muy bien para los japoneses. A los cinco minutos del primer tiempo, Kazuyoshi Miura estrenaba el marcador y ponía arriba al seleccionado nipón. El primer tiempo finalizó con Japón venciendo 1-0 a Irak, mientras que Arabia Saudita derrotaba 2-1 a Irán y el clásico coreano se encontraba igualado 0-0. Con estos resultados, el equipo de Hans Ooft tenía un lugar asegurado en el Mundial.

Comenzando el segundo tiempo, Irak puso el 1-1 parcial y Corea del Sur se encontraba derrotando 2-0 a Corea del Norte. Estos resultados dejaban a Japón sin una plaza en el Mundial y en su reemplazo irían los surcoreanos debido a la diferencia de gol. Pero, rápidamente, el seleccionado nipón volvía a subir el marcador gracias a un gol de Masashi Nakayama.

También puedes leer:   Córdoba, Calero, Mondragón: una trilogía atípica y contemporánea

Cuando todo parecía indicar que Japón lograría clasificarse, sucedió lo inesperado. Mientras Corea del Sur ya había derrotado por 3-0 a sus pares del norte, los nipones se encontraban en tiempo de descuento ante los iraquíes. Un centro desde la banda derecha encontró la cabeza de Jaffar Omran Salman, que anotó el gol del empate y dejó a los Samuráis sin boleto a Estados Unidos.

Esta eliminación fue muy dura para el fútbol japonés. Los nipones recuerdan este hecho como ¨La Agonía de Doha¨ o ¨La Tragedia de Doha¨, mientras que los surcoreanos lo recuerdan como ¨El Milagro de Doha¨, ya que a aquel partido llegaban con muy pocas esperanzas de clasificar al Mundial. La frase ¨Recuerden Doha¨ sigue siendo utilizada por los hinchas japoneses y sirvió como inspiración para las siguientes generaciones a fin de que nunca vuelva a ocurrir, y fue muy influyente para el crecimiento posterior del fútbol del país del Sol Naciente.

Inmediatamente después de aquel suceso, la Asociación del Fútbol de Japón decidió despedir a Ooft y reemplazarlo por el brasileño Paulo Falcao, el ex delantero de la Canarinha y la Roma.

El suceso llegó incluso hasta los animés japoneses. En Uchuu Kyoudai o Space Brothers, Mutta Nanba, uno de los protagonistas de la serie, nace el mismo día de La Tragedia de Doha. En el primer capítulo de la serie Goleadores o Goal FH, Rei, uno de los personajes principales, se encuentra mirando el partido desde Brasil, y luego del empate promete que llevará a Japón al Mundial de Francia 1998. La más conocida es en Supercampeones J, en el que los nipones clasifican al Mundial 98 tras derrotar 3-2 a Irak con un gol de Oliver Atom en el último minuto.

El seleccionado nipón, para poder clasificar por primera vez a un Mundial, tuvo que esperar cuatro años más. Lo logró el 16 de noviembre de 1997, cuando el equipo, ya dirigido por Takeshi Okada, derrotó por 3-2 a Irán en tiempo extra. Finalmente, en aquel Mundial de 1998 Japón quedó afuera en fase de grupos. Solo dos futbolistas jugaron en Francia y fueron parte del plantel que empató ante Irak en Doha. Estos fueron el delantero Masashi Nakayama y el defensor Masami Ihara.

También puedes leer:   Blaine McKenna, un tipo diferente

27 años después de aquel momento, Japón es una de las mayores potencias futbolísticas en el continente asiático. Cuentan en su palmarés con cuatro Copas Asiáticas, siendo el seleccionado con más títulos en esta competición. Desde su debut en 1998, los nipones no faltaron a ningún Mundial, y sus clubes son siempre candidatos a consagrarse campeones en la AFC Champions League. Además, cuenta con varios futbolistas que se encuentran en las grandes ligas de Europa e incluso en 2020, por primera vez en su historia, hizo una convocatoria en la que todos los jugadores formaban parte de clubes del viejo continente.

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
(Visited 22 times, 5 visits today)
Tags: , , , , ,
Avatar

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

The BreakerLetter

Archivos

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Mis Marcadores