miércoles, 28 octubre, 2020
Banner Top

En 1994 el mundo distaba un poco de lo que es hoy en día. La lista de Schindler se llevaba el Óscar a mejor película, I´ll make love to you de los Boyz II Men triunfaba en las listas de éxitos… y el Deportivo de la Coruña estuvo a punto de ganar su primera Liga.

Como bien decía, las cosas no eran iguales hace 26 años. Por muy lejano que parezca el sistema de dos puntos por victoria, aún se utilizaba por aquel entonces. Y en cinco lustros podemos ver como un equipo puede pasar de rozar la gloria y alcanzarla años más tarde a caer al barro como ha hecho este año. Eran otros tiempos, y era otro fútbol también.

Ascendidos a Primera en 1991, tras años siendo un equipo “ascensor”, el Dépor consiguió consolidarse y crear una plantilla de mucho nivel. En la 1991/92 se salvó en la promoción, en la 92/93 finalizaron terceros, y para la 93/94 ya sólo les quedaba soñar con cotas mayores. Había un grupo extraordinario que invitaba al optimismo: Liaño, Fran, Bebeto, Mauro Silva, Djukic…, y todos ellos liderados por el gran Arsenio Iglesias.

Esa temporada 93/94 fue la de la consagración en la élite. Sin ninguna presión, el equipo coruñés vio como las jornadas avanzaban y los resultados acompañaban. Un conjunto bien armado y sólido, que solo cedió los 3 puntos en Riazor contra la Real Sociedad y que consiguió liderar 25 de las 38 jornadas. Todo parecía perfecto, con Bebeto anotando 16 goles y Liaño como Zamora indiscutible. De hecho, el portero consiguió en cierta medida que el Depor encajase la menor cantidad de goles en una temporada: 18.

Con el paso de las jornadas se iba viendo que la lucha por el título se decidiría en la última fecha. Barça y Depor mantenían una lucha encarnizada y no dieron el brazo a torcer en ningún momento, dejándolo a todo o nada el 15 de mayo de 1994. El Sevilla viajaba a Barcelona, mientras que Riazor recibía al Valencia. Dos partidos que decidieron aquel torneo, pero el foco histórico siempre estará en A Coruña.

Los gallegos debían igualar o mejorar lo que hiciese el Barcelona para ser campeones, por lo que una victoria les servía. Dependían de ellos mismos. Conscientes de que el Barcelona ya iba ganando en el Camp Nou, los nervios asaltaban a los aficionados y a los propios jugadores, que sabían que necesitaban un gol para cantar el alirón. Toda esa angustia parecía romperse cuando López Nieto decretaba penalti a favor de los locales en el último minuto.

Desde los 11 metros se iba a decidir esa apasionante Liga. Y es que no podía ser de otra manera tras la disputa por llevársela que con sufrimiento y suspense. Las circunstancias de partido hicieron que el lanzador habitual, Donato, no estuviese en el campo. Miroslav Djukic, que ya había anotado así en el Vicente Calderón, tomó la responsabilidad. El disparo fue atrapado por José Luis González, celebrándolo como una victoria, mientras la afición del Depor rompía en lágrimas al ver pasar una oportunidad de oro de levantar su primer campeonato.

Fernando Giner, futbolista de aquel Valencia, confirmó en 2008 que recibieron primas por parte del Barcelona para darlo todo en ese partido pese a no estar jugándose nada. Los mimbres del Superdépor brotaron ese año y florecieron del todo con la Copa de la 94/95 y la Liga de la 99/00. Una gran campaña que quedó marcada como La del penalti de Djukic, y que no hace justicia al gran año del zaguero serbio. 11 metros, la distancia entre el éxito y la desolación.

  • ¡Hola! Esperamos que hayas disfrutado del artículo. Antes de que te vayas queremos recordarte que estamos preparando cosas grandes, pero necesitamos la ayuda de nuestros lectores para hacerlas realidad. Por eso, si te gusta lo que hacemos en The Line Breaker, abrimos un canal para que consideres invitarnos a un café y así ayudarnos a mantenernos en pie.
También puedes leer:   Málaga CF: de pelear la Champions a la bancarrota
Tags: , , , ,
Avatar
2001. Iba para geógrafo, luego para político y me tuve que conformar con el fútbol. Amante del fútbol exótico y que trasciende más allá de dar patadas a un balón.

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

The BreakerLetter

¡Ya salió la The Lines 13!

Consíguela haciendo clic aquí

Wing, el espíritu del fútbol

Mis Marcadores

Nuestras Redes

INSTAGRAM

Archivo